• Buscar
Publicidad

Precauciones después de una circuncisión

Precauciones después de una circuncisión

La circuncisión es una cirugía que se realiza en el pene con el fin de retirar la piel que recubre el glande por diversos motivos. Saber cómo cuidar tanto al niño con su herida después de esta operación es importante.

 

Publicidad

Índice

 

¿Qué es la circuncisión?

La circuncisión es una cirugía en la que se retira el prepucio (la piel que recubre la parte superior del pene). En muchos países esto se hace poco después del nacimiento del niño, pero también puede producirse en niños mayores y en adultos. Esta cirugía puede llevarse a cabo con dos métodos:

- mediante una incisión: se deben dar tres baños diarios de agua caliente hasta una semana después de la cirugía. Es probable que se le ponga al niño un vendaje en la zona de la cirugía, que debe caerse solo.

- mediante un anillo plástico: el anillo se cae solo y no hay que tratar de retirarlo. Se le pueden dar baños de agua tibia al niño para limpiar el pene, pero después de esto habrá que ponerle una crema antibiótica en la zona cercana al anillo. Lo mejor es que el pene siempre que sea posible se seque al aire. Si tu hijo está incómodo puedes bañarlo más de tres veces al día. Después de cada baño hay que aplicar una crema antibiótica tópica hasta que la herida esté completamente curada.

Ten en cuenta, además, que los cuidados generales, la limpieza y el dolor son los mismos para ambos métodos.

 

¿Por qué se hace la circuncisión? ¿Qué beneficios tiene?

En muchas culturas la circuncisión es un ritual religioso. De hecho, hay en casos en los que se realiza por tradición familiar, aunque también por higiene personal o cuidado preventivo de la salud. En estos casos se le realiza al niño cuando todavía es un bebé. Sin embargo, hay otros motivos médicos por los que se tiene que realizar esta operación, como, por ejemplo, en el caso de que el prepucio esté demasiado apretado como para moverlo hacia atrás.

Por su parte, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) afirma que los beneficios de la circuncisión superan a los riesgos. Entre los beneficios que tiene la circuncisión nos encontramos:

- una higiene más sencilla: la circuncisión hace que sea más simple lavar la parte íntima del menor, pero a los niños con el pene no circuncidado se les puede enseñar a lavarse adecuadamente debajo del prepucio también.

- un menor riesgo de infecciones urinarias: a pesar de que el riesgo de contraer una infección urinaria en hombres es bajo.

- un menor riesgo de contraer algunas infecciones de trasmisión sexual como el VIH. En algunos países de África se circuncida a los niños sobre todo por este motivo.

- una mayor prevención de problemas penianos como fimosis. 

- menos problemas en las relaciones sexuales. 

- y, por último, un menor riesgo de contraer cáncer de pene.

 

La circuncisión y la religión

En el judaísmo la circuncisión es una tradición muy antigua y viene de un texto bíblico donde Dios le pide a Abraham que se corte la piel del prepucio en señal de promesa. Esta práctica hace que los hombres sellen un pacto para siempre con Dios, ya que esta piel no se regenera. La circuncisión se lleva a cabo 8 días después del nacimiento a no ser que haya alguna contraindicación médica.

En el Islam no hay ninguna referencia a la edad en la que se tiene que circuncidar a los niños, pero en muchos países se hace alrededor de los 7 años, pero siempre se debe hacer antes de que se alcance la pubertad. Se distingue a la del judaísmo en que en esta simplemente se estira la piel del prepucio y se corta con unas tijeras afiladas, la puede hacer todo el mundo.

En el cristianismo la Iglesia Católica por lo general se rechaza esta práctica ya que consideran que se sustituye por el bautizo. Pero numerosas Iglesias Protestantes (sobre todo en Estados Unidos) practican la circuncisión como parte de la tradición abrahámica.

 

¿Se usa anestesia en esta cirugía?

