×
  • Buscar
Publicidad

Colestasis del embarazo

Colestasis del embarazo

Es un trastorno fisiológico que aparece en el tercer trimestre de embarazo y provoca un picor intenso, especialmente en las manos y los pies. No afecta a la salud de la madre pero sí puede causar complicaciones al feto, por lo que hay que tratarlo cuanto antes.

Publicidad

 

Indice

 

¿Qué es la colestasis?


La colestasis es una enfermedad de medicina que se produce cuando la excreción (eliminación) de la bilis del hígado se interrumpe. Cuando sucede en el embarazo se la conoce como colestasis del embarazo o colestasis intrahepática del embarazo ya que suele darse en el interior del hígado.

Se cree que la causa es la revolución hormonal propia de este estado, que podría afectar al buen funcionamiento de la vesícula biliar, retrasando o bloqueando el flujo de bilis. Si el exceso de ácidos biliares penetra en el torrente sanguíneo, se produce la colestasis que causa a su vez hepatotoxicidad. 

A veces, la colestasis comienza en los primeros tiempos del embarazo. Sin embargo, es más común en el segundo y el tercer trimestres.
 

Síntomas de la colestasis

No te puedes perder ...

Resfriados y otras enfermedades en el embarazo ¿Qué tomar?

Resfriados y otras enfermedades en el embarazo ¿Qué tomar?

Aunque creas estar hecha de acero, nueves meses es un periodo suficientemente largo para que la probabilidad de que sufras una enfermedad común, amén de las molestias propias del embarazo, sea alta. El problema es que durante la gestación el consumo de medicamentos y fármacos está muy limitado con lo que en ocasiones, estas dolencias pueden incordiar más que si no estás embarazada. ¿Qué medicamentos se pueden tomar durante el embarazo?

Y tambien:


Los síntomas principales de esta enfermedad son:

- Picor muy intenso, especialmente en las palmas de las manos y las plantas de los pies y que empeora por la noche

- Fatiga, cansancio

- Heces de color claro

- Ictericia

- Orina de color oscuro
 

Causas de la colestasis intrahepática del embarazo


La causa de la colestasis del embarazo es incierta. Se cree que la genética puede estar detrás de esta enfermedad (se ha observado algún gen que aparece en estos casos). También las hormonas podrían influir.

La colestasis del embarazo es una enfermedad poco frecuente en Europa, aunque se han registrado tasas altas en los países escandinavos. También es más frecuente en los meses de invierno y en personas con obesidad o diabetes tipo 2. Otros factores que aumentan las posibilidades de padecer esta enfermedad son:

- Haber padecido la enfermedad en un embarazo anterior

- Embarazo múltiple

- Antecedentes de daño hepático

- Embarazo por FIV


¿Es peligrosa para el bebé?


En la madre no produce complicaciones, ya que tras el parto se pasarán todos los síntomas sin dejar secuelas en el hígado. No obstante, puede afectar temporalmente la manera en la que el cuerpo absorbe la grasa, lo que podría provocar niveles bajos de factores dependientes de vitamina K relacionados con la coagulación de la sangre (aunque es una complicación muy poco frecuente).

Sin embargo, para el bebé una colestasis no tratada puede ser muy grave, causando problemas como parto prematuro, mayor riesgo de inhalación de meconio durante el parto o incluso la muerte fetal.
 

¿Cómo se diagnostica la colestasis del embarazo?


Muchas veces, la simple sintomatología (el prurito intenso) es suficiente para diagnosticar esta enfermedad. De todas formas, el médico puede hacer algunas pruebas para confirmar el diagnóstico, como análisis de sangre, análisis de la función hepática, incluida la medición de la cantidad de ácido biliar presente en la sangre y otros análisis de laboratorio, incluso el tiempo de protrombina.

También es posible hacer otras pruebas como una ecografía de los tubos que transportan la bilis (conductos biliares). 
 

Tratamiento de la colestasis


El tratamiento va encaminado por una parte a aliviar la picazón a la madre y, por la otra, a evitar posibles complicaciones al feto.

Para la madre se pueden recetar fármacos que ayudan a aumentar el flujo de bilis y a aliviar el picor, o cremas de corticosteroides para la picazón. Será el ginecólogo el que determine qué es mejor.

Además, existen remedios caseros que alivian el picor, como aplicarse agua tibia en las zonas afectadas, lociones de calamina o aloe vera, evitar el calor y la humedad, etc.

En cuanto a cómo evitar las complicaciones al feto, lo normal es inducir el parto en cuanto los pulmones del bebé están maduros, en torno a la semana 37. Cuanto más tiempo dure el embarazo, más posibilidades de que algo vaya mal.

Por eso, se aconseja reposo absoluto, realizar un perfil biofísico al feto para comprobar su bienestar y, si es necesario, inducir el parto.

Y una vez se haya producido el parto, habrá que poner inyecciones de vitamina K tanto a la madre como al bebé ya que la colestasis dificulta la absorción de ciertas vitaminas y la falta de vitamina K tras dar a luz puede provocar hemorragias tanto en la madre como en el bebé.


Te puede interesar:

No siempre las mujeres experimentan todos los síntomas del embarazo ya que muchas sólo realmente se percatan de su estado ante la falta de la primera regla tras la concepción.

Fuente:

Scielo: http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2304-51322013000300011

Fecha de actualización: 29-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.