×
  • Buscar
Publicidad

Costra láctea en bebés

Costra láctea en bebés

Algunos bebés al nacer presentan una especie de descamación o eritema en el cuero cabelludo con forma de costra grasienta y amarillenta. 

Publicidad

Es la llamada dermatitis seborreica, o costra láctea como se conoce popularmente.

Sus manifestaciones, aunque llamativas en muchos casos, no revisten gravedad y se deben a una aceleración del crecimiento de la piel del cuero cabelludo, si bien el porqué de esta aceleración aún se desconoce.

 

¿Cómo tratar la costra láctea?

La costra láctea suele desaparecer a las pocas semanas o permanecer unos meses. Depende además de su intensidad, ya que no afecta igual a todos los lactantes. En sus manifestaciones más leves se asemeja a una ligera caspa, en otros niños, la dermatitis seborreica puede llegar a formar gruesas escamas amarillentas o grandes parches de costras.

Hay casos, aunque pocos, en los que la erupción se extiende por la frente, cejas, mejillas e incluso las extremidades y otras partes del cuerpo. En la mayoría de los casos no hay por qué preocuparse, aunque a veces puede llegar a causar inflamaciones como la blefaritis. 

No te puedes perder ...

Y tambien:

A pesar de que los recién nacidos no necesitan baños diarios, puedes lavarle el cuero cabelludo, más a menudo, con champús neutros y suaves especiales para bebés.

Conviene frotar con vaselina la parte afectada una media hora antes del lavado para reblandecer las costras. Y después asegurarse de aclararla bien. Si quedasen restos de grasa, las escamas podrían acumularse y empeorar el proceso.

Tras el aclarado utiliza un cepillo suave para retirar las escamas.

Si las lesiones fueran muy extensas el pediatra puede recetar una crema de corticoides, que deberá usarse hasta una semana después de que hayan desaparecido las lesiones totalmente.

Acude al pediatra si la erupción pareciera infectada o el cuero cabelludo se inflamase demasiado. O si se extiende a otras partes del cuerpo. 


Fecha de actualización: 24-04-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.