¿Se puede comer paté durante el embarazo?

¿Se puede comer paté durante el embarazo?
comparte

Durante el embarazo hay que poner algunas restricciones en ciertas comidas para evitar infecciones en la mamá o el feto. En el caso de los patés, se deben eliminar de la dieta los caseros o refrigerados y optar por los que lleven la etiqueta UHT.

Se puede comer paté en pequeñas cantidades y siempre que haya sido procesado para su conservación o haya pasado por un proceso de temperatura ultra-alta, es decir, quedan descartados los patés caseros o naturales que no han sido cocinados.

 

Los patés que no están pasteurizados pueden contagiar la listeriosis, una infección que se contrae al comer alimentos que contienen la bacteria listeria monocytogenes. La listeria se elimina tras la pasteurización o tratamientos térmicos similares ya que puede sobrevivir a la refrigeración (menos de 3ºC) y es ligeramente más resistente al calor que otras bacterias, ésta puede seguir desarrollándose a 45º o 50 ºC.

 

Las mujeres embarazadas y los recién nacidos están dentro del grupo de riesgo por ser muy propensos a la listeria. Esta bacteria puede tener efectos muy graves en la salud del feto porque puede atravesar la placenta e infectar el líquido amniótico. En los caso más graves puede provocar abortos.

Comer bien durante el embarazo

Comer bien durante el embarazo

La necesidad de una adecuada nutrición es primordial durante el desarrollo de nuestras vidas, pero lo es aún más durante el embarazo, debido a que durante esta etapa el  alimento materno es la única fuente nutritiva para el bebé, por lo que la buena alimentación de la madre se verá reflejada en la buena salud del recién nacido.  

 

Por otra parte, el hígado, ingrediente principal de los patés, tiene un alto contenido en vitamina A y un exceso de esta vitamina puede causar toxicidad y ser perjudicial para la salud del feto. Podría provocar malformaciones fetales, anomalías cardiacas, alteraciones en el sistema nervioso y en el timo (órgano del sistema endocrino). Aunque es difícil sufrir una hipervitaminosis siempre hay que tener cuidado a la hora de las comidas.

 

Por tanto hay que evitar los pates refrigerados, pues la listeria puede sobrevivir a bajas temperaturas, y optar por patés esterilizados o enlatados que lleven la etiqueta UHT (proceso térmico para eliminar microorganismos). También es recomendable sustituir los patés de hígado por otros que no lo lleven para evitar los efectos perjudiciales de un exceso de ingesta de vitamina A.  

 

 


Fuente:

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

"Los consejos de tu matrona", Guía elaborada por la Asociación Española de Matronas.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar