×
  • Buscar
Publicidad

¿Qué es bueno para las estrías en el embarazo?

¿Qué es bueno para las estrías en el embarazo?

Las estrías son un tema de estética que a toda mujer le gustaría evitar, pero por el aumento de peso que el cuerpo experimenta en el embarazo es inevitable. Lo mejor que puedes hacer es prevenir.

Publicidad

Índice

En el embarazo suele ser muy común que las mujeres desarrollen estrías sobre su piel, especialmente en el área del vientre y los pechos, puesto que son las partes que mayor aumento tienen durante la gestación. También pueden aparecer en los muslos, la cadera o las nalgas.
 

¿Por qué salen las estrías?


Las estrías son esas líneas paralelas que aparecen sobre la piel cuando se experimentan cambios hormonales o la piel sufre un estiramiento brusco. Al suceder esto, las fibras de colágeno se rompen y aparecen estas marcas que se pueden apreciar como una línea de color un poco más clara que el natural de la piel de la mujer.

Cuando la piel comienza a estirarse se ven como unas líneas largas, las cuales toman un color entre rojo y morado, que después se tornará blanco. Cuando tu tripa y pechos crecen tan bruscamente en el embarazo, tu dermis no lo hace al mismo tiempo y se desgarra.

Es en el tercer trimestre del embarazo cuando suceden los cambios más bruscos en el cuerpo de la mujer, además de que en esta etapa de la gestación tu piel se tornará un poco más seca y el colágeno se altera, por lo que la aparición de estrías es todavía mayor.
 

Estrías rojas


Las estrías también se pueden entender como cicatrices que ocurren dentro de la misma piel, debido al estiramiento brusco que sufrió. Estas se pueden eliminar con facilidad cuando son de color rojo, por lo que debes hacer algo al respecto lo más pronto posible. En este momento se pueden eliminar mejor porque la sangre aún circula por ellas, por eso son de color rojo. Una vez se vuelven blancas, son cicatrices más complicadas de tratar.
 

Estrías blancas


Las estrías blancas son las mismas que las de la primera etapa, pero cuando no se tratan y dejan de tener flujo sanguíneo, se quedan como cicatrices permanentes. Algunas pueden desaparecer con el tiempo, pero las que se quedan necesitan de un tratamiento complejo para poder eliminarse.
 

¿Puedo saber si me van a salir estrías?


Nadie puede saber si le van a salir estrías durante el embarazo, aunque a la mayoría de las embarazadas les puede salir, no podemos asegurarte nada. De todas maneras, hay factores que pueden aumentar la posibilidad de que sí tengas.

- Aumento de peso rápido

- Embarazo de dos bebés o más

- El tamaño del bebé es grande

- Exceso de líquido amniótico

El factor hereditario es una forma de saber si tú vas a tener estrías en la gestación, por lo que lo mejor que puedes hacer para quitarte esta duda es preguntarle personalmente a tu mamá y tu abuela.
 

¿Se pueden evitar las estrías en el embarazo?

 

Como lo mencionábamos anteriormente, las estrías en su primera etapa se pueden eliminar más fácilmente que cuando se tornan blancas. De todos modos puedes seguir estos consejos para disminuir la posibilidad de tenerlas.

1.- Hidrátate. Tienes que tomar muchos líquidos para mantener tu piel hidratada y su elasticidad no se vea afectada. Además, debes aplicarte todos los días, después de la ducha, una buena crema hidratante. Se recomienda usar cremas con vitamina A, que ayudan a la piel a soportar el estiramiento.

2.- Haz ejercicio. Tener un tono muscular saludable evita que existan roturas en la piel, como las que se generan al estirarse en el embarazo.

3.- No te expongas al sol. El sol puede marcar más la piel que no tiene cicatrices, por lo que se te notarán más. En caso de que te expongas utiliza bloqueador.

4.- Masajes. Puedes utilizar una crema antiestrías al mismo tiempo que aplicas un masaje circular en las zonas dañadas.

5.- Aliméntate sanamente. Consume alimentos ricos en proteína, magnesio y vitaminas A, E y C.

6.- No fumes. Fumar es nada recomendable durante la gestación, pero también debes saber que esta acción afecta la producción de colágeno y elastina.

7- Controla el aumento de peso. Durante el embarazo vas a engordar, pero debes hacerlo de manera controlada y gradual, a medida que crece el bebé.

8- Usa aloe vera. El aloe vera previene la sequedad y natural activa el colágeno aportando elasticidad a la piel, previniendo la aparición de las estrías.

9- La rosa de mosqueta también es un gran aliado. Esta planta regenera, hidrata y nutre la piel, contribuyendo al crecimiento celular, por lo que sirve a prevenir y combatir la aparición de estrías.

10- Por último, la manteca de karité es un hidratante natural que evita el rompimiento de la piel. Se recomienda usarlo desde las primeras semanas de embarazo para prevenir, pero también ayuda a tratar las estrías que aparezcan.
 

¿Y si las estrías no desaparecen?


Si después del parto las estrías se siguen notando mucho y las cremas no son suficientes para reducirlas, puedes recurrir a tratamientos estéticos como el láser, que ayuda a producir más colágeno y recuperar la elasticidad de la piel en la zona de las estrías. O el peeling quirúrgico, que en medicina sirve para aumentar la producción de colágeno de la piel y mejorar el aspecto de la misma. Consiste en la aplicación de productos químicos sobre la piel (ácido tricloroacético, ácido salicílico, ácido acelaico…) que eliminan las capas superficiales de la epidermis para que ésta se regenere.


Fuentes:

Sanitas: https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/estetica/estrias.html

Elsevier: https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-las-estrias-etiologia-clinica-tratamiento-15449

Fecha de actualización: 22-07-2020

Redacción: Genaro Aguilar

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.