Sí, la anestesia en esta cirugía es necesaria, de esto dependerá la recuperación de la misma. Dependiendo del caso se utilizará:

- anestesia local: la sensibilidad del pene puede tardar en volver varias horas. En este tiempo es importante evitar los golpes ya que no se sentirán. Esta sobre todo se utiliza con los bebés.

- anestesia general: se necesita descansar hasta que los efectos anestésicos hayan pasado completamente.  Esta se puede utilizar con los niños más mayores o los adultos.

 

¿Qué cuidados se deben tener después de una circuncisión?

- Hay que mantener una buena limpieza de la cabeza del pene, por lo que hay que lavarlo a menudo con agua tibia. 

- Lavar con cuidado la herida la primera semana después de la cirugía.

- Si la herida está vendada, no se debe retirar el vendaje, hay que dejar que se caiga sola con los baños. 

- Seca con cuidado.

- Habrá que tener cuidado con los puntos, normalmente se reabsorberán solos 14 días después de la operación, pero dependerá del tipo de puntos que le hayan puesto.

- Ponerse en contacto con el médico si la herida sangra o supura un líquido amarillento o blanquecino.

- Para proteger el glande se debe usar una gasa y para reducir la inflamación se recomienda mantener el pene hacia arriba con ropa interior ajustada para evitar roces que puedan molestar.

- Si el profesional de pediatría lo recomienda, aplicar una crema antibiótica para evitar la infección. 

- Si la circuncisión se ha hecho mediante el anillo, este se caerá solo en unas 2 semanas, no se debe retirar. 

- Estar en reposo.

- Si la herida sangra (es algo normal) se recomienda envolver el pene con una gasa y apretar durante al menos 5 minutos.

- Debe tener cuidado con ciertas actividades, como montar a horcajadas en la bici o trepar hasta que pasen unas 6 semanas. 

 

¿Qué efectos secundarios y complicaciones puede tener una circuncisión?

Los síntomas normales que pueden darse después de una circuncisión incluyen:

- dolor en la zona

- magulladuras

- hinchazón en la piel alrededor de su pene

Esto es normal que dure hasta una semana después del procedimiento, pero si esto no se pasa se debe acudir al pediatra con el bebé.

En cuanto a las complicaciones de salud pueden darse después de la operación, pero también antes, aunque son poco comunes son:

- retracción excesiva o limitada del pene

- dificultad del paso de la orina

- formación anormal del tejido de la cicatriz (corregible con cirugía posterior)

- lesiones en la uretra

- lesiones en la parte fina del pene

- formación de una úlcera en la parte terminal final del pene

- infección del pene

Cuando le ocurre algo de esto al bebé lo mejor será acudir al pediatra para que sea él quien te pueda aconsejar mejor sobre las posibles complicaciones que ha tenido la circuncisión y, en el caso de necesitarlo, ponerle remedio cuanto antes.
 

¿Cuándo acudir al pediatra?

Otros motivos por los que se debe acudir al médico de urología o medicina tras una circuncisión es cuando:

- la herida de la circuncisión sangra constantemente de forma abundante

la fiebre no baja

- no orina normalmente después de las 12 horas después de la operación

- existe un drenaje con mal olor en la punta del pene

- se ha hecho con anillo de plástico y este no se ha caído después de 2 semanas de la circuncisión

Recuerda lo importante que es que tras la operación se sigan las revisiones que marque el urólogo.


Glosario

Fimosis

Definición:

Estrechez de la abertura del prepucio que impide la retracción del mismo sobre el glande, por lo que al niño le cuesta más orinar.

Síntomas:

Ninguno.

Tratamiento:

Se puede aplicar una pomada compuesta de corticoide que puede bajar la piel del pene, aunque casi siempre se recurre a una pequeña operación igual a la circuncisión.

Fuente:

AEP

Fecha de actualización: 30-06-2021

Redacción: Sara Tizón

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×