×
  • Buscar
Publicidad

Uno de cada 13 bebés es prematuro en España

Uno de cada 13 bebés es prematuro en España

En España, el número de niños nacidos antes de la semana 37 de gestación ha aumentado un 36% entre 1996 y 2013, siendo así uno de los países europeos con mayor tasa de nacimientos pretérmino, lo que supone un verdadero problema de salud pública ya que estos pequeños luchadores requieren unos cuidados especiales para salir adelante.

Publicidad

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año nacen 15 millones de bebés prematuros, lo que representa uno de cada 10 nacimientos en el mundo. En España, de acuerdo con las últimas cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE), son 28.000 bebés nacidos de forma prematura al año, lo que equivale a uno de cada 13-. Con estos datos, España se convierte uno de los países europeos con mayor tasa de nacimientos pretérmino.


Y es que la tasa de prematuridad ha aumentado hasta un 36% en los últimos 20 años. Las causas concretas no se conocen, aunque hay varios factores que explican este incremento: las técnicas de reproducción asistida, los partos múltiples, el estrés laboral, los problemas de salud en la madre y el retraso de la maternidad.


Esto a pesar de que un estudio reciente llevado a cabo por la Universitat Internacional de Catalunya (UIC Barcelona), junto con investigadores del Institut Català d’Oncologia (ICO) y el Instituto de Salud Carlos III de Madrid, muestra una correlación inversa entre el control del tabaco y los nacimientos prematuros. Así, analizando los países europeos, se observa que cuanto mayores son las medidas de control del tabaquismo, menores son las tasas de prematuridad.

No te puedes perder ...

Y tambien:


Y es que el consumo de tabaco o la exposición pasiva a éste durante el embarazo tiene numerosos efectos negativos en el desarrollo del feto, e influye en su nacimiento antes de tiempo. Por eso, este equipo de investigadores ha realizado un estudio que evalúa la correlación entre las medidas de control del tabaquismo implementadas en los diferentes países de la Unión Europa y el porcentaje de nacimientos prematuros y con bajo peso.


Según el Dr. José M. Martínez-Sánchez, responsable del grupo de investigación, “nuestro estudio muestra que aquellos países que tienen mayor implementación de las medidas de control del tabaquismo presentan un menor porcentaje de nacimientos prematuros. En este sentido, hemos podido observar que las medidas de control del tabaquismo también han tenido un impacto en indicadores perinatales.”


Por este motivo, los autores del estudio aconsejan seguir trabajando en el control de la epidemia del tabaco reforzando la implementación de políticas de control del tabaquismo, favoreciendo así el buen desarrollo de los embarazos, mejorando la salud de las mujeres gestantes y repercutiendo positivamente en el sistema sanitario público.


Consecuencias de la prematuridad


El gran problema de los partos pretérmino es que estos bebés tienen mayor riesgo de desarrollar problemas de salud que los que nacen a término, además de que su tasa de supervivencia depende en gran parte de las semanas de gestación con las que nazcan. Así, la tasa de supervivencia de un bebé de 23 semanas es tan solo del 13,1%, mientras que con 26 semanas se eleva hasta el 71,9%.


Aparte de la supervivencia o no de estos pequeños, los neonatos prematuros protagonizan el 75% de los ingresos hospitalarios de neonatos, de acuerdo a la Sociedad Española de Neonatología (SENeo). El grado de prematuridad repercute en un mayor riesgo de complicaciones graves como parálisis cerebral, déficits sensoriales, enfermedades crónicas o de padecer infecciones respiratorias agudas, especialmente la bronquiolitis causada por el Virus Respiratorio Sincitial (VRS).


Y es que la prematuridad implica que algunos de los órganos vitales de los recién nacidos no se han desarrollado en su totalidad, como los pulmones. De hecho, la patología más frecuente en los niños prematuros es el síndrome de distrés respiratorio (SDR) causado por la falta de maduración de los pulmones. El SDR es una enfermedad con pronóstico grave que impide la respiración normal del neonato y aumenta el riesgo de padecer asma, EPOC u otras patologías respiratorias en la edad adulta.


Además, la adaptación de las familias a la realidad de un niño prematuro es un proceso complejo. Como explican desde APREM (Asociación de Padres de Niños Prematuros): “Muchas familias se enfrentan a una situación para la que no estaban preparados, razón que explica nuestra labor como asociaciones de padres y madres de niños prematuros que les apoyamos en un proceso que va más allá del tiempo que pasan en el hospital”, explica Cristina Maroto. “El seguimiento médico y la atención psicológica no deben terminar cuando el bebé abandona el hospital. Los primeros años son clave para prevenir morbilidades y trastornos en el desarrollo de estos niños”.

 


Te puede interesar:

TodoPapás ha desarrollado unas pruebas de altas capacidades en niños con el fin de facilitar al máximo la identificación de este tipo de niños y así puedan realizarse los ajustes precisos en su entorno para que puedan alcanzar su potencial.

Fuentes:

Aprem.

Diez-Izquierdo, Ana; Balaguer, Albert; Lidón-Moyano, Cristina; Martín-Sánchez, Juan Carlos; Galán, Iñaki; Fernández, Esteve; Martínez-Sánchez, Jose M. Correlation between tobacco control policies and preterm births and low birth weight in Europe. Environmental Research. 2018 (in press)

Fecha de actualización: 18-11-2019

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad