Estoy embarazada, ¿puedo tomar café?

Estoy embarazada, ¿puedo tomar café?
comparte

Es importante cuidar lo que comes durante el embarazo, puesto que algunos alimentos pueden resultar dañinos para ti e incluso ser nocivos para la salud del bebé.

Las costumbres dentro de la alimentación de una persona dependen de varios factores como el de la forma en que se les educó desde que eran unos niños, puesto que a esta edad se imita prácticamente todo lo que se ve de los papás.

 

Otro factor que puede hacer que consumas ciertos alimentos por costumbre es la publicidad que puedes observar en tantos medios, desde la tele, la radio, anuncios en el tráfico y ahora hasta en el celular.

 

A pesar de que muchos de estos anuncios avisan sobre cómo se debe consumir el alimento, muchas veces no dice específicamente en qué situaciones no hacerlo, aunque también sucede por no informarse bien al respecto.

 

 

Alimentación durante el embarazo

 

Si consideras que tus hábitos alimenticios son bastante irregulares es necesario que cambies de una vez por todas, puesto que en el embarazo es de vital importancia cuidar de tu cuerpo y del de tu futuro hijo, a través, entre otras cosas, de una buena dieta.

 

Cuando te decimos que debes tener una buena dieta durante esta etapa no quiere decir que tengas que limitar toda tu alimentación y ser estricta en ciertas cosas como mal se conoce, sino que debes tener una alimentación equilibrada y variada.

 

Hay algunos alimentos que vas a tener que controlar durante el embarazo, pues algunos puedes ingerirlos normalmente en mayores cantidades a las que deberías hacerlo en esta etapa ya que sus componentes podrían afectar la salud del feto.

 

Algunos de los alimentos que debes evitar por completo en el embarazo son los siguientes:

 

- Carnes frías

 

- Carne cruda

 

- Huevos crudos

 

- Patés refrigerados

 

- Alcohol

 

- Pescado con alto contenido en mercurio

 

- Mariscos

 

 

¿Puedo tomar café en el embarazo?

 

El café es una bebida que en México y casi todo el mundo se bebe por las mañanas prioritariamente, puesto que es conocida por darnos la pila necesaria para despertar y hacer nuestros deberes.

 

Esta bebida se obtiene por medio de los granos tostados y molidos de la planta del café, además de ser una bebida estimulante debido a su contenido de cafeína.

 

Los especialistas afirman que un alto consumo de café en el embarazo aumenta las posibilidades de que exista en parto prematuro y otras situaciones complicadas.

 

Anteriormente se decía que el café debía ser eliminado de la dieta por completo en el embarazo, pero estudios recientes demuestran que simplemente se debe limitar el consumo de este para evitar algún daño.

 

Este consumo se debe limitar a una taza de café por día, puesto que suele llegar hasta la placenta, atravesar y entonces entrar en el líquido amniótico, por lo que el bebé también va a consumir de sus propiedades.

 

Conforme vaya avanzando el embarazo tu digestión se volverá más lenta, por lo que la cafeína va a tardar en salir de tu sistema más tiempo.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×