×
  • Buscar
Publicidad

¿Embarazada o gorda?

¿Embarazada o gorda?

Muchas mujeres se enfrentan a una situación “embarazosa” cuando les preguntan si están embarazadas y sólo han ganado algún kilo. En cambio, otras mujeres se quedan embarazadas y nadie se atreve a preguntarles por miedo de estar cometiendo un error.

Publicidad

Índice

 

 

¿Esta situación “embarazosa” es común?


A partir de los 3 meses de embarazo, la barriga empieza a notarse. Pero, normalmente, el tamaño de la barriga no es lo suficientemente grande como parecer que estás embarazada, y no es lo suficiente grande como para que empiecen a pensar que estás embarazada.

En este momento es cuando la gente puede empezar a mirar tu barriga, pero no se atreve a hablar por miedo a cometer un error. Eso es lo que se conoce como el fenómeno “embarazada o gorda”.

Mucha gente no se atreverá a preguntar si estás embarazada por si mete la pata. Habrá gente que preguntará, normalmente a la que no le importa demasiado meter la pata. No se lo tomes en cuenta a la gente que no te pregunta por tu embarazo,, ya que lo hace para evitar malos tragos. Si te apetece que sepan que estás embarazada puedes aprovechar el momento y decírselo tú misma, sin esperar a que te pregunten.
 

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

¿Qué puede definir la forma de la barriga en el embarazo?


Los factores que definen la forma de la barriga en el embarazo son:

- Las semanas de embarazo: cuanto mayor sea la edad gestacional, mayor va a ser el tamaño de la barriga. Pero debes tener en cuenta que dos mujeres embarazadas con la misma semana de gestación no tienen por qué tener una barriga del mismo tamaño.

- De la cantidad de líquido amniótico generado: la cantidad de líquido amniótico en el útero o la cantidad de gases que tenga la embarazada puede provocar que aumente el volumen del abdomen.

- Los músculos abdominales: las mujeres que tienen un buen tono muscular en el abdomen tendrán una barriga de menor tamaño que una mujer que ha pasado por varios embarazos y cuyos músculos abdominales han sufrido distensión varias veces o una mujer que tiene escaso tono muscular.

- La constitución física de la mujer: las mujeres que tienen las caderas anchas suelen tener una tripa menos voluminosa que las mujeres con caderas estrechas.

En la forma y en el tamaño de la barriga durante el embarazo pueden influir otros factores, como la grasa acumulada durante el embarazo o la que ya se tenía antes de este si se padecía obesidad. En cualquier caso, los obstetras recomiendan fiarse de las pruebas médicas en las que se valora el tamaño del bebé en relación con la semana de gestación y dejar de prestar atención a la forma de la barriga.

 

¿Qué pasa si estoy embarazada y tengo obesidad?


Debes tener en cuenta que muchas veces no se darán cuenta de que estés embarazada hasta que el embarazo ya sea muy evidente (sobre todo si acostumbras a llevar ropa ancha). Puedes pensar en esto como una ventaja ya que no tendrás que estar constantemente dándole explicaciones a los demás.

Puede resultarte difícil entonar ropa de tu talla y que te guste. Normalmente la ropa premamá no suele gustar. Pero en el caso de las mujeres con una talla mayor a la 44 puede ser una auténtica agonía encontrarlo.

También puedes tener que explicar a los médicos con los que te cruces durante el embarazo que ya tenías sobrepeso antes de quedarte embarazada.

 

 

 

¿Qué tipo de complicaciones en el embarazo pueden causar el sobrepeso y la obesidad?


Si sufres sobrepeso o obesidad, tienes más probabilidades que las embarazadas con un peso adecuado de tener ciertos problemas médicos durante el embarazo. Cuanto más sobrepeso tenga, más alto será su riesgo de tener problemas. Algunos de estos problemas son:

- Aborto espontáneo: cuando el bebé muere en el útero antes de la semana 20 de embarazo.

 

 

Nacimiento sin vida: cuando el bebé muere en el útero antes de nacer, pero después de la semana 20 del embarazo.

- Alta presión arterial y preeclampsia; un tipo de alta presión sanguínea que sólo sucede en las embarazadas. Puede causar serios problemas, para madre e hijo.

- Diabetes gestacional: la que tienen algunas mujeres durante el embarazo.

- Complicaciones durante el parto, incluido tener un bebé muy grande o de necesitar una cesárea.

Algunos problemas, como la preeclampsia, pueden aumentar sus probabilidades de tener un parto prematuro, el que comienza antes de completar las 37 semanas de embarazo. Eso es demasiado pronto y puede causar serios problemas de salud para su bebé.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.