Cambios en la mujer en el segundo mes de embarazo

Cambios en la mujer en el segundo mes de embarazo
comparte

El segundo mes de embarazo va de la semana 7 a la 10. En estas semanas los síntomas de embarazo se hacen más intensos y notorios. Además, es el momento de hacer una primera visita al médico para que te mande los análisis del primer trimestre y te haga una primera ecografía que confirme que todo va bien.

En la séptima semana de embarazo se desarrolla el tapón mucoso que sellará el cuello del útero para evitar que entren bacterias y otros patógenos al interior del mismo. 

Los síntomas de embarazo se acentúan a partir de esta semana, probablemente causados por el aumento de la hormona gonadotropina coriónica, la que se piensa que causa las náuseas. Si tienes muchas náuseas, tienes que cuidar tu alimentación, aunque también puedes consultar al médico si son tan intensas que te pasa el día vomitando, ya que hay medicación que puedes tomar.

También es posible que notes más mareos, causados por una baja en la tensión arterial. Los dolores en la parte baja del vientre pueden continuar, aunque a partir de esta semana suelen ir pasándose. Si te da un dolor muy fuerte acompañado de sangrado abundante, debes acudir al médico de inmediato. No obstante, es normal tener manchados leves por los cambios hormonales y la mayor irrigación de sangre al útero que no deben preocuparnos.

Otro síntoma que se hace más patente a partir de esta semana son las ganas de orinar, sobre todo por la noche. El tener que despertarte más a menudo y las preocupaciones propias de esta semana pueden hacer que te sientas más cansada e irritable. Procura estar tranquila y dormir lo mejor posible. 

En la semana ocho los senos crecen más y la aréola se vuelve más oscura. Puede que comiences a notar en la misma unos pequeños bultitos conocidos como tubérculos de Montgomery. No deben preocuparte, son algo normal.

También notarás cómo tu cintura comienza a ensancharse y ya no te caben algunas prendas más ajustadas. Aunque aún no has ganado mucho peso, incluso puede que hayas adelgazado algo si vomitas mucho, tú ya notarás cómo tu vientre se abomba ligeramente. 

En la semana nueve es posible que comiencen a aparecer otras molestias estomacales como la acidez o el estreñimiento. También puedes sentirte más hinchada y con gases debido al aumento de la hormona relaxina, que hace que las digestiones se vuelvan más lentas. Por eso es importante cuidar mucho nuestra alimentación e incluir alimentos con fibra, así como beber mucha agua. 

Otro cambio que puedes notar en este segundo mes en el aumento del flujo vaginal a causa del aumento hormonal. Mientras no te pique ni huele mal, no debe preocuparte. Procura cambiarte a menudo la ropa interior y usarla de fibras naturales y transpirables para evitar infecciones. 

Los cambios humor se vuelven más bruscos y es normal sentirse o bien eufórico o bien aterrorizado ante la idea de ser madre.

En la semana 10 tu útero tiene ya el tamaño de una naranja, aunque apenas se note todavía. La placenta comienza a producir progesterona y es posible que te salgan algunas espinillas o te aumente el vello corporal, aunque muchas mujeres también notan que este crece menos y más lentamente. 

También es normal que sientas más hambre, puesto que tu cuerpo está trabajando a mil por hora. Puedes aumentar el consumo calórico en unas 300 calorías, pero siempre que sean de alimentos sanos ricos en nutrientes. 

Primera visita al médico

En este segundo mes de embarazo debes hacer tu primera visita al ginecólogo para que te dé el volante para hacerte los primeros análisis, que incluyen un análisis de sangre y otro de orina.

En el análisis de sangre se comprueban los valores de los glóbulos rojos, los glóbulos blancos, las plaquetas, la hemoglobina y el hematocrito para controlar si hay neutrofilia o algún otro trastorno como anemia. También se realiza el Test de Coombs para comprobar si se han formado anticuerpos anti-Rh positivo por una incompatibilidad sanguínea materno-fetal y se realizan serologías para determinar hepatitis B, toxoplasma, rubéola, VIH, etc.

En la prueba de orina, se examina la presencia y cantidad de ciertas proteínas o determinadas bacterias que indicarían infección urinaria, carencia de azúcar u otras complicaciones. En concreto, se controla la glucosuria, proteinuria, bacteriuria, leucocituria y/o nitritos y hematuria.

También es posible que te realicen una primera ecografía en la que ya podrá verse el latido fetal y comprobar si el feto es único o no y está correctamente colocado. 

¿Cómo cuidarse?

- Continúa tomando ácido fólico y yodo o vitaminas prenatales más completas si te lo ha indicado el médico.

- No hace falta que cambies tu vida, aunque sí deberás tener cuidado con actividades que puedan ser peligrosas o causar daño al feto o a ti.

- Cuida tu alimentación. Si tienes náuseas, procura comer algo antes de levantarte de la cama y tener a mano frutos secos o un limón para cuando sientas las ganas de vomitar. El jengibre también puede ayudarte. Recuerda consumir alimentos con fibra y agua para evitar el estreñimiento.

- Haz ejercicio con regularidad, pero también con calma. En estas primeras semanas lo mejor es caminar, nadar, pilates o yoga. 

- Siempre que tu médico no te diga lo contrario, puedes mantener relaciones sexuales sin problema. 

- Procura descansar y dormir bien ya que seguro que estas primeras semanas te notas más cansada y con más sueño.

- Estate tranquila y no te preocupes por abortos u otras complicaciones. Seguro que todo va bien.

- Aún es pronto para preparar las cosas del bebé, pero sí es bueno que busques información fiable y libros para estar bien preparada para todo lo que te espera en el embarazo y el parto.

- Disfruta lo más posible este segundo mes de embarazo. 

¿Se siente algo en el primer mes de embarazo?

¿Se siente algo en el primer mes de embarazo?

El primer mes de embarazo va desde la segunda semana de gestación hasta la sexta, más o menos. En estas semanas es probable que notes una serie de síntomas y molestias diferentes, que nunca habías experimentado antes, y que harán que te decidas a realizarte una prueba de embarazo para confirmar o no si estás embarazada.

 

 


Fuente:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×