¿Una embarazada puede acostarse boca abajo?

¿Una embarazada puede acostarse boca abajo?
comparte

Al principio de la etapa gestacional la mujer embarazada puede dormir como quiera, incluso boca abajo, porque el bebé está totalmente protegido. En cambio, a medida que se vaya desarrollando el feto, dormir en esta postura va a resultar en la mayoría de los casos imposible y podría afectar a la salud de ambos, por lo que conviene evitarla.

Tanto si estás embarazada como si no, siempre el hecho de dormir boca abajo ha creado controversia por si es adecuado o no. Lo cierto es que nos exige mantener el cuello girado para poder respirar durante toda la noche y, por lo tanto, la curvatura cervical se ve modificada de forma antinatural. Lo mismo que sucede con la curvatura lumbar, derivando en afecciones y dolores musculares en el cuello y en la espalda.


Del mismo modo, esta postura puede ejercer presión de nuestro propio peso contra la caja torácica. Es decir, nos dificulta la respiración y obligatoriamente hay que realizar un sobreesfuerzo para conseguir respirar de la forma adecuada.


En el caso de las embarazadas es esencial saber que para ellas elegir su postura para dormir depende de su adaptación a las nuevas formas que adopta en cada período de la gestación, no es según su gusto.


Sin embargo, la postura de dormir boca abajo está contraindicada porque aparte de ser incómoda, en el último trimestre ejerce presión sobre la barriga. Al igual que dormir boca arriba reduce el flujo sanguíneo hacia el feto y añade presión extra a la espalda y los intestinos. Esto ocurre porque todo el peso del útero en dicha posición recae sobre la vena cava inferior, la encargada de transportar la sangre desde las extremidades inferiores al corazón. Si esta vena se comprime con frecuencia, la embarazada sufriría mareos y problemas respiratorios y digestivos, lo que se conoce como síndrome de hipotensión supina.

¿Una embarazada puede recibir masajes?

¿Una embarazada puede recibir masajes?

El nivel de hormonas de una embarazada termina haciendo que su estado anímico se vea alterado, además de que cuando su cuerpo sufra cambios también experimenta dolores, por lo que un masaje podría ayudarle. Te contamos qué tipos de masaje son buenos para las futuras madres.


La postura más recomendada es sin duda de lado porque mantiene al útero alejado de la vena cava inferior y contribuye a que la sangre circule fácilmente. Los médicos, además, inciden en que es mejor acostarse sobre el lado izquierdo porque así se impide que el peso del útero recaiga sobre el hígado.  


Asimismo, un estudio llevado a cabo por un equipo de matronas del Hospital Virgen de la luz (Cuenca), confirmó que más de un 86% de las embarazadas españolas sufrió problemas a la hora de dormir desde el inicio de la nueva etapa. Esto se debe principalmente a que existen muchos factores que provocan que las mujeres duerman mal, como los cambios hormonales, calambres en las piernas, estrés, aumento de peso o las ganas frecuentes de hacer pipí.


Para evitarlo, sigue los siguientes consejos:


- Utiliza sólo tu cama para dormir.


- Intenta crear una rutina de ir a la cama y levantarte a la misma hora.


- Toma la mayor parte de líquidos más temprano y redúcelos a la hora de ir a dormir.


- Si el embarazo te provoca estrés, practica ejercicios de respiración o meditación para conseguir relajarte.


- También es aconsejable que, a medida que avanza el estado de embarazo, se utilice una almohada para descansar mejor. Para ello, tienes que poner una entre las piernas –con las rodillas dobladas–, debajo de la barriga y en la espalda.


Dormir en el embarazo es muy importante para la salud de la madre y el feto. Se ha demostrado que dormir menos de seis horas por la noche al principio del embarazo está relacionado con una alta presión arterial y sufrir un mayor riesgo de preeclampsia. Así que procura descansar adecuadamente durante los 9 meses, que quizá luego tu bebé no te deje hacerlo.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar