¿Qué pasa si estoy embarazada y tengo clamidia?

¿Qué pasa si estoy embarazada y tengo clamidia?
comparte

La clamidia es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) muy común, causada por la bacteria Chlamydia trachomatis. Las mujeres pueden contraer clamidia en el cuello del útero, el recto o la garganta y, si se contagian durante el embarazo y pasa al bebé, puede tener graves consecuencias como parto prematuro, bajo peso al nacer, conjuntivitis o neumonía si se contagia al pasar por el canal del parto, etc. Por eso, es importante tener cuidado durante el embarazo.

Una mujer embarazada tiene las mismas posibilidades de contagiarse de una ETS que cualquier otra mujer que mantenga relaciones sexuales. Respecto a la clamidia, es una de las ETS más habituales, causada por la bacteria Chlamydia trachomatis que puede encontrarse en el cuello del útero, el recto o la garganta, dependiendo del tipo de relaciones sexuales que se practiquen.


Esta enfermedad no siempre presenta síntomas, por lo que es necesario realizar una serie de análisis durante la gestación para comprobar si la mujer se ha infectado o no con clamidia, especialmente en mujeres en riesgo. En los casos que aparecen síntomas, los más habituales son:


- Flujo vaginal anormal

- Sensación de ardor al hacer pis

- Sangrado vaginal

- Dispareunia o dolor al mantener relaciones sexuales


Tanto antes como después del embarazo, la clamidia puede desplazarse por el cuello uterino e infectar el útero o las trompas de Falopio, causando enfermedad pélvica inflamatoria. Esta enfermedad, más habitual en mujeres que no son tratadas de clamidia, puede causar daños permanentes en las trompas de Falopio e infertilidad. Por eso es importante tratar cuanto antes la clamidia.

No te puedes perder ...

Estoy embarazada y muy nerviosa ¿eso es malo?

Estoy embarazada y muy nerviosa ¿eso es malo?

Hasta ahora muchos de nosotros ya sabíamos que, si la mujer embarazada bebe alcohol o fuma, puede afectar negativamente a la salud del bebé que lleva en su vientre. Pero hoy en día, gracias a las últimas investigaciones, se sabe que la forma en que el bebé se desarrolla en la matriz depende mucho no solo de lo que su madre consuma, sino también del estado emocional que presenta durante el embarazo. Si te sientes desbordada o pasas un mal momento personal te preocupará sobremanera cómo puede afectar tu situación nerviosa y tu ansiedad al pequeño que tienes en tu interior. Lo peor es que además esto intensifica el estrés.
 


Consecuencias para el bebé


Si la infección por clamidia traspasa la placenta puede causar una serie de complicaciones graves, como parto prematuro, bajo peso del bebé al nacer, rotura prematura de las membranas o infección del líquido amniótico.


Asimismo, una infección de clamidia no tratada hace que seas más susceptible al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y a otras enfermedades de transmisión sexual, y eleva el riesgo de padecer una infección uterina después del parto.


También es posible que el bebé se infecte de clamidia al pasar por el canal del parto si la bacteria está activa durante el parto. En ese caso, podría desarrollar neumonía una semanas después de nacer o conjuntivitis (ten en cuenta que crema oftálmica que le ponen a tu bebé en los ojos al nacer previene la conjuntivitis por gonorrea, pero no la causada por la clamidia). Enfermedades que a priori no son graves si se tratan y detectan a tiempo, pero que pueden tener consecuencias fatales si no es así.


¿Se puede tratar la clamidia en el embarazo?


Se puede y se debe tratar cuando antes para evitar complicaciones en el embarazo y el bebé. Lo habitual es recetar antibióticos para acabar con la bacteria. También puede ser necesario administrar antibióticos al bebé para evitar que desarrolle neumonía unas semanas después.


El tratamiento puede ser un antibiótico que se toma en una sola dosis o uno que tengas que tomar durante una semana. Asegúrate de hacerlo en la dosis adecuada prescrita por tu médico.


Una vez hayas acabado, te realizarán una nueva prueba para ver si ya estás libre de clamidia.


Además, se aconseja asegurarse de que tu pareja no presenta ninguna ETS si vas a mantener relaciones sin protección en el embarazo o, si no, usar preservativos, el único anticonceptivo que protege frente a las infecciones de transmisión sexual. Y usar un protector dental si practicas sexo oral, para reducir el riesgo de contraer clamidia u otras enfermedades de este tipo.  


Tampoco debes mantener relaciones hasta que estéis seguros de que la infección se ha curado del todo. 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora del color de los ojos de los bebés que arroja como resultado la probabilidad de tener uno u otro color en función del color de ojos de los padres.


Fecha de actualización: 26-01-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>