Cómo prepararse para la llegada del bebé

Cómo prepararse para la llegada del bebé
comparte

A medida que se acerca la fecha probable de parto la incertidumbre por lo que va a ocurrir y el deseo de los futuros papás por tener en brazos a su bebé aumentan el nerviosismo y la agitación jugando, en ocasiones, malas pasadas.

Tenerlo todo preparado con antelación puede evitar que, en el último instante, el pánico se apodere de unos padres primerizos. A partir de la semana 37 puede ser un buen momento para pensar en los preparativos del parto, y así, el día señalado tener una preocupación menos en la cabeza.

 

Cómo prepararse para el nacimiento del bebé

 

1. Informarse sobre el parto. El miedo a no saber qué va a ocurrir durante el parto es uno de los mayores temores de toda embarazada. Instruirse, conocer todo lo que tiene que ver con el embarazo y al fin y al cabo despejar cualquier duda que nos  desvele es la mejor forma de afrontar un parto. Existe infinidad de bibliografía acerca de la maternidad, así como un sinfín de webs donde informarte. Si tienes preguntas, no dejes de resolverlas con tu matrona o tu ginecólogo o de acudir a las charlas presenciales de Charlas Matronales. Conocer los signos que anuncian el parto, saber qué esperar en el paritorio, familiarizarse con la terminología (cesárea, oxitocina, expulsivo, epidural, pujos, monitorización, etc.) o elaborar un plan de parto ayudan a prevenir sorpresas, a estar preparada ante cualquier cambio inesperado y a participar activamente en el nacimiento de tu hijo. Lo que te tranquilizará y facilitará el trabajo del parto.

Cómo preparar la casa para la llegada del bebé

Cómo preparar la casa para la llegada del bebé

Son muchas las cosas que hay que tener en cuenta cuando planificamos un embarazo: nuestra situación económica, laboral y, por supuesto, el espacio que tenemos en casa para la llegada de un nuevo miembro. No es sólo que haga falta una habitación para el niño, también hace falta espacio para guardar sus innumerables objetos personales: el cochecito, el cambiador, la ropa, los juguetes, etc.

 

2. Preparar la documentación. La mayoría de los hospitales tienen guardados y/o informatizados los datos de la parturienta, no obstante se recomienda tener y llevar una copia de los mismos (historial médico, pruebas durante el embarazo, análisis, plan de parto, etc.), especialmente si no se va a parir en el mismo centro donde se ha realizado el seguimiento del embarazo. Igualmente ten siempre localizado el DNI y la tarjeta sanitaria o la del seguro médico. Buscarlo en el último momento puede ser realmente estresante.

 

3. Trazar la ruta al hospital. Realiza un viaje de prueba a la Maternidad para comprobar cuál es el camino más rápido y la entrada correspondiente, y calcula el tiempo que se tarda en llegar a diferentes horas del día. Es conveniente también prever una ruta alternativa en caso de tráfico, cortes de calles, clima adverso u otros imprevistos; así como localizar las zonas de aparcamiento más cercanas. Si tienes planificado ir en coche, asegúrate de que siempre tenga gasolina suficiente.

 

4. Instalar el sistema de retención infantil (SRI) en el vehículo. Una vez hayas dado a luz, de vuelta a casa, tendrás que llevar a tu bebé en una silla homologada para el coche. Si nunca antes has colocado una descubrirás que no es sencillo si eres presa de los nervios o tienes un recién nacido en brazos. Probarla y tenerla instalada correctamente antes es fundamental.

 

5. Tener lista la bolsa para el hospital. Se aconseja tener ya hecha la maleta con todo lo necesario para ti, el bebé y tu pareja.

 

6. Preparar algo de dinero en efectivo. Puede ser útil para el parquímetro, el parking, las máquinas expendedoras de bebida y comida, etc.

 

7. Decidir cómo va a ayudar la pareja o el acompañante del parto. Hablar de las tareas o funciones que tendrá el compañero puede evitar conflictos en el último momento.

 

8. Apuntar en un sitio visible (una nota colgada en la nevera, por ejemplo) la lista de cosas imprescindibles que necesites hacer o incluir antes de salir para no olvidarte de ellas.

 

9. Tener a mano los teléfonos de la Maternidad, Urgencias, el ginecólogo, la matrona, el servicio de taxis, etc.por si los necesitas en cualquier momento.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar