¿En qué semana aparece la tripa en el embarazo?

¿En qué semana aparece la tripa en el embarazo?
comparte

El embarazo es el periodo que transcurre entre la implantación del cigoto en el útero hasta el momento del parto. En nuestra especie normalmente las gestaciones suelen ser únicas, aunque en ocasiones pueden producirse embarazos múltiples. Por norma general, estos duran alrededor de 40 semanas desde el primer día de la última menstruación o 38 desde la fecundación, es decir, aproximadamente nueve meses. ¿Cómo estará tu tripita cada mes?

Es a partir del segundo trimestre cuando probablemente la tripita más comience a notarse. Normalmente en el primer trimestre la tripa de embarazo apenas se note y con algo de ropa holgada mucho menos. Sin embargo, a medida que van pasando las semanas y nos acercamos cada vez más al segundo trimestre la cosa cambia. ¿Cuándo comienza el segundo trimestre? A partir de la semana 13 de embarazo, aunque eso sí, ten en cuenta siempre que la barriga de la mujer embarazada va a depender siempre de la musculatura inicial de la madre en el abdomen, su pelvis, el líquido amniótico y la posición del bebé durante el embarazo.

 

En las diferentes visitas a la matrona y al ginecólogo lo que se hace es medir la barriga con un metro. ¿Con qué fin? Con el principal objetivo de medir adecuadamente el tamaño del útero. Ha sido y sigue hoy siendo utilizado por muchos obstetras que consiste en medir el fondo del útero con un metro normal. Asimismo, esto adquiere especial importancia porque durante todo el embarazo la barriga va a ir cambiando de forma, pero también de aspecto. Uno de los cambios que podremos notar es que el ombligo se aplana. Cuando el fondo uterino llega a la altura del ombligo, la presión del útero estira la piel y el ombligo tiende a encogerse más y más hasta que llega a aplanarse. ¿Habéis oído hablar de la retroversión del ombligo? Se trata de un fenómeno fisiológico y doloroso que puede provocar en algunos casos (aunque es menos común) dolor cuando a la mujer se le toca el ombligo o incluso se roza.

No te puedes perder ...

¿En qué semana madura la placenta?

¿En qué semana madura la placenta?

Conocer la función de algunos de los órganos que se forman cuando nos quedamos embarazadas es esencial. La placenta es un órgano que empieza a formarse en el mismo momento en que el óvulo fecundado se implanta en la pared del útero y es fundamental para el correcto desarrollo del embrión.

 

-Primer mes: no hay cambios en el abdomen de la madre, pero sí se producen algunos físicos: digestiones pesadas, acidez estomacal, etc.

-Segundo mes: el embrión mide ya 2,5 de largo aproximadamente. En este mes la placenta se desarrolla con mucha rapidez.

-Tercer mes: el embrión tiene una longitud de 6 a 7,5 centímetros.

-Cuarto mes: la mujer al cuarto mes ya podría palparse 4 cm por debajo del ombligo. El feto mide entre 12 y 13 centímetros y pesa 150 g.

-Quinto mes: pesa casi 500 g y sus medidas oscilan entre los 17 y los 23 centímetros aproximadamente.

-Sexto mes: Al sexto mes el feto mide ya casi 30 cm, y pesa unos 800 g. Es bastante activo y tiene una buena coordinación de movimientos.

-Séptimo mes: El bebé en este séptimo mes ya mide prácticamente 40 centímetros y pesa alrededor de 1.200 g, y a pesar de que se produce un gran desarrollo cerebral, en este momento justamente son los pulmones los órganos todavía más inmaduros.

-Octavo mes: Nuestro bebé en este mes va a medir entre 40 y 50 centímetros, y pesa alrededor de 2.500 g. Y aunque tiene menos espacio para moverse, los pulmones ya han alcanzado mucha madurez.

-Noveno mes: en el noveno mes la piel de la mujer embarazada está totalmente distendida. La gestante tiene cada vez menos equilibrio, pues el bebé es cada vez más grande, se mueve también con mayor dificultad al no disponer de suficiente espacio porque se da por hecho que está completamente desarrollado y sí, por fin, listo para venir al mucho. La placenta pesa aproximadamente 600 g.

 

Cuando crece la tripa es porque está creciendo el útero y comprime. Lo más común, por tanto, es que el abdomen duela. Hay que tener en cuenta que el útero crece cada semana y lo que hace es ir desplazando las vísceras abdominales hacia atrás y hacia arriba. Asimismo, la compresión de estas y también de los nervios cercanos es lo que provoca el dolor. No obstante, el dolor de abdomen también puede ser debido a que los músculos están más relajados (los altos niveles de progesterona relajan la musculatura en el cuerpo) o a los gases.

 

El dolor de abdomen también puede deberse a un exceso de gases. Hay que tener en cuenta que el 90% del gas que hay dentro de nuestro tubo digestivo es externo (aire que tragamos) y el 10% producto de bacterias intestinales. ¿Qué debo hacer para tratar estas molestias abdominales? En realidad, las molestias abdominales no precisan de tratamiento. Simplemente se debe estar en reposo y evitar posturas molestas. En casos musculares, el dolor o malestar sí puede aliviarse con una faja diseñada para mujeres embarazadas.


Te puede interesar:
Muchas parejas se preguntan "¿cómo elegir el nombre de mi bebé según el apellido?". En estos casos la tarea puede ser larga y tediosa y por ello siempre se recomienda que la búsqueda comience desde que se sabe la noticia del embarazo y que se mantenga siempre la mente abierta a nuevas opciones hasta encontrar la satisfactoria para todos.


Fuentes:

https://www.natalben.com/sintomas-embarazo/signos-durante-el-embarazo-dolor-abdomen

https://inatal.org/el-embarazo/los-sintomas/el-abdomen-y-el-utero-en-el-embarazo/222-molestias-o-dolores-leves-abdominales-durante-el-embarazo.html

Fecha de actualización: 24-07-2019

Redacción: Ana Ruiz

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>