×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo saber si a mi bebé le duele la garganta?

¿Cómo saber si a mi bebé le duele la garganta?

Con la llegada del frío y del invierno los mocos y el dolor de garganta se vuelven algo habitual en los niños pequeños, el problema es que, cuando todavía no saben hablar, no pueden indicarnos claramente qué les duele, por lo que no siempre es fácil saber si le molesta la garganta, el oído, etc. 

Publicidad

El dolor de garganta es muy frecuente en los bebés y niños pequeños y, generalmente, está causado por infecciones víricas (resfriado, gripe, laringitis…) o bacterianas (amigdalitis, faringitis…). Las infecciones víricas suelen presentarse con dolor y molestias al tragar, garganta enrojecida e inflamada y fiebre leve o inexistente. Mientras que las bacterianas suelen darse con fiebre alta, malestar general, garganta roja y con pus y dolor más intenso al tragar, incluso saliva.


Cuando un niño ya sabe hablar puede explicarnos qué le duele y así sabremos qué medidas de alivio adoptar mientras vamos al pediatra, pero los bebés no son capaces de expresar qué parte del cuerpo les duele, aunque por medio de gestos y llantos nos harán comprender que algo les ocurre.


Los síntomas principales de una garganta dolorida en bebés son falta de apetito y rechazo a la comida y la bebida, llorar al tragar y comer, tardar más en comer, tener secreciones, tos, inquietud, alteración del sueño y problemas respiratorios si también tiene mucosidad.

No te puedes perder ...

Y tambien:


En niños de 18 meses o más es más sencillo saber si les duele la garganta o no ya que se tocan la garganta, dicen que les molesta o les duele el cuello y lloran al comer o beber. Otros síntomas que pueden acompañar al dolor de garganta son afonía, dolor de cabeza, malestar general, escalofríos, flemas y mocos, fiebre, náuseas, dolor de vientre y placas o pus en la garganta.


Si el dolor de tu hijo es leve y no va acompañado de otros síntomas significativos, no es necesario acudir al pediatra, bastará con seguir una serie de consejos. Si tiene fiebre alta, mucho dolor, pus o es incapaz de tragar nada, debes ir rápido al médico ya que es probable que haga falta tomar antibióticos para tratar la infección si es bacteriana.


Remedios para el dolor de garganta


1- Dale un baño de agua tibia con la puerta cerrada para que el vapor de agua suavice la garganta y fluidifique las secreciones.

2- Ofrécele muchos líquidos, especialmente leche caliente con miel si tiene más de 12 meses, sopas, zumos naturales con vitamina C, agua.


3- Si tiene menos de 6 meses, debes seguir ofreciéndole el pecho o biberón a demanda, aunque, como comerá menos, debes hacerlo más a menudo por si acaso le entra hambre antes. Si tiene más de 6 meses y ya come otros alimentos ofrécele aquellos fáciles de tragar que reduzcan el dolor como sopas o caldos tibios, purés de verduras o de fruta, yogur, etc.


4- Evita alimentos y bebidas muy frías o calientes ya que pueden irritar más la garganta y causar más dolor.


5- Para que no se le reseque la garganta por la noche y altere su sueño, coloca un humidificador un rato antes de acostarlo o pon un cuenco con agua cerca de su cuna o cama.


6- La miel hidrata la garganta y ayuda a fortalecer nuestras defensas y luchar contra los virus, pero no debe darse a menores de 12 meses ya que les puede causar botulismo.


7- El limón es antiséptico y bactericida, así que puedes darle jugo de limón mezclado con agua para que no sea tan ácido y no le cause dolor al tragar.


8- Ofrécele una dieta rica en verduras crudas, preferiblemente de color naranja o amarillo, ricas en betacarotenos, de los que el organismo obtiene vitamina A, y cítricos, ricos en vitamina C, ambas sustancias que refuerzan el sistema inmunitario.


9- El ajo es antivírico y antibacteriano, por lo que puedes añadir ajo crudo a su comida.


10- No se debe automedicar a los niños, si le duele mucho o tiene fiebre, puedes darle paracetamol o antiinflamatorio, pero se recomienda siempre acudir al pediatra para que examine la garganta y decida qué tipo de infección es y, en el caso de ser bacteriana, mandar antibióticos para acabar con ella. Recuerda que los antibióticos no son efectivos con los virus y no deben darse en caso de infecciones víricas. 


Fuente:

Blog EnFamilia de la AEP: "Dolor de garganta", https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/dolor-garganta

Fecha de actualización: 23-11-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.