Tocolíticos en amenaza de parto pretérmino

Tocolíticos en amenaza de parto pretérmino
comparte

El parto prematuro, antes de las 37 semanas de gestación, es el principal responsable de la morbilidad y mortalidad perinatal en nuestro país, su incidencia, además, está aumentando considerablemente en los últimos años. Es España más de un 7% de los partos suceden antes de tiempo, con el consiguiente riesgo para la vida o la salud del recién nacido.

Los estudios revelan que cada semana de gestación que se retrase el parto se multiplican las probabilidades de supervivencia del neonato y disminuye el riesgo de secuelas. Por ello ante una amenaza de parto prematuro, los esfuerzos de los ginecólogos van siempre dirigidos a evitar que éste se produzca. Aunque es prácticamente imposible detener un parto prematuro, el proceso se puede ralentizar. Para ello se lleva a cabo un tratamiento que consiste en la administración de fármacos tocolíticos, que demoran el nacimiento.

 

Los agentes tocolíticos inhiben el parto o mejor dicho, reducen la actividad del útero actuando sobre los mecanismos implicados en el proceso del parto.

 

Sin embargo, a pesar de que la tocólisis es la terapia de urgencia en caso de amenaza de parto prematuro, su aplicación no está exenta de controversia. Pues si bien es cierto que retrasan el parto, su eficacia completa no ha podido ser demostrada y su seguridad tampoco está del todo clara.

No te puedes perder ...

Parto prematuro

Parto prematuro

El parto prematuro es aquel que ocurre antes de la semana 37, es decir, antes de que el feto esté totalmente preparado para nacer. ¿Por qué se produce? ¿Se puede evitar?

 

Los tocoliticos retardan el parto, pero solo 24 o 48 horas, lo justo para proporcionar un tratamiento conjunto con corticoides y realizar el transporte de la gestante a un centro sanitario especializado. Y aunque cada día que se prolongue el embarazo significa un incremento de la tasa de supervivencia del neonato, para algunos expertos el beneficio de ganar 48 horas no parece compensar el riesgo de los efectos adversos de los tocolíticos (hipotensión severa, edema pulmonar, disnea, infarto, náuseas, taquicardia, mareos, cefaleas, etc.).

 

Y es que estos fármacos solo detienen las contracciones no evitan el parto prematuro, que tras un periodo de no más de 48 horas se iniciará ineludiblemente. Es asimismo una técnica con muchas contraindicaciones (preeclampsia, hemorragias, arritmias, anomalía fetal, placenta previa, dilatación de cérvix de 4 o más cm., etc.), que además solo tiene eficacia en concomitancia con otro tratamiento (administración de corticoides para favorecer la maduración pulmonar del feto y reposo de la madre) y tampoco previene nuevos episodios de amenaza de parto prematuro.

 

Ahora bien, a pesar de que los estudios cuestionan el uso sistemático de esta práctica, es el protocolo recomendado en los casos de amenaza de parto prematuro, cuando la edad gestacional es menor de 34 semanas, ya que el tiempo ganado aunque escaso, es muy valioso para atenuar la morbilidad perinatal.

 

Tipos de fármacos tocolíticos

 

Existen diferentes tipos de fármacos para el tratamiento tocolítico (agonistas beta, antagonistas de los canales de calcio, sulfato de magnesio, antagonistas de los receptores de oxitocina, etc.). Cada uno tiene su mecanismo de acción y sus efectos secundarios, pero hasta la fecha ninguno ha conseguido el equilibrio idóneo entre eficacia y seguridad. Por lo que se ha llegado al acuerdo de que no existe el tocolítico ideal.

 

Los únicos tocolíticos que están autorizados en España para el tratamiento de la amenaza de parto prematuro son el ritodrine (agonista beta) y el atosiban (antagonista de los receptores de oxitocina). Ambos son igualmente eficaces en retrasar el parto 48 horas, sin bien el primero provoca más efectos secundarios. Por ello, el atosiban es el tocolítico de elección para los casos de amenaza de parto prematuro.


Te puede interesar:
Hallar la manera de que los nombres combinen con el apellido y que el resultado sea perfecto para la pareja no siempre resulta sencillo. Por ello, siempre se recomienda que la búsqueda comience desde que se sabe la noticia del embarazo y que se mantenga siempre la mente abierta a nuevas opciones hasta encontrar la satisfactoria para todos.


Fuentes:

Tratamiento tocolítico del parto prematuro https://www.icf.uab.cat/assets/pdf/productes/preres/preres11.pdf

Medline plus, Parto prematuro https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000486.htm

Fecha de actualización: 05-11-2019

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>