¿Puede una embarazada comer marisco?

¿Puede una embarazada comer marisco?
comparte

Durante la gestación hay muchas restricciones alimenticias para evitar contraer ciertas enfermedades que pueden ser muy dañinas para el feto. El marisco no es una de ellas, eso sí, conviene consumirlo con moderación y siempre muy bien cocinado, por lo que olvídate de las ostras u otros mariscos crudos.

No te puedes perder ...

El marisco es fuente de ácidos grasos omega 3, nutriente muy beneficioso durante el embarazo ya que ayuda a controlar el colesterol y a potenciar el desarrollo neuronal del feto. El único problema es que los mariscos, si no están bien cocinados, son fuente de infecciones e intoxicaciones alimentarias como la toxoplasmosis, la salmonelosis o el anisakis; la primera de ellas muy grave y potencialmente mortal para el feto.

 

Por eso, durante estos meses debes olvidarte de mariscos crudos como el carpaccio o las ostras y asegurarte de que aquellos que consumas estén bien cocinados (y, si puede ser, previamente congelados).

 

Por tanto, podrás comer sin problemas mejillones, almejas, langostinos, gambas, sepia, pulpo… pero bien cocidos o a la plancha.

 

Y si durante el embarazo estás teniendo digestiones lentas y pesadas, mejor evita el marisco ya que es rico en proteínas fibrosos que dificultan aún más la digestión.

 

Foto: Designed by Jannoon028 - Freepik.com


Te puede interesar:
Peso y embarazo van de la mano ya que es muy importante contolar al máximo cuántos kilos se van adquiriendo para evitar coger más de los precisos. Un aumento de peso elevado puede causar problemas de salud tanto a la madre como al feto.


Fecha de actualización: 13-01-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>