• Login
  • Registrarme
×


×
×

Prematuros: Nacer antes de tiempo

Prematuros: Nacer antes de tiempo
comparte

Durante 9 meses, los papás sueñan con tener a sus bebés entre sus brazos. Pero si nace prematuramente, este sueño se ve interrumpido por una nueva realidad: la imposibilidad de tocarlo y la obligación de pasar las primeras semanas de su vida alejados de él. El aumento desde hace una década de bebés prematuros ha hecho que aparezcan nuevas maneras de sacar adelante a estos pequeños de bajo peso.

Los bebés prematuros pesan menos que los que nacen a término porque no les ha dado tiempo a engordar y a adquirir reservas de grasa, pero su peso puede ser normal si está entre los límites que corresponden a su edad gestacional. Los médicos utilizan las iniciales AEG que quieren decir que su peso es Adecuado a la Edad Gestacional. Otros bebés se desarrollan más lentamente durante su estancia en el útero materno, lo que no significa que sean prematuros. El resultado es un bebé que pesa menos de lo esperado para este tiempo, y se utiliza la expresión Bajo Peso para su Edad Gestacional (BPEG).

Cada año siguen naciendo muchos niños antes de tiempo. De hecho, en los últimos años se ha producido un notable aumento de niños prematuros. Según el XX Congreso Nacional de Medicina Perinatal, en los últimos tres años estos casos se han incrementado en un 13% respecto al trienio precedente. Las causas principales de este incremento son el  retraso de las parejas a la hora de tener hijos, el aumento de embarazos por fecundación asistida y el incremento de nacimientos en la población inmigrante, que no ha recibido cuidados sanitarios previos. Sin embargo, la mayoría sobreviven, incluso muchos de aquellos que pesan menos de 1.000 gramos al nacer. En España se logra una supervivencia muy satisfactoria en el 50% de los bebés que nacen a partir de las 22-24 semanas de gestación, incluso aunque pesen menos de 500 gramos.

Prevenir el parto prematuro

Prevenir el parto prematuro

La cifra de partos prematuros ha aumentado en los últimos años. El aplazamiento de la maternidad, el incremento de embarazos gemelares debidos a tratamientos de reproducción asistida o hábitos poco saludables son factores que multiplican la posibilidad de que el bebé que se espera nazca antes de lo previsto.




Los bebés prematuros tienen una serie de características físicas diferentes de los bebés nacidos en su peso:

- La piel del prematuro es más fina y brillante. En algunos lugares se pueden ver claramente las venas, como una red. 

 - El color puede ser más sonrosado al nacer (aunque muchos prematuros sufren ictericia los días siguientes). 

 - Suelen tener cabello fino y más abundante (lanugo) por todo el cuerpo. O por el contrario, no tener vello en absoluto. 

 - A veces las uñas son muy pequeñas.
 
 - En las niñas, los genitales tienen un aspecto algo extraño porque los labios mayores no cubren a los menores. 

 - En los niños, es probable que no se haya producido el descenso de los testículos al escroto. 

 - La cabeza parece muy grande en proporción con el cuerpo, y cuando pasa un poco de tiempo, parecerá que está aplanada por los lados. También pueden tener los huesos del cráneo más blandos (craneotabetes).

 - No es infrecuente que tenga los párpados fusionados en el momento del nacimiento. Con el tiempo se abrirán. 

 - También sus orejas están poco desarrolladas, muy pegadas a la cabeza y con poco o nada de cartílago.



Cuidados especiales

Estos bebés necesitan unas atenciones especiales, diferentes de las de aquellos que tienen un peso adecuado:

La alimentación: Lo ideal para un bebé prematuro es la leche de su madre. La leche que produce la madre de un bebé prematuro es el mejor alimento para su hijo. Aunque el embarazo no haya llegado a término, la leche tiene unas características que se adaptan a las necesidades especiales del bebé. De hecho el calostro, que tiene muchas proteínas y anticuerpos, es necesario para el bebé prematuro. A medida que pasan los días, la composición de la leche sigue cambiando adaptándose al bebé.

La incubadora: La mayoría de los prematuros pasan sus primeras semanas en una incubadora. Esto cumple varios objetivos:

Ayudarle a mantener su temperatura corporal
Evitar que se contamine
Facilitar que se pueda ver todo su cuerpo para observar eventuales complicaciones
Facilitar que reciba aire enriquecido con oxígeno

Fundación Canguro: un nuevo método para los prematuros

La Fundación Canguro es una organización no gubernamental, sin ánimo de lucro, cuyo objetivo principal es la humanización de la Neonatología, y la mejoría y difusión de la Técnica Madre-Canguro. La organización nació con la idea de ayudar a los recién nacidos de bajo peso -menos de 2.500 gramos- en aquellos países menos desarrollados que no disponen de condiciones sanitarias suficientes y que carecen de las incubadoras necesarias, lo que conduce a una mortalidad y morbididad alta entre los nacidos prematuros, debido a problemas comunes tales como las infecciones. La Técnica Madre-Canguro estimula el vínculo afectivo y la lactancia, dos elementos esenciales para la supervivencia del pequeño. Los componentes de la intervención completa son:

1) Salida Temprana (en lugar de permanecer en unidades de cuidado mínimo neonatal)

2) Contacto piel-a-piel 24 horas al día, en estricta posición vertical, en medio del pecho de la madre, bajo su ropa. Las madres son utilizadas como incubadoras y fuentes de nutrición y estimulación. La temperatura del bebé permanece dentro del rango normal, gracias al calor del cuerpo de la madre. Muchos estudios han mostrado que la temperatura, la oxigenación, la frecuencia cardiaca, y otros parámetros psicológicos se mantienen dentro de los valores normales y mientras esté en posición canguro el bebé puede ser alimentado en cualquier momento. Cualquier otra persona puede compartir el rol de la madre como un proveedor de la posición canguro. El proveedor de la posición debe recostarse en posición medio sentada mientras duerme. La posición canguro se mantendrá hasta que el bebé ya no la tolere más, y la regulación apropiada de la temperatura se logre.

3) Lactancia materna exclusiva siempre que sea posible. Inicialmente, se sigue una estricta programación de alimentación. Cuando el crecimiento del bebé muestra ser adecuado, la programación se acomoda a las demandas del bebé. El objetivo es lograr una tasa de ganancia de peso cercana a la del crecimiento intrauterino durante el tercer trimestre de embarazo (15-20 gr. por día hasta la 40ª semana de la edad postconcepcional). Si con la lactancia materna exclusiva, y después de recibir una intervención intensiva llamada adaptación canguro ambulatoria, el crecimiento del bebé no es satisfactorio la lactancia materna se complementa con leche de formula para bebes prematuros.

4) Estricto seguimiento ambulatorio. Es conveniente establecer una clínica de seguimiento de alto riesgo para evaluar a los bebés canguro por lo menos al año de la edad corregida. Estas actividades de evaluación deben incluir evaluaciones oftalmológicas y auditivas, monitoreo neurológico y la administración de escalas de desarrollo psicomotrices. La presidenta de la Fundación desde hace más de 10 años, la pediatra francesa Nathalie Charpak, es la encargada de promover la aplicación de este método natural en todo el mundo. Países como Suecia, Estados Unidos, Holanda e Italia ya han implementado de manera eficiente, y con un éxito notable, el Programa Madre-Canguro. Para ella, este método es muy bueno porque “la mujer recupera su papel de madre, y el niño está menos estresado porque el contacto piel con piel le tranquiliza”.


Nuevas investigaciones

Este aumento de bebés prematuros, que los expertos piensan que podría seguir incrementándose en los próximos años, ha hecho que muchos médicos investiguen cómo mejorar el crecimiento de estos pequeños.

La luz: Investigadores de la Duke University (EE.UU.) han llegado a esta conclusión tras observar a 62 bebés que habían nacido antes de la semana 31 del embarazo. De este modo, constataron que aquellos expuestos a la luz con anterioridad crecían más rápido que los que sólo se habían expuesto hacia el final de su hospitalización.

La higiene bucal: Sí, sí, aunque parezca mentira, cuidar nuestras bocas no es bueno sólo para mejorar nuestra salud bucal, sino que también puede prevenir los embarazos prematuros. Científicos norteamericanos de la universidad de Alabama han encontrado una relación directa entre enfermedades graves en la encía y el nacimiento de bebés prematuros. Limpiarnos la dentadura y la superficie de sus raíces eliminando la placa bacteriana podría eliminar el 84% de los nacimientos prematuros, según los expertos. Los científicos han descubierto que las infecciones de encía causan un incremento en la producción de una sustancia que estimula el útero aumentado la presión venosa, lo que incrementa las posibilidades de que se adelante el parto.

Ejercicios desde el primer día: Investigadores de la Universidad de Utah (EE.UU.), compararon dos grupos de prematuros sanos que pesaban entre 800 y 1.600 gramos. Al primero se le hicieron ejercicios suaves para fortalecer brazos y piernas hasta que alcanzaron los dos kilos de peso y el segundo recibió los cuidados habituales. Todos los niños tomaron la misma alimentación. Las mediciones de la longitud del antebrazo y otros análisis similares revelaron que el desarrollo óseo había sido más lento en los bebés a los que no se les habían aplicado estos ejercicios, aunque no presentaban otros problemas de salud.

Aunque, como dice la pediatra Natalie Charpak en su libro Bebés canguro, “No hay tecnología que sustituya a la voz de la mamá”.
 

Fuentes: XX Congreso Nacional de Medicina Perinatal. Revista Pediatrics números de diciembre de 2000 y febrero de 1995. Fundación Canguro (http://kangaroo.javeriana.edu.co/cangesp1.htm). Nathalie Charpak, pediatra y presidenta de la Fundación Canguro.
Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
Volver

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.