×
  • Buscar
Publicidad

¿Es normal que duelan los glúteos en el embarazo?

¿Es normal que duelan los glúteos en el embarazo?

Cuando el músculo piriforme presiona el nervio ciático, causa lo que se conoce como síndrome piriforme, que provoca el dolor y el adormecimiento de los glúteos. Aunque es un síndrome poco frecuente, es más común en las mujeres que en los hombres y puede causar ciática.

Publicidad

¿Qué es el síndrome piriforme?

El músculo piriforme es un músculo pequeño ubicado en la parte profunda de las nalgas (detrás del glúteo mayor). Este músculo participa en casi todos los movimientos que realiza la parte inferior del cuerpo, incluido caminar o permanecer de pie. Cuando este músculo se lesiona o irrita, provoca espasmos musculares y dolor, lo que se conoce como síndrome piriforme. Pero, además, puede irritar el nervio ciático que se encuentra debajo, y causar dolor, entumecimiento y hormigueo a lo largo de la parte posterior de la pierna y en el pie, es decir, ciática.

El síndrome, que afecta más a las mujeres que a los hombres, es poco común, pero puede surgir en los siguientes casos:

- Tras pasar mucho tiempo sentados

- Después de hacer demasiado ejercicio o no calentar adecuadamente

- Al correr, caminar o hacer otras actividades repetitivas

- Subir escaleras

- Levantar objetos pesados

- Caídas

- Heridas penetrantes

- Accidentes

Síntomas del síndrome del piriforme

Los síntomas principales de este síndrome son:

- dolor sordo en las nalgas

No te puedes perder ...

Y tambien:

- dolor que desciende por la parte posterior del muslo, pantorrilla y pie (ciática)

- dolor al subir escaleras o cuestas

- mucho dolor después de estar sentado mucho tiempo

- problemas de movilidad en la articulación de la cadera

- sensibilidad en el glúteo

- adormecimiento u hormigueo en el glúteo

- problemas para sentarse

-  dolor que empeora con la actividad

El dolor normalmente afecta solo a un lado del cuerpo, pero puede ocurrir en ambos lados a la vez.

¿Cómo se trata el síndrome piriforme?

Los medicamentos antiinflamatorios pueden calmar el dolor y reducir la inflamación de los músculos afectados. Además, el médico puede recomendar una serie de consejos para aliviar el dolor:

- Evitar aquellas actividades que empeoren el dolor como correr o subir escaleras

- Aplicar frío y calor de forma alternada. Primero se puede poner hielo durante unos 15 minutos, alternando con calor seco durante otros 15 o 20 minutos

- Estirar bien antes de hacer ejercicio

- Corregir la postura al sentarse o estar de pie

Si el dolor es muy intenso y no se cura solo en unos días, se puede recurrir a los relajantes musculares o al electroterapia con TENS. La fisioterapia también puede ayudar a aliviar el dolor.

¿Puede aparece el síndrome piriforme en el embarazo?

Como decíamos, este síndrome es más habitual en mujeres que en hombres y por supuesto que puede surgir en el embarazo y causar dolor en el glúteo durante la gestación. De hecho, el aumento de algunas hormonas, como la progesterona o la relaxina, junto con el aumento de peso y la presión sobre los glúteos, puede hacer que sea más habitual que aparezca este síndrome en el embarazo.

Si sientes dolor de glúteos, espasmos en la zona o ciática en el embarazo, debes acudir a tu médico para que confirme el diagnóstico. Los consejos a seguir son los mismos que para personas que no estén embarazadas, pero no debes tomar antiinflamatorios ya que pueden ser perjudiciales para el feto, sobre todo en el primer trimestre de embarazo. Durante la gestación, se recomienda tomar solo paracetamol para el dolor.

¿Y si tengo solo ciática?

La ciática es un problema muy habitual del embarazo que no siempre aparece a causa del síndrome piriforme y que también puede causar dolor en el glúteo, ya que el nervio ciático se extiende desde este hasta el pie.

La ciática, como decíamos, es muy habitual en el embarazo porque la espalda se sobrecarga y se contractura. Además, el aumento del peso corporal, la presión en la baja columna debido al cambio del centro de gravedad y el aumento de tamaño del útero hacen que el nervio ciático se comprima y se irrite, causando este dolor tan intenso que se conoce como ciática.

Para evitar la ciática tienes que procurar no coger mucho peso en el embarazo y hacerlo de manera gradual, no usar zapatos de tacón muy alto, evitar pasar mucho tiempo sentada y hacer ejercicio de manera regular.

Si a pesar de todo la ciática hace su aparición, es recomendable que acudas a un fisioterapeuta, que aliviará el dolor con masajes. También puedes tomar un paracetamol si el dolor es muy intenso o seguir estos consejos:

- Utiliza cojines a la hora de sentarte.

- No permanezcas mucho tiempo sentada y corrige tu postura al hacerlo. Puedes mantener los pies ligeramente elevados.

- Aplícate calor y frío para desinflamar el nervio.

- Hacer ejercicios de balanceo pélvico de pie o sobre una pelota de pilates.

- Nadar, hacer yoga o pilates.

Como con otras molestias del embarazo, lo normal es que la ciática desaparezca al dar a luz.


Te puede interesar:

El peso y el embarazo es uno de los temas que mayores preocupación genera a lo largo de la gestación ya que adquirir más kilos de los deseables puede generar problemas tanto a la madre como al feto.

Fuentes:

"Diagnóstico y tratamiento del síndrome piriforme", I. Martínez Bravoa, D. Ruiz Maciáa, P A. Martínez Victorioa, J. Alonso Ruiza, M. Clavel Sáinza a Servicio de Traumatología y Cirugóa Ortopédica. Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca. Revista de la Sociedad Andaluza de Traumatología y Ortopedia. https://www.elsevier.es/es-revista-revista-sociedad-andaluza-traumatologia-ortopedia-130-articulo-diagnostico-tratamiento-del-sindrome-piriforme-13115053

Fecha de actualización: 24-01-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.