Tupler: una técnica para la diástasis abdominal

Tupler: una técnica para la diástasis abdominal
comparte

La separación de los rectos abdominales es común después de un estiramiento abdominal como el que se da en el embarazo. La Técnica Tupler constituye una serie de ejercicios que combinan respiración, fortalecimiento muscular y técnica postural para ayudar a unir y fortalecer los músculos abdominales de manera segura.

Como os explicábamos en este artículo, en ocasiones, los dos músculos rectos que conforman la pared abdominal se separan como consecuencia de un estiramiento -como puede ser el embarazo- de la estructura fibrosa -la línea alba- que los une por el centro, desde el final del pecho hasta el pubis.

Esta separación de los dos músculos abdominales se llama diástasis abdominal y es bastante común entre las mujeres embarazadas, especialmente a partir del tercer trimestre o del parto. La complicación de esta separación reside en que aumenta el riesgo de hernia abdominal, sobre todo en momentos de esfuerzo.

Entre las diferentes técnicas y procedimientos que podemos llevar a cabo en caso de diástasis abdominal, hoy vamos a centrarnos en una: la Técnica Tupler.

¿En qué consiste?

Se conoce como Técnica Tupler a un conjunto de ejercicios de rehabilitación creados por la estadounidense Julie Tupler. Y es que, ante el mayor riesgo de hernia abdominal, no todos los ejercicios son seguros en caso de diástasis. Por ejemplo, ejercicios como los abdominales están contraindicados.

No te puedes perder ...

¿Cómo se desarrolla el cerebro del feto?

¿Cómo se desarrolla el cerebro del feto?

A partir de los 18 días, el cerebro comienza a desarrollarse, formando las células nerviosas que más adelante darán lugar a las neuronas. Durante este proceso, el feto produce más células neuronales de las que necesitará al nacer, muchas de las cuales morirán si no son estimuladas. Por eso, cantarle, hablarle y ponerle música es esencial para ayudarle a potenciar su inteligencia. También su correcto desarrollo depende de la nutrición de la madre durante el embarazo, así que presta atención a tu alimentación durante estos 9 meses, beneficiarás al cerebro de tu pequeño

En cambio, los ejercicios que propone la Técnica Tupler consisten en ejercicios hipopresivos. Es decir, técnicas de postura, respiración y contracción y elevación de los músculos que son seguros en casos de diástasis y fortalecen el cinturón abdominal.

Estos ejercicios deben ser supervisados y explicados por un profesional en rehabilitación, para evitar que, al realizar algún movimiento de la manera incorrecta, aumentes el riesgo de hernia. Para que os hagáis una idea del tipo de ejercicios que conforman la Técnica Tupler, os explicamos un ejemplo:

Ombligo hacia columna

Para este ejercicio debes imaginar que tu ombligo se encuentra unido con tu columna vertebral por un muelle invisible. Sentada -con la espalda y las piernas apoyadas- coge aire y llévatelo a la barriga, dejando que esta se expanda. Al exhalar, comprime ese muelle invisible para llevar tu ombligo hacia la columna, como si quisieras que se tocaran. Aguanta la contracción mientras coges aire y lo exhalas y vuelve a relajar el abdomen con otra inhalación abdominal.

Con cada contracción/exhalación, además de llevar el ombligo a la columna, debes pensar también en contraer los músculos laterales, sintiendo cómo comprimes las costillas y un cinturón imaginario a la altura de tu ombligo.

Este es un ejercicio que puedes repetir de 10 a 20 veces durante el día. Al dar el pecho o el biberón, por ejemplo, puede ser un buen momento para aprovechar y hacer este ejercicio que combina contracción y fortalecimiento de los músculos, respiración y buena técnica postural.


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora del color de ojos del bebé según la genética que arroja como resultado la probabilidad de tener uno u otro color en función del color de ojos de los padres.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>