• Buscar
Publicidad

Cómo prepararse para la llegada del bebé

Cómo prepararse para la llegada del bebé

A medida que se acerca la fecha probable de parto la incertidumbre por lo que va a ocurrir y el deseo de los futuros papás por tener en brazos a su bebé aumentan el nerviosismo y la agitación jugando, en ocasiones, malas pasadas.

Publicidad

Indice

Articulo relacionado: Laringitis en niños

 

¿Cuándo empezar a preparar todo?

Tenerlo todo preparado con antelación puede evitar que, en el último instante, el pánico se apodere de unos padres primerizos. A partir de la semana 37 puede ser un buen momento para pensar en los preparativos del parto, y así, el día señalado tener una preocupación menos en la cabeza.

 

¿Cómo prepararse para el nacimiento del bebé?

1. Informarse sobre el parto. El miedo a no saber qué va a ocurrir durante el parto es uno de los mayores temores de toda embarazada. Instruirse, conocer todo lo que tiene que ver con el embarazo y al fin y al cabo despejar cualquier duda que nos  desvele es la mejor forma de afrontar un parto. Existe infinidad de bibliografía acerca de la maternidad, así como un sinfín de webs donde informarte. Si tienes preguntas, no dejes de resolverlas con tu matrona o tu ginecólogo o de acudir a las charlas presenciales de Charlas Matronales. Conocer los signos que anuncian el parto, saber qué esperar en el paritorio, familiarizarse con la terminología (cesárea, oxitocina, expulsivo, epidural, pujos, monitorización, etc.) o elaborar un plan de parto ayudan a prevenir sorpresas, a estar preparada ante cualquier cambio inesperado y a participar activamente en el nacimiento de tu hijo. Lo que te tranquilizará y facilitará el trabajo del parto.

2. Preparar la documentación. La mayoría de los hospitales tienen guardados y/o informatizados los datos de la parturienta, no obstante se recomienda tener y llevar una copia de los mismos (historial médico, pruebas durante el embarazo, análisis, plan de parto, etc.), especialmente si no se va a parir en el mismo centro donde se ha realizado el seguimiento del embarazo. Igualmente ten siempre localizado el DNI y la tarjeta sanitaria o la del seguro médico. Buscarlo en el último momento puede ser realmente estresante.

3. Trazar la ruta al hospital. Realiza un viaje de prueba a la Maternidad para comprobar cuál es el camino más rápido y la entrada correspondiente, y calcula el tiempo que se tarda en llegar a diferentes horas del día. Es conveniente también prever una ruta alternativa en caso de tráfico, cortes de calles, clima adverso u otros imprevistos; así como localizar las zonas de aparcamiento más cercanas. Si tienes planificado ir en coche, asegúrate de que siempre tenga gasolina suficiente.

4. Instalar el sistema de retención infantil (SRI) en el vehículo. Una vez hayas dado a luz, de vuelta a casa, tendrás que llevar a tu bebé en una silla homologada para el coche. Si nunca antes has colocado una descubrirás que no es sencillo si eres presa de los nervios o tienes un recién nacido en brazos. Probarla y tenerla instalada correctamente antes es fundamental.

5. Tener lista la bolsa para el hospital. Se aconseja tener ya hecha la maleta con todo lo necesario para ti, el bebé y tu pareja.

6. Preparar algo de dinero en efectivo. Puede ser útil para el parquímetro, el parking, las máquinas expendedoras de bebida y comida, etc.

7. Decidir cómo va a ayudar la pareja o el acompañante del parto. Hablar de las tareas o funciones que tendrá el compañero puede evitar conflictos en el último momento.

8. Apuntar en un sitio visible (una nota colgada en la nevera, por ejemplo) la lista de cosas imprescindibles que necesites hacer o incluir antes de salir para no olvidarte de ellas.

9. Tener a mano los teléfonos de la Maternidad, Urgencias, el ginecólogo, la matrona, el servicio de taxis, etc.por si los necesitas en cualquier momento.

10. Prepara el espacio en casa para el bebé. Esto es algo que suele dar mucha tranquilidad a las madres, tener el mobiliario y el espacio que va a ocupar el bebé, también suficiente ropa de cama, sábanas, protector, toallas… Todo debe estar listo con bastante antelación. En el caso de querer colechar, lo mejor es colocar una cuna de colecho. En cuanto a las cosas que vas a utilizar para el aseo del bebé, como los pañales o las toallas, lo mejor es que sean biodegradables, ecológicos y que no contengan perfumes ya que estos pueden causar alergias. Lo mejor siempre va a ser encontrar materiales como algodón orgánico, ya que es menos agresivo para la tan delicada piel de los más pequeños.

11. Si tienes otro hijo, piensa con quién lo vas a dejar en el momento que llegue el parto. Comunícaselo a esa persona y piensa cómo vais a actuar, si lo vais a dejar vosotros en su casa, si va a ir esa persona a por él, si se va a quedar en tu casa mientras todo pase o en cambio, si el niño va a ir a la casa de esa persona. Lo mejor es que sea una persona que no viva demasiado lejos, así la espera no se te hará eterna.

12. Llena la despensa y el congelador. Las primeras semanas con un bebé pueden ser muy caóticas, sobre todo si sois padres primerizos. Por eso, es mejor que tengas la despensa llena, incluso puedes plantearte la opción de hacer táper para los primeros días. Si tienes a tu familia cerca seguramente os acerquen comida a casa para aprovechar y hacer una visita al bebé (tendrás que hablar con amigos y familias sobre el plan de visitas que tienes), pero si tu familia está lejos, esta puede ser una muy buena opción.

13. Afronta el miedo. La llegada inminente de un bebé suele ir acompañada de cierto grado de miedo. Sobre todo temor al parto, a las posibles complicaciones, a los cambios, etc. Este miedo puede llegar a bloquearte, por eso debes afrontar el miedo como un desafío y confiar en ti misma. Para el miedo te puede ayudar acudir a clases de educación maternal o a un curso de preparación al parto. El conocimiento sobre las fases del parto harán que estés más tranquila.

14. Haz un examen de seguridad en casa. Los peligros que pueden afectar a un adulto no son los mismos que le pueden causar daño a los bebés. Además, los productos de limpieza deben quedar alejados del alcance del pequeño y las puertas deben tener sistemas adicionales para que los menores no accedan a productos peligrosos.


Te puede interesar:

Una de las primeras cosas que quiere averiguar una mujer embarazada es la probable fecha de parto ya que con este dato puede realizar un mejor seguimiento de su embarazo y planificar al máximo todo lo necesario para cuando nazca el bebé.

Fuentes:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 14-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×