Mi bebé tiene miedo a un juguete

Mi bebé tiene miedo a un juguete
comparte

Es un miedo común en muchos bebés: asustarse y llorar ante ciertos juguetes que hacen ruido o emiten diversos sonidos. En este caso, nunca debes forzar al niño a aceptar ese juguete ya que no necesita jugar con él, simplemente, apártalo por el momento, quizá más adelante le guste.

Los miedos más habituales en los bebés están relacionados con aquellos objetos o actividades que son nuevos para él ya que aún están descubriendo el mundo y todo aquello que les resulta extraño puede darles miedo.


Así, un miedo muy común en muchos bebés es el miedo a un juguete. En este caso, el tamaño, la expresión o los colores pueden causar pánico al pequeño. También los ruidos o sonidos que emita pueden asustarle.


Es fácil descubrir cuándo un juguete da miedo a nuestro pequeño ya que en cuanto lo ve o lo oye se pone a llorar, se asusta y se aparta de él o incluso lo tira lo más lejos que puede. Esta actitud puede resultar divertida a los adultos, pero no debes obligar al niño a coger el juguete ni forzarlo a jugar con él si le da miedo, por mucha ilusión que le haga a su abuela, autora del regalo.


Por eso, antes de comprar un juguete a un bebé o niño pequeño, debes tener en cuenta las características del bebé y la edad de tu hijo para evitar juegos con ruidos fuertes o juguetes con una expresión que dé miedo incluso a los adultos.

Mi bebé tiene miedo a la oscuridad

Mi bebé tiene miedo a la oscuridad

El miedo a la oscuridad es uno de los temores más habituales entre los niños y, según diversos estudios, tiene una explicación racional y forma parte del desarrollo normal de los niños. No obstante, para que no se convierta en un miedo crónico, puedes seguir diversos consejos para ayudarle a superarlo.


¿Qué hacer si tiene miedo a un juguete?


- Nunca le obligues ni le fuerces a jugar con él. Retíralo y prueba dentro de unos meses por si el miedo ha pasado y ya le gusta jugar con él. Al madurar, puede que ese ruido que le daba miedo ahora le divierta.


- Cuando le veas asustado, cógelo en brazos y dale muchos besos y mimos, es lo que necesita para sentirse seguro y que se pasen los terrores.


- No intentes explicarle que ese juguete no le va a hacer nada, es muy pequeño y no lo entiende.


- Puedes probar a jugar tú con el muñeco, riéndote y mostrándole que no pasa nada y no hay por qué tener miedo. Si funciona y el niño se interesa por el juguete, perfecto. Si no, guárdalo y listo.


- No te preocupes porque sea miedoso, el miedo es algo normal a esta edad y, de hecho, es un mecanismo adaptativo y de supervivencia que ayuda al niño en su desarrollo. Solo hay que preocuparse si a medida que crece estos miedos infantiles no solo no desaparecen, sino que se vuelven más intensos.


- Nunca le hagas sentir que está haciendo algo mal por sentir miedo, es una sensación normal ante la que hay que trasmitirle seguridad y cariño.


- Nunca uses sus miedos para controlarle ni le digas frases como “Si no te portas bien, te saco a la muñeca”. Eso solo hará que sus miedos crezcan y se sienta más inseguro. 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar