Estoy embarazada y como mucho, ¿es malo?

Estoy embarazada y como mucho, ¿es malo?
comparte

Es frecuente que durante el embarazo a las futuras mamás las asalte el hambre en cualquier momento y lugar. Nuestro cuerpo tiene unas necesidades nutricionales especiales, pero no podemos caer en la tentación de comer cualquier cosa para saciar el hambre.

En todo el mundo las mujeres embarazadas reciben un bombardeo de opiniones sobre lo que deben o no comer.

 

No es malo que las mujeres embarazadas sientan esa necesidad de comer y que aparezcan los conocidos antojos, pero hay que intentar no picar cualquier cosa, sino atenernos a los alimentos más adecuados para estos casos. Evitar sobre todo golosinas y dulces o bollería industrial, refrescos azucarados, snacks fritos. Debemos conocer qué tipo de antojo y qué tipo de alimentos estamos comiendo cuando comemos, pues dejemos claro que no es lo mismo una torta de milanesa con quesillo y chorizo a una ensalada con pollo.

 

Es importante que no solo durante el embarazo planifiquemos nuestras comidas, recordando que las principales son 3 pero podemos comer entre comidas, revisando bien qué está en nuestras dietas y evitar los alimentos antes mencionados. Teniendo un buen plan de alimentación evitarás comer a horas que no te toca y si tu antojo o hambre aparece podrás comer alimentos sanos.

 

Recuerda que se considera un aumento de peso aceptable cuando este va entre los 9 y los 12 kilos, evita subir más kilos de los necesarios pues podría causarte problemas en el embarazo.

No te puedes perder ...

Estoy embarazada y como mucho, ¿es malo?

Estoy embarazada y como mucho, ¿es malo?

Es frecuente que durante el embarazo a las futuras mamás las asalte el hambre en cualquier momento y lugar. Nuestro cuerpo tiene unas necesidades nutricionales especiales, pero no podemos caer en la tentación de comer cualquier cosa para saciar el hambre.

 

El subir de peso no debe de hacerte sentir culpable, es algo normal pues tu bebé está creciendo, sin embargo, no es justificación para comer más chatarra de la cuenta.

 

Durante los meses de gestación un aumento excesivo de peso aumenta el riesgo de una amplia gama de enfermedades y complicaciones médicas: hipertensión, diabetes gestacional, preeclampsia, tromboembolismo, infecciones del tracto urinario, amenaza de parto pretérmino, parto vaginal instrumentado, cesárea, hemorragia posparto, infección… Los más frecuentes son los problemas circulatorios, sobre todo en el tercer trimestre, como las varices, las hemorroides, el edema.

 

Por lo anterior es importante tomar en cuenta ciertos consejos que pueden ayudarnos a controlar nuestro peso durante el embarazo. Nuestros consejos se basan solo en 2 cosas, la dieta y la actividad física.

 

Si tu hambre es demasiada recuerda que es posible comer snacks pero cuida que tipo de snacks comerás:

 

Fruta, de tus mejores opciones en cualquier momento del día.

 

Verduras, como las frutas, las verduras también son las mejores opciones de comida y de snacks. Cualquier dieta adecuada tendrá incluidas frutas y verduras al por mayor.

 

Frutos deshidratados, aunque contienen más calorías siempre van a saciar el apetito y son mucho más nutritivos que aquellos frutos fritos o cualquier fritura. Las nueces aportan omega-3.

 

Lácteos, que son importantes para alcanzar la cantidad de calcio adecuada en las embarazadas, sin embargo, busca lácteos bajos en grasa y que no contengan azúcar en su composición.

 

Pan, es una manera de consumir cereal de manera saludable, pero elige pan que sea bajo en sal y con mayor cantidad de fibra. Recuerda que no se debe abusar de ningún alimento.

 

No solo la alimentación forma para fundamental del cuidado de nuestro peso en el embarazo, es fundamental realizar ejercicio físico adecuado a nuestro estado, siempre que no haya impedimentos o riesgos médicos (por ello hay que consultar siempre al ginecólogo): natación, yoga, salir a caminar, el método pilates.

 

Recuerda que si nunca has hecho ejercicio, debes comenzar poco a poco, tu cuerpo te lo agradecerá.

 

Estas claves proporcionarán a la embarazada una mejor condición física general y de este modo podrá pasar un mejor embarazo y afrontar el parto con menos riesgos, proporcionándole al mismo tiempo salud a su hijo.

 

No tenemos por qué pasar hambre durante el embarazo, existen muchas posibilidades de tentempiés saludables. No olvides la ingesta de abundante agua y la realización de una actividad física habitualmente, de este modo seguirás contribuyendo a un embarazo sano.


Puedes estar interesado en:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora que arroja como resultado el peso normal en el embarazo, según el mes de gestación. Este dato es importante porque adquirir más peso del preciso puede acarrear problemas de salud tanto a la madre como al bebé.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>