×
  • Buscar
Publicidad

Cómo afecta el embarazo en el hipotiroidismo

Cómo afecta el embarazo en el hipotiroidismo

Son muchos los trastornos y las enfermedades que pueden sufrir las personas a lo largo de su vida, pero cuando esto se une al momento del embarazo pueden surgir algunas dudas y preocupaciones. Además, estos padecimientos no solo pueden afectar a la madre, también al bebé. En cualquier caso, mantener un adecuado control médico evitará problemas y complicaciones innecesarias.

 

Publicidad

El tiroides es una glándula endocrina en forma de mariposa formada por dos lóbulos, uno a cada lado, que se encuentra en la zona del cuello, concretamente por debajo de la “nuez de Adán”. Su función es la de producir y liberar las hormonas tiroideas, tiroxina o T4 y triyodotironina o T3. Estas están involucradas en el crecimiento, la regulación del metabolismo y en gran parte de las funciones del cuerpo. Algunas de las funciones de las hormonas de la tiroides son la regulación de la temperatura, degradar la grasa, colaborar en la erupción de los dientes, estimular el crecimiento, participar en el desarrollo del sistema nervioso y ayudar a mantener un ritmo cardíaco metabólico.

 

Según el departamento de endocrinología del Instituto Universitario Dexeus, las mujeres tienen entre 5 y 8 veces más probabilidades de padecer enfermedades tiroideas lo cual se va incrementando con la edad. Las patologías más frecuentes son el hipotiroidismo, el hipertiroidismo, la tiroiditis postparto y los nódulos tiroideos. El hipotiroidismo se produce por un déficit en la producción de hormonas tiroideas lo que da lugar a una ralentización del organismo. Es más común en mujeres de entre 30 y 60 años. Por el contrario, el hipertiroidismo es un exceso de elaboración de estas hormonas y se da entre los 20 y los 30 años. Cuando se menciona la tiroides posparto es la inflamación de la tiroides después de dar a luz y es un padecimiento indoloro. Por otro lado, los nódulos tiroideos son tumores que aparecen en la tiroides y pueden ser cancerosos o benignos.

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

La glándula tiroides es muy importante para un correcto desarrollo del feto y para evitar cualquier tipo de complicación durante el embarazo. Los cambios hormonales que se producen durante la gestación son principalmente un aumento de la producción de estrógenos, lo cual deriva en un aumento de la producción de las hormonas que transportan las hormonas tiroideas y hace necesario un aumento del trabajo de esta glándula en un 40-50%. Todo ello hace que las necesidades de yodo también aumenten ya que es indispensable para la producción de hormonas. El yodo es indispensable para el correcto desarrollo del sistema nervioso central del niño o la niña, así como para su desarrollo y crecimiento. Se considera que la carencia de yodo es la principal causa evitable para prevenir lesiones cerebrales y otros padecimientos en los más pequeños.

 

Durante los primeros tres meses de embarazo es muy importante que la mujer gestante tenga unos buenos niveles de yodo que puedan ayudar al normal desarrollo del feto ya que, en el primer trimestre se desarrolla el sistema nervioso y se forma el cerebro. Generalmente, las necesidades de yodo se cubren no solo con alimentación, sino que los médicos suelen añadir suplementos farmacológicos.

 

Aunque durante el embarazo se recomienda disminuir el consumo de sal, siempre que se consuma es preferible que se trate de sal yodada, además, hay que comer pescado y, en general, seguir una dieta variada y equilibrada.

 

La mujer embarazada que sufre de hipotiroidismo durante el periodo de gestación y no se le diagnostica o se le trata inadecuadamente puede sufrir numerosos problemas, no solo ella, sino también para el bebé. Los más habituales son una mayor frecuencia de abortos y partos prematuros, y recién nacidos con bajo peso y con un desarrollo psico-neurológico peor. Otras consecuencias son el padecimiento de anemia materna, preeclampsia, anormalidades en la placenta, hemorragia postparto, miopatía o insuficiencia cardíaca congestiva.

 

Antes del embarazo sufrir hipotiroidismo también afecta a la mujer en relación con la reproducción y la fertilidad. Puede causar infertilidad ya que previene la producción de óvulos (anovulación), también es el motivo de sufrir irregularidades en el ciclo menstrual y aumenta la prolactina, lo cual si no hay embarazo deriva en un impedimento de la ovulación. 

 

Los síntomas más habituales de hipotiroidismo son la fatiga, el estreñimiento, la depresión, la sudoración disminuida, el ritmo cardíaco lento, el dolor articular, los calambres musculares, la voz áspera o ronca, los párpados caídos, el pelo seco y disperso, la piel seca y las palmas de las manos y plantas de los pies ligeramente anaranjadas. 

 

El feto depende completamente de la madre durante las primeras 10 o 12 semanas para producir la hormona tiroidea. Al final de los 3 primeros meses ya comienza a producirla el solo. Aun así, durante todo el embarazo el bebé dependerá de que su madre tenga los niveles de yodo adecuados para poder producir estas hormonas.

 


Fuentes:

Diagnóstico, tratamiento, y manejo del hipotiroidismo en mujeres gestantes españolas. Estudio Tirogest.  

Sociedad Española de Endocrinología.

 

 

Fecha de actualización: 15-07-2019

Redacción: Andrea Rivero

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.