• Buscar
Publicidad

Cuándo comprar sujetadores de embarazo

Cuándo comprar sujetadores de embarazo

Llevar sujetadores de buena calidad durante el embarazo es fundamental para evitar dolores de mamas, de espalda y la antiestética caída de pecho.

Publicidad

Índice

 

Cambios del pecho en el embarazo

En contra de lo que se cree, no es el amamantamiento lo que descuelga o estropea el pecho sino el cambio de volumen repentino que se produce desde casi el momento de la concepción. Además, se producen otros cambios en los senos en estos 9 meses:

- Aumento de tamaño. A principios de la gestación, se acumula grasa en los senos y las glándulas mamarias aumentan de tamaño en preparación para la lactancia. Desde las primeras semanas se nota un gran aumento, incluso de una talla más.

- Picazón y aparición de estrías. Al incrementar su tamaño considerablemente, es muy común que aparezcan las temidas estrías y que se sienta picor en la zona debido al estiramiento de las fibras de colágeno de la piel.

- Cosquilleo y sensibilidad al tacto. El aumento de las hormonas femeninas (prolactina, oxitocina, hormona lactógena placental y luteinizante) hace que los senos se vuelvan más sensibles, se hinchen o incluso duelan.

- Venas más grandes. El volumen de sangre de la mamá aumenta hasta un 50% en el embarazo, lo que puede provocar que las venas del pecho se vuelvan más azuladas y se distingan mejor.

- Pezones y aréolas. Se vuelven más oscuros y se notan más. Las pequeñas glándulas de la superficie de las aréolas se elevan y se tornan irregulares, apareciendo los tubérculos de Montgomery.

- Secreción de calostro. Aunque aún falte para el parto, algunas mujeres empiezan a segregar calostro desde las 12 semanas. El calostro puede salir por sí solo, al masajear el seno o durante la excitación sexual.
 

Consejos para comprar sujetadores premamá


- El pecho comienza su transformación prácticamente desde las primeras semanas de gestación, cuando las glándulas mamarias empiezan a multiplicarse y no para de crecer hasta el último trimestre, llegando a sumar entre 400 y 600 gramos más. Por ello es importante equiparse ya entonces con sostenes especialmente diseñados para esta etapa o bien, si quieres aprovecharlos después, para amantar. 

Si durante el embarazo los sujetadores habituales están resultando incómodos (aprietan, presionan, hacen marca) es el momento de cambiar de talla, si no lo has hecho antes. Si estás en la mitad o al final de la gestación opta mejor por uno de lactancia. 

- Presta atención a tus nuevas medidas para acertar con la talla. No dudes en pedir asesoramiento a un profesional en el punto de venta. El sujetador no debe apretar, pero tampoco quedar demasiado holgado, o no ayudará a la sujeción.

- Cuando hayas dado a luz el tiempo será tu bien más preciado y probablemente las demandas de tu recién nacido limitarán tus salidas. Ir de compras a adquirir lencería de lactancia será lo que menos te apetezca. Si no los has necesitado antes, te aconsejamos comprar sujetadores de lactancia, como tarde, 1 o 2 meses antes del parto. Así los podrás usar en la recta final y los tendrás preparados para el nacimiento. Asimismo, aunque depende de cada mujer y lo que cada una aumente de peso, el crecimiento del pecho habitualmente se estabiliza en el segundo trimestre. Por lo que entre este momento y el posparto tus medidas apenas variarán, teniendo en cuenta que con la subida de la leche las mamas se hincharán. Pero pasadas las primeras dos semanas el tamaño se regulará y la talla será la misma que al final del embarazo.

- Existen también sujetadores de noche para esta etapa. Úsalos si el tamaño te incomoda al acostarte.

Los de estilo deportivo pueden ser una buena opción si no quieres invertir en sostenes específicos, ya que ofrecen un buen soporte. Si bien, algunos comprimen demasiado el pecho y pueden resultar incómodos (y peligrosos) en las últimas semanas de embarazo o durante la lactancia. 

- Compra un sujetador de calidad fabricado con fibras naturales que transpiren para evitar roces y daños a la piel y el pezón, más sensibles en estos meses.
 

¿Cómo elegir la talla de sujetador?

Para acertar con la talla correcta en estos meses que los senos crecen entre una y dos tallas más, lo único que tienes que hacer es coger una cinta métrica y medir el contorno por debajo del busto. Esto te dará la talla de sujetador (en número). Después haz lo mismo colocando el metro sobre la parte más prominente del pecho, a la altura del pezón. Esto es la talla de la copa (en letra).

Lo ideal es medirte a partir de los dos últimos meses de embarazo. Así tendrás preparados los sostenes el día del parto y podrás usarlos incluso en el embarazo. El volumen del pecho continúa creciendo a lo largo de todo la gestación, pero suele estabilizarse en el último trimestre y la talla que tengas entonces será, con mucha probabilidad, la misma que en la lactancia.


Fuente:

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 09-07-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×