×
  • Buscar
Publicidad

El aumento de la ingesta de grasas Omega 3 durante el embarazo puede reducir los partos prematuros

El aumento de la ingesta de grasas Omega 3 durante el embarazo puede reducir los partos prematuros

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) los nacimientos prematuros son aquellos bebés recién nacidos antes de las 37 semanas de embarazo. A nivel mundial el 10,6% de todos los nacidos vivos son prematuros y esto es, además, la principal causa de muerte en niños menores de cinco años. Pero ¿existe manera de reducirlos?

Publicidad

Normalmente los bebés prematuros tienen un mayor riesgo de sufrir una variedad de afecciones a largo plazo que incluyen discapacidad visual, retraso en el desarrollo y también algunas dificultades de aprendizaje. Sin embargo, gracias al ácido docosahexaenoico (DHA) y el ácido eicosapentaenoico (EPA) se podrían reducir:

 

-el riesgo de tener un bebé prematuro (de menos de 37 semanas) en un 11%

-el riesgo de tener un bebé prematuro precoz (menos de 34 semanas) en un 42%

-reduce el riesgo de tener un bebé pequeño (menos de 2.500 g) en un 10%

 

¿Dónde se pueden encontrar estos ácidos en los alimentos? En los pescados grasos y suplementos de aceite de pescado.

 

Fue el estudio publicado en la revista British Medical Journal (BMJ) el que afirmaba que los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (AGPICL) Omega 3 tomados durante el embarazo mejoran los resultados de salud de los recién nacidos y las madres. Pero ¿cómo se encontró dicha evidencia? En agosto de 2018 se encontraron 70 ensayos controlados aleatorios. La mayoría de ellos evaluaron un grupo de pacientes que recibieron AGPICL Omega 3 y lo compararon con un grupo de pacientes que recibieron una sustancia que se parecía a AGPICL, pero que no contenía Omega 3.

No te puedes perder ...

Cuida la salud visual de tus hijos

Cuida la salud visual de tus hijos

A pesar de que la vista es uno de los sentidos más importantes para el desarrollo de nuestra vida, el 47% de los padres no toma ninguna precaución para proteger los ojos de sus hijos de la radiación solar, una de las más dañinas para la visión. Además de resguardarnos del sol, hay que llevar a los niños a revisión ocular frecuentemente, ya que de esta manera se pueden detectar a tiempo posibles anomalías en la vista

Y tambien:

 

Lo que encontraron tras el estudio fue que la incidencia de parto prematuro (antes de las 37 semanas) y de parto muy prematuro (antes de las 34 semanas) fue menor en las pacientes que recibieron AGPICL omega 3 en comparación con los que no tenían omega 3. Además, el AGPICL omega 3 aumentó la incidencia de embarazos que se extendieron más allá de las 42 semanas, aunque en lo que no encontraron prácticamente diferencias fue entre los grupos AGPICL omega 3 y ningún omega 3 en relación con el desarrollo y el crecimiento del niño.

 

Una mayor ingesta de AGPICL omega 3 durante el embarazo, por tanto, en forma de suplementos o con los alimentos podría reducir la incidencia de parto prematuro (antes de las 37 semanas y antes de las 34 semanas). Asimismo, existe menor probabilidad también de que el recién nacido tenga un bajo peso al nacer. Se deduce, por tanto, que existe mayor probabilidad de que los embarazos sean prolongados en las pacientes que toman suplementos de AGPICL omega 3 durante el embarazo. No obstante, es importante también tener en cuenta que el estudio se realizó en países de ingresos medios-altos o altos, pero que los futuros estudios podrían considerar si los resultados podrían variar, por ejemplo, en poblaciones diferentes de pacientes y se podrían analizar también diferentes maneras de aumentar el consumo de AGPICL omega 3 durante el embarazo.

 

Se indica, por tanto, que los AGPICL omega 3 adicionales durante el embarazo pueden reducir el número de recién nacidos prematuros y que pueden mejorar también los resultados de los niños y las madres. Sin embargo, son muchas las mujeres embarazadas las que no ingieren pescado con demasiada frecuencia. Hay que tener en mente que la salud de los recién nacidos y las madres pueden mejorar los resultados de los niños y las mamás siempre y cuando se estimule a las mujeres embarazadas a que consuman pescados grasos (que, además, normalmente contienen niveles bajos de toxinas) o suplementos de AGPICL omega 3.

 

Para la profesora Philippa Middleton del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto, y el Instituto de Investigación Médica y de Salud del Sur de Australia, “no existe una gran diversidad de opciones para prevenir el parto prematuro por lo que estos nuevos hallazgos son muy importantes para las mujeres embarazadas”. Además, afirma que “como todavía hoy no entendemos completamente las causas del parto prematuro, que además prevenirlo siempre ha sido un desafío, la suplementación con omega 3 en el embarazo resulta de gran interés para los investigadores de todo el mundo.

 

No obstante, hay que señalar que la revisión de parte de Middleton y demás investigadores, señaló que la dosis óptima era el suplemento diario que contenía entre 500 y 1000 miligramos de grasas omega 3 de cadena larga a partir de las 12 semanas de embarazo. “Y aunque sean muchas las mujeres embarazadas en Reino Unido que ya están tomando suplementos de omega 3 por elección personal y no como resultado de los consejos de los estudios o los diferentes profesionales de la salud, hay que tener en cuenta que muchos de los suplementos actuales en el mercado no contienen la dosis o el tipo óptimo de omega 3 para prevenir el parto prematuro”.

 

Middleton y su equipo, por su parte, esperan, no obstante, que dicha revisión llevada a cabo sea una contribución real a la base de evidencia que se necesita para reducir los nacimientos prematuros, que hoy en día siguen siendo uno de los problemas de salud materno infantil más intratables en todo el mundo.


Te puede interesar:

Hay algunas parejas que exploran la idea de crear una fusión de nombres. Esta práctica tiene como ventaja que hace que el nombre resulte original pero, por contra, puede que el resultado no sea muy afortunado y no guste a todo el mundo.


Fuentes:

https://ebn.bmj.com/content/early/2019/07/10/ebnurs-2019-103064

Fecha de actualización: 29-07-2019

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad