Embarazo con hernia umbilical

Embarazo con hernia umbilical
comparte

La hernia umbilical es una protrusión del contenido de la cavidad abdominal por un punto débil del anillo umbilical debido a un defecto en el cierre de la pared abdominal. Cualquier situación o enfermedad que cause un aumento de la presión intraabdominal puede provocar una hernia. Además, existen algunos factores de riesgo que pueden provocarla como el embarazo, la obesidad, los trastornos del colágeno, la cirugía abdominal previa, los antecedentes familiares de una hernia e incluso la edad.

La hernia umbilical consiste en la salida al exterior de un órgano recubierto de peritoneo, que es la membrana que recubre los órganos del abdomen, que normalmente suele ser parte del intestino delgado o de las capas que envuelven a este, a través de un defecto o un orificio que se produce en la pared abdominal, justo por debajo de la piel, una salida que es manifestada en el cuerpo del paciente, por tanto, como una especie de bulto palpable y que se percibe visualmente.


Este tipo de hernia es muy común en niños y adultos, pero especialmente en obesos y en mujeres. ¿Qué es lo que hace la protrusión? Involucrar a al intestino delgado, peritoneo y epiplón, y otras vísceras lo que conlleva a su vez una elevada incidencia de estrangulación del contenido herniado. Este tipo de hernia, como decíamos, se hace visible por encima y por fuera de la cicatriz umbilical en la forma de un abultamiento sobre el ombligo que suele ser doloroso en algunas ocasiones.


Además de la hernia umbilical, es importante tener en cuenta que existen otros tipos distintos de hernia según en qué zona del cuerpo se encuentren, como las inguinales (en la zona de la ingle), las femorales o las epigástricas. Para diagnosticar la hernia umbilical normalmente es suficiente con un examen clínico ya que no suele ser demasiado común hacer otros exámenes para diagnosticarla, y según su origen o etiología también hay que diferenciar un tipo de hernia umbilical de otra:


- Hernia umbilical primaria. Presente desde el momento del nacimiento del individuo y cuyo principal motivo de aparición es un defecto en la pared abdominal y en el cordón umbilical desde que comenzó su formación en el útero materno.


- Hernia umbilical incisional. Originada a raíz de alguna intervención quirúrgica previa en la zona y que, con el paso de los años, se ha ido debilitando la sutura o la herida quirúrgica interna.


¿Qué sucede si tenemos una hernia umbilical en el embarazo?


Durante el embarazo la hernia más común que se produce es esta: la hernia umbilical. Y, al contrario de lo que se piensan muchas mujeres, la hernia umbilical no supone ningún riesgo para el embarazo o para el feto que se está gestando. En las mujeres embarazadas las hernias umbilicales suelen producirse normalmente durante la segunda semana de gestación debido principalmente al aumento del tamaño del útero, aunque algunas veces la hernia también puede presentarse tras dar a luz debido al gran esfuerzo realizado por la madre. Aunque lo más común es que sea previo al parto por el defecto en la pared abdominal que se hace patente debido a la presión ejercida en el abdomen durante el embarazo.


También hay que tener en cuenta que, en general, la hernia umbilical sufre una regresión tras el parto y no requiere ningún tratamiento especial. Sin embargo, en algunas ocasiones sí será necesario recurrir a la cirugía para corregir la afección, y una operación que, sin duda, tendrá que realizarse después de dar a luz ya que es importante evitar cualquier tipo de cirugía no urgente para evitar posibles problemas que puedan perjudicar al feto.


Por eso, hasta que la cirugía sea posible, el médico lo que hará será recomendar a la mujer embarazada que evite el sobrepeso, que cuide su alimentación, que realice ejercicio moderado como, por ejemplo, salir a caminar, que evite el estreñimiento y que intente proteger la zona con una faja especial para mujeres embarazadas.


¿Qué siente a la mujer embarazada que tiene una hernia?


Las hernias pueden causar una emergencia con necesidad de cirugía, como cuando una parte del intestino se obstruye o cuando se presenta estrangulación por una hernia inguinal. Sin embargo, por norma general, las hernias umbilicales no suelen presentar síntomas más allá de la protuberancia o bulto en el ombligo. Este bulto es blando al tacto, y si se ejerce presión sobre él se vuelve a introducir en el interior del abdomen, aunque volverá a protruir cuando se deje de hacer presión.


En algunos casos, por ejemplo, el paciente puede llegar a sentir dolor o ardor en la zona de la hernia al realizar algunos esfuerzos como toser o estornudar. Pero cuando el paciente se encuentra en reposo, como decíamos, las hernias umbilicales no suelen causar molestias, y cuando este dolor se manifiesta normalmente el especialista recomienda una faja abdominal, sobre todo a mujeres embarazadas.


Tratamiento de la hernia umbilical


Es cierto que para el tratamiento de la hernia umbilical el o la paciente puede tomar medicamentos para disminuir el dolor que le causa la hernia, siempre y cuando presente dolor, pero es totalmente necesario consultarlo con el médico para que sea él quien pueda indicar cuál es el medicamento adecuado y con qué frecuencia debería tomarse. Pero hay que tener en cuenta también que, el único tratamiento real y definitivo para la hernia umbilical es la operación quirúrgica conocida con el nombre de hernioplastia. La hernioplastia consiste en colocar una malla quirúrgica de material sintético que tiene como objetivo corregir el defecto de la hernia.


¿Cómo recuperarse de una hernia umbilical?


La operación de la hernia umbilical se realiza de manera ambulatoria por lo que el o la paciente podrá volver a casa el mismo día de la intervención y de manera totalmente autónoma, aunque en algunas ocasiones para que el paciente descanse la hospitalización podría alargarse unas veinticuatro horas. En cuanto a la recuperación total tras la hernia umbilical no hay que preocuparse demasiado ya que esta no suele durar más de cuatro semanas tras abandonar el hospital y una vez transcurrido ese tiempo podrá volver a realizar sus actividades cotidianas como las hacía antes de la operación.


Fuentes:

Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. Reparación de hernia umbilical https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002935.htm

Hernia umbilical: causas, síntomas y tratamiento https://www.operarme.es/noticia/336/hernia-umbilical-causas-sintomas-tratamiento-y-recuperacion/

Redacción: Ana Ruiz

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar