×
  • Buscar
Publicidad

La ingesta de vitamina B9 en el embarazo sigue siendo insuficiente

La ingesta de vitamina B9 en el embarazo sigue siendo insuficiente

A pesar de que desde hace años se sabe que es fundamental tomar suplementos de vitamina B9 o ácido fólico antes y durante la gestación para evitar el desarrollo de defectos del tubo neural, entre otros, en el feto, todavía hay muchas mujeres que no toman la cantidad mínima diaria de esta vitamina.

Publicidad

Indice

 

La toma de ácido fólico (vitamina B9) en el embarazo

Según un reciente estudio el 75% de las mujeres francesas en edad fértil consume menos de la cantidad diaria recomendada de vitamina B9 y un 7% está en deficiencia. Y eso que sus datos son mucho mejores que los de los países anglosajones, donde la incidencia de enfermedades relacionadas con un consumo insuficiente de ácido fólico (como espina bífida o anencefalia) es cuatro veces superior a la de Francia. En Estados Unidos, por ejemplo, cada año nacen cerca de 1.200 bebés con anencefalia y unos 1.500 con espina bífida.

A pesar que desde hace unos 15 años se recomienda tomar ácido fólico en las 4 semanas previas a la concepción y durante todo el embarazo, en Francia, por ejemplo, solo 1 de cada 4 mujeres lo toma. Y algo parecido pasa en el resto de países europeos ya que los resultados de un estudio publicado el año pasado en el British Medical Journal (BMJ), confirma que cada año son unos 5.000 los embarazos afectados por defectos del tubo neural en toda Europa, dato que no ha variado nada en los últimos 20 años, por lo que algo está fallando.

No te puedes perder ...

La importancia de la vitamina D en el embarazo

La importancia de la vitamina D en el embarazo

Las necesidades de calcio se incrementan durante el embarazo y la lactancia hasta un 30%, siendo la lactancia cuando se produce una mayor demanda de nutrientes. Para llegar a las ingestas recomendadas de calcio y vitamina D en estos periodos es necesario consumir lácteos enriquecidos en ambos nutrientes.

Y tambien:

El problema podría ser que su consumo en Europa no es más que una recomendación, mientras que en Estados Unidos, desde hace un tiempo, los programas de suplementación sí son obligatorios. Además, han tomado otras determinaciones como enriquecer algunos alimentos como los cereales o el pan con ácido fólico.

Asimismo, hay otras causas que explican que muchas mujeres no tomen ácido fólico de manera adecuada. Una de ellas que muchos embarazos no son planificados, lo que significa que, cuando una mujer se entera de que está embarazada y empieza a tomar ácido fólico, puede ser después de la semana 8 de embarazo, momento en el que el tubo neural se tiene que haber cerrado y el problema ya puede haber aparecido, con lo que ya será tarde.

También es importante apuntar que el consumo de ácido fólico debe ser diario, si se toman las pastillas solo de vez en cuando, no sirve.


¿Por qué debemos tomar vitamina B9?

Está totalmente demostrado que la suplementación de ácido fólico antes del embarazo y al comienzo del mismo reduce en un 72% la frecuencia de los defectos neurológicos del tubo neural, entre los que se encuentra que la médula espinal quede al descubierto (espina bífida) o se bloquee el desarrollo del cerebro (anencefalia). Su déficit también puede causar hidrocefalia, problemas de visión y de memoria, alteraciones en el aparato locomotor, etc.) o hendidura del paladar o del labio.

Por lo tanto, se recomienda la suplementación en las 4 semanas previas a la concepción y durante toda la gestación.

Es importante tomar suplementos vitamínicos que contengan vitamina B9 o ácido fólico porque es casi imposible obtener las cantidades diarias mínimas recomendadas (400 µg) de la dieta. 

No obstante, puedes incluir también en tu dieta alimentos que la contengan, las verduras de hoja verde (rúcula, espinacas, lechuga, acelgas), otras verduras como el brécol o el espárrago, legumbres, germen de trigo, aguacate, naranja, melón, frutos secos o cereales integrales. Esta vitamina es absorbida por el intestino delgado y distribuida desde ahí a todos los tejidos.

Además, las mujeres que hayan sufrido embarazos previos con defectos del tubo neural, tengan historia previa familiar, diabetes insulino-dependiente, o epilepsia tratada con ácido valproico o carbamazepina deberán aumentar la dosis hasta 4 mg/día.

Así que, si estás pensando en quedarte embarazada, aparte de visitar a tu ginecólogo para una visita preconcepcional que asegure que no hay ningún problema que pueda afectar al mismo, debes empezar a tomar suplementos de ácido fólico y yodo ya mismo. Es cierto que es posible que tardes varios meses en quedarte embarazada, pero la vitamina B9 es hidrosoluble, es decir, no se acumula en el organismo y se expulsa por la orina, con lo que no causa efectos secundarios ni hay problema si tomas todos los días los 400 µg recomendados, por lo que no te preocupes por estar tomándolo mucho tiempo.

Aun así se recomienda no sobrepasar los 1.000 mcg al día, puesto que eso podría ocasionar un problema de déficit de vitamina B12, que también es fundamental para nuestra salud y la del feto en desarrollo.

Mejor prevenir que curar. 


Fuentes:

"Los defectos del tubo neural son defectos de nacimiento graves del cerebro y la columna vertebral" https://www.cdc.gov/ncbddd/spanish/birthdefects/datos-sobre-los-defectos-del-tubo-neural.html

"La prevención de los defectos del tubo neural con ácido fólico" https://www.paho.org/hq/dmdocuments/2009/Prevencion-de-defectos-tubo-neural-con-acido-folico.pdf

Fecha de actualización: 21-10-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.