Insomnio en el posparto

Insomnio en el posparto
comparte

Cuando el bebé está en casa, tus momentos de descanso dependen de su sueño. Incluso es común que no logres dormir cuando tengas la oportunidad de hacerlo. 

 

El posparto, también conocido como puerperio, es la fase que sigue al parto y dura aproximadamente seis semanas o cuarenta días, lo que hace también muchas veces sea conocido como cuarentena. Lo importante de esta etapa es que todos los órganos  genitales deben retomar a su estado normal previo al embarazo.

 

Durante las seis semanas que siguen después del parto, se van a producir muchos reajustes en tu cuerpo, tanto físicos como emocionales, que te dejarán resentida y fatigada. Tu cuerpo revertirá todos esos cambios que ocurrieron durante el embarazo para volver el mismo que antes.

 

El insomnio después del parto es inevitable debido al cansancio y las molestias físicas porque tu cuerpo sigue cambiando. Pero, sin duda, el bebé y sus cambios de horarios de alimentación y sueño son los que van a impedir que duermas durante siete horas seguidas.

El primer día del bebé en el hospital

El primer día del bebé en el hospital

La estancia en el hospital tras el parto: Atrás quedaron los años en los que el embarazo era tratado como una enfermedad. Y ahora que el parto se considera parte del proceso natural de la vida y no una patología –salvo excepciones- la permanencia en el hospital después dar a luz se ha convertido en una excelente oportunidad para reponerse del esfuerzo, descansar y aprender cómo cuidar a la nueva personita que acaba de llegar al mundo

 

Algunas de las causas más frecuentes del insomnio son:

 

- Cansancio. Seguramente el insomnio ya apareció en el último trimestre del embarazo a causa del cansancio. Más cansada aún te encuentras después del parto por el desgaste físico que supone dar a luz. Así que es cuestión de unas semanas que te recuperes.


- Madres primerizas. Casi todas las madres tienen problemas para dormir durante los primeros meses del bebé, pero el insomnio está casi asegurado en el caso de las madres primerizas. La responsabilidad de atender a un bebé te resulta totalmente novedosa y temes quedarte dormida y que le pase algo. Tu insomnio es producto de tu inseguridad.


- Horarios. Los bebés no es que duerman poco, es que duermen a ratitos. Adaptarte a los horarios del bebé para darle el pecho o el biberón cuando sea necesario supone una ruptura total de tu ciclo de sueño. Y no hay solución porque tienes que adaptarte a los horarios del bebé.


- Depresión posparto. El insomnio puede ser un síntoma de la depresión posparto. Cansancio, tristeza, falta de ánimo y la sensación de culpabilidad por no sentirte tan feliz como era de esperar hacen que no puedas conciliar el sueño.


- Cambio hormonal. Las hormonas están incontrolables durante todo el embarazo y los niveles de estrógenos no se regulan inmediatamente tras el parto. El equilibrio hormonal tardará un tiempo en llegar y, mientras se produce, es normal que tengas problemas para dormir.


- Dolor posparto. El útero aumenta su tamaño para alojar a tu bebé y las contracciones que sufres no son solo durante el parto. Una vez que has dado a luz, el útero debe recuperar su tamaño original y aparecen las dolorosas contracciones que te impiden dormir.

 

Por suerte, se trata de una etapa que lograrás superar siguiendo algunos sencillos consejos.

 

- Descansar no siempre implica dormir. Si tu bebé está durmiendo y no tienes sueño, puedes aprovechar ese momento para hacer algo que te gratifique. Prueba a mantener una respiración lenta durante algunos minutos para reponer energía y relajarte.

 


-Buena alimentación. El cansancio suele crispar los nervios; por eso, ayúdate con una buena dieta y evita las comidas pesadas, las bebidas colas y el café.

 


-Pasea a tu bebé. Si tu pediatra lo permite, y no hace mucho frío o calor, puedes llevar a tu bebé de paseo. Cuando caminas te ejercitas y recuperas energía.



-Apoyo familiar. Puedes aprovechar los fines de semana para lograr un descanso más profundo. Busca delegar los cuidados de tu bebé en tu marido o en los abuelos.

 

Sigue estos consejos y tu insomnio disminuirá de forma paulatina.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×