¿Puede una embarazada ayunar?

¿Puede una embarazada ayunar?
comparte

La alimentación y sus cambios durante el embarazo siempre han sido uno de los elementos que más atención reciben por parte de la mujer embarazada, en parte porque muchos de los síntomas del embarazo tienen que ver con modificaciones en la digestión, porque el aumento de peso excesivo o insuficiente han sido motivo de preocupación o porque es una de las variables que pueden afectar más al embarazo, pero que al mismo tiempo se puede corregir fácilmente modificando la alimentación.

Durante el embarazo es sumamente importante el cuidado de la alimentación. Esta debe ser muy variada y aportar todos los nutrientes tanto para la madre como para el bebé.

El ayuno durante el embarazo es más peligroso de lo que se cree. Nuevos estudios sobre el impacto del ayuno prolongado hacen notar que es más importante que nunca un control adecuado de la alimentación, no solo en tipo y calidad de alimentos sino también en que tan frecuente deben de consumirse.

El ayuno prolongado en mujeres embarazadas puede facilitar el desarrollo de hipoglucemia en el bebé, y también debido a ayunos prolongados, muchas mujeres embarazadas ven su apetito aumentado y esa es una de las razones por las que la ganancia de peso puede ser mayor al considerar que lo primero que desean comer son alimentos ricos en carbohidratos.

Cuando una mujer embarazada pasa más de doce horas sin comer corre el riesgo de sufrir un aborto o un nacimiento prematuro dependiendo de su avanzado estado de gestación. Esto es debido a que durante el ayuno se eleva la cantidad de producción de la hormona liberadora de corticotropina, la cual induce al trabajo del parto a sí mismo. Los expertos han concluido que en los embarazos con menos de 34 semanas de gestación los periodos de ayuno de más de trece horas aumentan tres veces la posibilidad de sufrir un parto prematuro. Los resultados de diversos estudios demuestran que la causa más importante de elevación de la hormona liberadora de corticotropina fue la falta de nutrientes en la madre por períodos de ayuno prolongados, y que otros factores como el estrés y el consumo alto de cafeína pueden aumentar aún más los niveles.

La posibilidad de otras consecuencias como las alteraciones en el desarrollo neurológico y el bajo peso al nacer, entre otros, pueden existir debido tanto al nacimiento prematuro como a la modificación de la nutrición del bebé en el útero.

Para evitar los riesgos del ayuno en el embarazo es importante que la embarazada no pase más de nueve horas sin tomar alimento y los que se consuman posean alto valor nutricional. Es decir, el periodo más largo sin comer será durante la noche. El resto del día se debe comer de forma habitual, y lo ideal sería cinco veces al día y en pequeñas cantidades. No se debe saltar ninguna de las comidas del día y si la mamá suele despertarse tarde, lo más recomendable es que tome un plato de fruta, nueces o ponga un vaso de leche junto a la cama para tomarlo a media noche, pues beneficia y evita los inconvenientes que pueden presentarse con un ayuno prolongado.

Finalmente, hay que tener en cuenta que durante el embarazo no solo se alimenta la mamá sino también el bebé por lo que se debe ser consciente de cuántas horas puede estar el feto sin alimento. Una nueva vida que crece en el vientre de la futura mamá se está nutriendo por medio de los alimentos que esta ingiere. Por eso, no es en absoluto recomendable que se hagan ayunos durante el embarazo, pues son completamente innecesarios porque se podría estar poniendo en peligro la salud del bebé.

Hay que comer con cabeza y seguir una dieta lo más variada posible en la que se incluyan las frutas, las verduras, la carne, el pescado, los huevos, y la mayor cantidad de alimentos que estén incluidos en el plato del buen comer.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×