×
  • Buscar
Publicidad

¿Puede una embarazada tomar loratadina?

¿Puede una embarazada tomar loratadina?

La loratadina es un antihistamínico de los más comunes, usado sobre todo para tratar la alergia al polen o rinitis estacional. ¿Se puede usar durante la gestación o tiene efectos peligrosos sobre el feto?

Publicidad

La loratadina es un medicamente antihistamínico muy usado. Sirve para tratar cualquier reacción alérgica, tanto de la piel como conjuntivitis alérgica o rinitis estacional. Por eso, es muy probable que alguna vez te la hayan recetado y la hayas tomado. No obstante, durante el embarazo no se debe tomar.

 

Aunque los estudios realizados de este medicamento sobre animales no muestran efectos adversos en el feto, no se aconseja tomarlo a no ser que un médico lo prescriba ya que es un fármaco que se engloba dentro de la categoría B según la clasificación de medicamentos para embarazadas de la FDA (la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos).

 

Esto implica que no existen evidencias de riesgo en la especie humana, que los estudios en animales no han demostrado efectos perjudiciales en feto, pero que no hay ensayos clínicos adecuados en mujeres embarazadas, por lo que es mejor no usarlo en estos meses.

 

No te puedes perder ...

¿Puede una embarazada tomar loratadina?

¿Puede una embarazada tomar loratadina?

La loratadina es un antihistamínico de los más comunes, usado sobre todo para tratar la alergia al polen o rinitis estacional. ¿Se puede usar durante la gestación o tiene efectos peligrosos sobre el feto?

Y tambien:

Tampoco se aconseja tomarlo durante la lactancia ya que sus principios activos se excretan en la leche y, además, puede inhibir la lactancia materna.


Por lo tanto, si estás embarazada y sufres alergia lo mejor es que no te automediques y consultes a tu médico qué fármacos puedes tomar. Existen diversos antihistamínicos que se pueden tomar durante estos meses si los síntomas de la alergia son muy fuertes. No obstante, lo mejor es evitar la exposición a los alérgenos para que no se produzca una reacción alérgica. Si tienes alergia al polvo, que limpie otro. Si tienes rinitis estacional, usa mascarilla y evita los espacios al aire libre durante la floración. Si tienes alergia a algún alimento, no lo consumas.

 

Mi bebé puja mucho y no para de llorar. ¿qué hago?

 

Esto suele pasar si la barriga del bebé está muy hinchada ya que la presión de su interior es demasiada. Esto no suele ser debido a estreñimiento, ya que la caca no suele ser dura, si la caca es dura la solución puede ser cambiar de leche de fórmula por una antiestreñimiento (pero estos casos no se dan con mucha frecuencia). Se debe vigilar la alimentación del pequeño para evitar estos problemas.

 

Esto normalmente pasa porque al pasar las semanas el ano del bebé coge más fuerza, entonces si el bebé no se relaja llega un momento que no la deja salir. Como abrir y cerrar el esfínter es una habilidad nueva, puede costarle varias semanas aprender a dominarla, en estas semanas son en las que realizará pujos constantemente pero no será capaz de vaciar.

 

Esto se arreglará cuando empiece a aprender a abrir el esfínter a la vez que empujar. Pero mientras no ocurre la presión en el vientre será tan alta que estará causando un dolor insoportable acompañado de un llanto que no se puede consolar.

 

Para aliviar el dolor del pequeño lo ideal es abrir el ano para que vacíe y reduzca presión. Una de las formas recomendadas por los pediatras es el microenema de glicerina (es una mezcla entre sonda rectal y supositorio de glicerina líquida). Esto es mejor que cualquier opción casera que te puedas encontrar.

 

Antes de usar este microenema de glicerina líquida hay que tener en cuenta:

 

-sólo se debe usar cuando exista una crisis de llanto insostenible, este llorando mucho (de manera inconsolable) y esté pujando mucho.

-no se debe poner sin importar cuando haya hecho caca antes. Si no ha realizado caca en 15 días y no puja acompañado de lloros inconsolables, este no es el método.

-para ponerle el microenema de glicerina al pequeño, se introduce la cánula por el ano, se presiona el microenema para que entre la glicerina y así se lubrique y acompañaremos de un movimiento circular con la sonda dentro del ano para que se relaje y se abra. Esto se realizará hasta que el bebé expulse gas y caca suficiente para que el llanto del bebé ceda y se seguirá un poco más.

-en cuanto se termine el uso del microenema de glicerina se debe ofrecer leche al pequeño ya que en muchos casos el bebé tenía hambre, pero no podía comer a causa del dolor. Si no le dejas comer tras esto es muy probable que después lo haga con ansiedad, trague más gases y se tenga que volver a empezar desde el principio.

-por mucho que puje, si no lora no está recomendado el uso del enema.

 

Para evitar que el bebé puje, lo mejor que se puede hacer es no tumbar al bebé justo después de comer, esto puede causar problemas digestivos y cólicos.

Foto: Diseñado por Freepik


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.