• Buscar

Cristales de urato en la orina en bebés

Cristales de urato en la orina en bebés

Si cambiando el pañal de tu recién nacido ves unas manchas rojizas seguro que te llevas un buen susto, pero lo normal es que no sea sangre, sino uratos, unas manchas que son normales en los primeros 3 o 4 días de vida del neonato, así que tranquilo.

Publicidad

Índice

 

¿Qué son los cristales de urato?

Los uratos amorfos, también llamados cristales de urato o cristales de ácido úrico, son unas manchas de color rosado, rojizo o teja que se pueden encontrar en el pañal del neonato en los primeros días de vida.

Al verlos pueden asustar mucho, ya que pueden confundirse con sangre, pero no lo son y, en general, siempre que desaparezcan en los primeros 4 días de vida, son algo normal que no debe preocuparnos.

Los uratos son concentraciones de sales de urato (sodio, potasio, calcio y magnesio) que forman cristales de aspecto granular de color rojizo. Normalmente, aparecen al enfriarse la orina si está muy concentrada.

 

¿Por qué aparecen los cristales de urato en la orina del bebé?

Estas manchas que pueden aparecer en la orina de los bebés son fruto de la concentración de orina del recién nacido tras meses dentro del útero debido a la excesiva diuresis que realizan estos niños en los primeros días de vida, la cual provoca una leve deshidratación fisiológica. Al igual que pasa con el meconio, esa caca de color negra y pegajosa que luego va cambiando, la orina también puede pasar por esa fase de transición tras el embarazo, presentando esas manchas color teja.

Algunos expertos en medicina y pediatría piensan que también pueden estar causadas por el calostro con el que se alimenta el recién nacido en los primeros días de vida.

Sea cual sea la causa concreta, son algo normal siempre que desaparezcan solos en los primeros 4 días. No obstante, se aconseja que se lo comentes al pediatra en las visitas rutinarias.
 

¿Pueden los cristales de urato ser señal de algo más grave?

Como decíamos, los cristales de urato son normales siempre que desaparezcan solos en los primeros 3 o 4 días, pero si se alargan en el tiempo, cambian de color o van acompañados de otros síntomas (fontanela hundida, letargo) pueden ser un síntoma de deshidratación del bebé, es decir, que no se está alimentando correctamente.

En este caso, hay que comprobar si el bebé se engancha correctamente y vacía cada pecho antes de pasar al otro. Si existen interferencias como un frenillo lingual o problemas del bebé para engancharse y succionar puede que no se esté alimentando como debiera. Comprueba el enganche, asegúrate de darle el pecho a demanda y de que vacía un pecho antes de pasar al otro.

En cuanto a la deshidratación, como decíamos este estado irá acompañado de otros síntomas irritabilidad, no mojar el pañal o mojarlo poco, letargo o adormecimiento, fontanela hundida, labios resecos, poca saliva.

Si es así, debes acudir de inmediato a urgencias para que el bebé sea tratado, ya que una deshidratación en un recién nacido puede ser muy grave para su salud.

 

¿Qué debo hacer si mi bebé tiene uratos en la orina?

Si notas estas manchas de color rojizo o teja en la orina de tu bebé lo primero que debes hacer es comprobar que se alimenta correctamente y no presenta otros síntomas que indiquen deshidratación, si es así y desaparecen solos, no debes hacer nada más.

Si presenta deshidratación, debes ir a urgencias. Ofrecerle el pecho más a menudo, el uso de un sacaleches o de leche de fórmula para suplementar puede ayudar a evitar la deshidratación. 

Si el problema es la alimentación con leche materna, asegúrate de que se engancha correctamente. El bebé debe abrir bien la boca y abarcar el pezón y parte de la aréola. Las mejillas no deben estar hundidas y se debe oír como traga. Si existen problemas de enganche, puedes probar con pezones y consultar a la matrona. La alimentación siempre debe será  demanda, nunca esperar 3 horas, sino darle el pecho cuando lo pida, aunque solo hayan pasado 2 horas o menos.
 

¿Cuándo puede ser un signo de hematuria?

La hematuria o presencia de sangre en la orina sí puede ser señal de una enfermedad más seria. En este caso, los síntomas serán diferentes:

- orina muy oscura durante toda la noche, con color de refresco de cola.

- orina que al principio es de color rojizo y luego se aclara.

- orina que al principio es normal, pero al final se tiñe de rojo.

- mancha de color roja o muy oscura en el pañal.

En estos casos, debes consultar al pediatra.


Fuente:

Mahé, Véronique (2008), Los 100 primeros días del bebé, Barcelona, Robin Book.

Fecha de actualización: 02-07-2021

Redacción: Irene García

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×