×
  • Buscar
Publicidad

Mi bebé tiene cólicos

Mi bebé tiene cólicos

Los cólicos del lactante son muy comunes en los 4 primeros meses, aunque pueden extenderse hasta los 6. ¿Quieres saber cómo calmar a tu bebé y muchas cosas más sobre los cólicos?

Publicidad

¿Qué son los cólicos del lactante?

Se suele tener la costumbre de llamar cólico del lactante a cualquier crisis de llanto que tiene el bebé, pero esto no es así. El cólico del lactante se define como el episodio de llanto con inicio repentino que va acompañado de rigidez del tronco o de las extremidades del bebé, predominantemente por la tarde-noche y que se produce de manera inconsolable (es decir, que aún cogiendo el niño en brazos no se calma).

Además, para que se consideren cólicos del lactante se han de cumplir las siguientes características:

- El lactante es menor de 4 meses

- Tiene estos episodios al menos 3 días a la semana

- Los sufre durante más de 3 horas al días

 -Durante al menos 3 semanas

- El peso y la talla del bebé no se ven afectados

Como podemos ver con esto, no todo llanto es un cólico, aunque casi más de la mitad de los niños menores de 4 meses los han sufrido.

¿Cuál es la causa del cólico del lactante?

No existe una explicación definida de por qué sucede el cólico del lactante. A medida que el niño va madurando, mejorará esta incapacidad de autoconsolarse que viene acompañada de un constante llanto.

A menudo la causa del cólico puede deberse a la sensibilidad de un alimento en la dieta de la madre (raras veces a la proteína de la leche de fórmula). Si este es el caso intenta localizar el alimento de tu dieta para que los cólicos cesen. El comportamiento típico de los cólicos también puede ser señal de problemas médicos como puede ser una hernia o algún tipo de enfermedad.

¿Cómo sé si mi bebé llora más de lo normal?

Se pueden diferenciar los hábitos de los niños según cuánto lloran:

- Lactantes que lloran poco (25%): son los lactantes que lloran una media de 30 a 60 minutos diarios.

- Lactantes que lloran lo normal (50%): lloran una media de 30 a 120 minutos al día.

- Lactantes que lloran mucho (25%): lloran una media de 2 a 3 horas al día

Se debe tener en cuenta que los bebés suelen llorar más desde la semana 3 hasta la 9-12, después, el tiempo de lloro disminuye paulatinamente.

¿Qué se puede hacer para aliviar los cólicos a mi bebé?

A pesar de que puede que sea simplemente cuestión de esperar a que se le pasen, si el bebé no tiene hambre no trates de seguir alimentándolo, en lugar de eso intenta consolarle, no estarás `malcriando’ o `mimando’ al bebé por esto. Puedes intentar aliviar a tu bebé con las siguientes recomendaciones:

- Consulta con su pediatra: esto es para cercionarte de que el llanto no está relacionado con algún problema médico grave que pueda requerir tratamiento.

- Si estás amamantando intenta eliminar de tu dieta los productos lácteos, la cafeína, las cebollas, el repollo o cualquier otro alimento potencialmente irritante de tu propia dieta.

- Si estás alimentando a tu bebé con leche de fórmula: habla con el pediatra de tu bebé sobre la leche de fórmula con hidrolizado de proteína. Si es la sensibilidad de los alimentos lo que ocasiona la incomodidad, el cólico podría incrementar después de varios días de estos cambios.

- No alimentes demasiado al bebé: esto podría hacer que se sienta incómodo. Trata de esperar al menos de dos a dos horas y media desde el inicio de una alimentación hasta el inicio de la siguiente.

- Da un paseo con tu bebé: en muchos casos el carrito de bebé tranquiliza a los niños. El movimiento y el contacto físico lo tranquilizarán a pesar de que su incomodidad continúe. También puede funcionar un paseo en el coche; si esto te funciona puedes buscar un dispositivo que produzca el movimiento y sonido del mismo.

- Déjale que escuche el ruido que tanto le gusta: a muchos bebés les tranquilizan sonidos como la lavadora de la ropa, el ventilador o máquinas de ruido constante. Esto puede ayudarlo a dormir, pero nunca coloques a tu hijo sobre la lavadora o la secadora de ropa en funcionamiento. Además, puede ayudarle también que le cantes, escuchar la voz de una madre o un padre siempre les tranquiliza.

- Deja que empiece a usar chupete: muchos bebés que son amamantados lo rechazan, pero los bebés que lo aceptan tiene un alivio instantáneo.

- Recuesta a tu bebé boca abajo sobre tus rodillas y frota suavemente su espalda: la presión ejercida en su estómago puede ayudar a consolarlo. No permitas que duerma boca abajo, esto aumenta el riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

- También puedes sostenerlo en una posición erguida que le ayude a eliminar los gases y reduzca la acidez gástrica.

- Prueba a colocarle una toalla caliente o una botella con agua a una temperatura agradable en el estómago del bebé.

- Envuélvelo: rodea a tu bebé con una manta grande y delgada para que se sienta seguro y cálido.

- Intenta hacer eructar al bebé más a menudo durante las tomas.

Si te sientes tenso o ansioso debido a los incesables llantos del bebé, pide ayuda a tu pareja, algún familiar o amigo para que cuide al bebé y puedas salir a despejarte de casa. Recuerda que por muy alterado que estés, no debes sacudir al bebé, le puedes ocasionar multitud de daños permanentes.

¿Los cólicos se pueden prevenir? ¿Tienen alguna consecuencia futura?

Dado que no se sabe con exactitud los motivos por los que aparecen los cólicos, es complicado establecer unas medidas preventivas. La única recomendación que existe para intentar evitar la aparición de los mismos es hacer eructar al niños después de las comidas.

Los cólicos del lactante son un trastorno benigno, no generan ningún problema mayor a la incomodidad del bebé o la preocupación de los padres. Estos desaparecen solos después de los primeros meses de vida del bebé y no le producen ninguna secuela.

 

No te puedes perder ...

Mi bebé tiene miedo a la oscuridad

Mi bebé tiene miedo a la oscuridad

El miedo a la oscuridad es uno de los temores más habituales entre los niños y, según diversos estudios, tiene una explicación racional y forma parte del desarrollo normal de los niños. No obstante, para que no se convierta en un miedo crónico, puedes seguir diversos consejos para ayudarle a superarlo.

Y tambien:

 


Fuentes:

Blog EnFamilia de la AEP, "Cólicos del lactante", https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/colicos-lactante

Healthy Children, https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/baby/crying-colic/Paginas/Colic.aspx

 

 

 

Fecha de actualización: 14-01-2020

Redacción: Sara Tizón

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.