¿Cómo afecta el embarazo a la pareja?

¿Cómo afecta el embarazo a la pareja?
comparte

Estar embarazada supone un gran cambio no solo para ti, sino también para tu pareja, quien vive las mismas ilusiones y miedos que tú, solo que desde otro punto de vista ya que no tiene al bebé dentro, por lo que necesita tu ayuda para poder vivir al máximo el embarazo. 

El embarazo, generalmente, es cosa de dos ya que, cuando una pareja busca un hijo, lo buscan y lo desean ambos, aunque solo lo lleve la mamá dentro hasta que nace. Sin embargo, está claro que las vivencias son muy distintas para uno y para otro, ya que la madre es la que tiene que cuidarse y llevar una alimentación especial, dejar de beber alcohol, reducir el ritmo, descansar lo más posible, no hacer actividades peligrosas, no cansarse mucho, hacerse muchos análisis y pruebas y sufrir todas las molestias y dolores derivados del embarazo. El padre, por lo tanto, tiene un papel mucho más secundario, pero eso no significa que el embarazo no le afecte y le importe.


Para empezar, recibirá la noticia con mucha ilusión y, tras ese primer momento de alegría, seguro que le surgen muchos miedos e inquietudes acerca de su papel en el embarazo, el parto y como padre. ¿Sabré cuidarle y educarle? Asimismo, también se pondrá nervioso ante cada prueba y esperará con ilusión y ganas que los médicos confirmen que todo va bien y que el embarazo va como es debido. Y, si hay alguna pequeña complicación, lo pasará mal y se sentirá asustado y sin saber qué hacer o qué decir para animar a la mamá o para ayudar a que todo salga como es debido.

¿Cómo afecta el divorcio a los hijos?

¿Cómo afecta el divorcio a los hijos?

El divorcio es la disolución de un matrimonio, una situación bastante difícil para la pareja que la realiza, pero si tienen hijos esto podría afectarlos, por ello es que recomendamos saber cómo actuar si vas a divorciarte.


Y, aunque normalmente no experimenta los síntomas físicos de la madre, sí hay hombres que sufren lo que se llama Síndrome de Couvade, una especie de empatía mental y física que les lleva a experimentar los mismos síntomas que la mujer a pesar de no estar embarazados, como náuseas, aumento de peso, cambios de humor, problemas para dormir, antojos, cansancio, dolores abdominales similares a las contracciones, ansiedad, etc. Y, al contrario de lo que se pensaba hasta hace unos años, este síndrome no es solo mental o psicosomático, sino que se ha descubierto que los hombres que padecen este síndrome presentan disminución en los niveles de testosterona y altos niveles de prolactina y cortisol, lo que puede favorecer la aparición de algunos de los síntomas físicos.


Por lo tanto, el embarazo puede hacer que el hombre incluso sienta náuseas “solidarias” o cansancio como su pareja, aunque la mayoría solo experimentará cambios a nivel emocional, es decir, preocupaciones, inquietudes, miedos, etc.


¿Cómo ayudar a mi pareja en el embarazo?


Aunque es cierto que tu pareja es la que debe cuidarte a ti para que descanses y estés lo mejor posible durante los 9 meses que dura el embarazo, este también puede afectarle a él, por lo que no debes descuidar sus sentimientos y emociones en estos meses y es importante que os comuniquéis más que nunca para que todo fluya lo mejor posible. Por ello, es conveniente que sigas estos consejos:


1- Habla con él de lo que sientes y te preocupa y escucha también sus inquietudes. Quizá tiene miedo por algo que desconoce o que no sabe cómo va y tú puedes resolver sus dudas. Es importante que, en estos meses, vuestra comunicación sea más fluida que nunca.


2- Tu pareja debe acompañarte a todas las revisiones y citas con el médico para que pueda enterarse de primera mano de cómo va el embarazo, si hay algún problema, si hay alguna medida especial que debáis tomar, etc.


3- Explícale cómo debe ser tu alimentación y qué cuidados especiales debes seguir para que no se pase el día ofreciéndote chorizo o preguntándote por qué no puedes hacer tal cosa. Es importante que lea los libros o las webs de información que lees tú y se prepare igual que si él llevara al bebé dentro.


4- También debe acudir a las clases de preparación al parto para informarse de cómo será el parto, qué debe hacer en su papel de acompañante, cómo ayudarte a aliviar el dolor de las contracciones, etc. Y, por supuesto, prepararse para el nacimiento del bebé para que pueda cuidar a vuestro el pequeño desde el primer día, sobre todo durante tu recuperación, y que temas como el meconio o el cuidado del cordón umbilical no le suenen a chino.


En definitiva, el embarazo, a no ser que seas madre soltera, es tema de dos, por lo que el padre debe involucrarse desde el primer momento y ayudarte en todo lo posible para que estés bien y todo transcurra con normalidad, pero no hay que dejar de lado que el embarazo puede afectarle en muchos aspectos, sobre todo emocionales, por lo que también hay que interesarse por sus sentimientos y miedos y procurar que viva el embarazo al máximo y disfrute de él todo lo posible. 

 

 


Fuente:

West, Zita (2007), El cuidado del bebé antes del nacimiento. Ed. Pearson Alhambra.

 

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×