Perlas de Epstein en bebés

Perlas de Epstein en bebés
comparte

Las perlas de Epstein son unos quistes blanquecinos que se forman en las encías y el paladar de los recién nacidos. Son bastante habituales y no requieren tratamiento ya que son inofensivas y desaparecen solas en unas semanas.

Durante las primeras semanas de vida es normal que los bebés presenten una serie de afecciones sin importancia, marcas o manchas que pueden preocupar a los padres, pero que son habituales en neonatos y que suelen desaparecer solas en una semanas, como el millium facial (puntitos amarillos, como comedones o quistes sebáceos, que salen en las aletas de la nariz); la costra láctea (una erupción roja, picante y escamosa generalmente en la zona del cuero cabelludo); los hemangiomas (una mancha cutánea de color rojo); o las perlas de Epstein. 


Las perlas de Epstein o Ebstein aparecen en los neonatos y son muy comunes, se observan en 4 de cada 5 recién nacidos, es decir, un 80% de bebés.


Aparecen en las encías y el paladar de los recién nacidos y son una especia de quistes muy pequeños de color blanquecino o amarillento (de ahí el nombre de perla). Miden entre uno y tres milímetros. Se les conoce también con el nombre de quistes gingivales del neonato. Son nódulos o quistes llenos de proteínas.

No te puedes perder ...


A veces se confunden con dientes por su aspecto, pero no tienen nada que ver con la dentición. El pediatra, mediante un simple examen, podrá indicar si son quistes o dientes neonatales.


No causan ningún síntoma ni dolor al pequeño, por lo que no hay de qué preocuparse.


No es necesario llevar a cabo ningún tratamiento ya que desparecen solas una o dos semanas tras el parto, normalmente durante una toma.


Te puede interesar:
El cálculo de percentiles es una de las revisiones que realiza el pediatra en las visitas de los bebés para comprobar si están creciendo de manera correcta.


Fecha de actualización: 27-07-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>