×
  • Buscar
Publicidad

Crianza con apego ¿es buena o mala?

Crianza con apego ¿es buena o mala?

"Si estuvieras en una isla, y no tuvieras suegra, ni psicólogos, ni médicos, ni expertos, la crianza con apego es lo que harías natural e instintivamente para darle a tu bebé lo mejor"- Dr. Guillermo Sears, creador del término “crianza con apego”.

Publicidad

Indice

 

¿Qué es la crianza con apego?

La frase de la entradilla resume el pensamiento de muchos expertos hoy en día: la crianza con apego es la manera natural e instintiva de cuidar a nuestro bebé. Si llora, lo coges o le das la mano. Es la respuesta natural de cualquier madre o padre ante el llanto de su hijo: atenderle. Y es que para un bebé no hay nada que le aporte más seguridad que el tacto de su cuidador.

La crianza con apego (“attachment parenting”),​ término acuñado por el pediatra William Sears, basada en los principios de la teoría del apego de John Bowlby, promueve una figura maternal que provee calidez, seguridad, nutrición y amor, cruciales en las etapas críticas de la infancia para ayudar a un desarrollo exitoso y equilibrado.

No te puedes perder ...

Método Estivill, aprendiendo a dormir

Método Estivill, aprendiendo a dormir

El Método del Doctor Eduard Estivill es uno de los más seguidos actualmente y, según los que lo han probado, funciona en un 95% de los casos. Para él, lo primero es enseñar el hábito del sueño, que dormir se convierta en algo rutinario y mecánico y que no suponga un trauma la hora de irse a la cama. ¿Tu hijo no duerme bien? ¿Quieres probar el método Estivill? Aquí encontrarás sus pautas principales

Y tambien:

El apego promueve un tipo de relación muy cercana entre el principal cuidador, que suele ser la mamá, y el bebé. Estos son los 4 elementos clave que ayudan a formar este vínculo fuerte y estrecho entre ambos:

1- Responder al llanto: atender al llanto del bebé cuanto antes y no dejar que se angustie.

2- Contacto corporal el mayor tiempo posible: mantener al bebé cerca y llevarlo en un fular o portabebé todo el tiempo que sea posible.

3- Practicar el colecho o colocar la cuna pegada a la cama de los papás.

4- Lactancia materna a demanda.

Si lo pensamos, la mayoría de papás siguen este tipo de crianza, aunque algunos van más allá y lo interpretan como un estilo de vida que implica parto natural y en casa, homeschooling, aprendizaje natural… Pero el Dr. Sears simplemente anima a los padres a ser creativos al responder a las necesidades de sus hijos.


¿Por qué es necesario el apego de los padres?

En el desarrollo saludable de la infancia es esencial que el bebé cree ese vínculo materno. Si esta unión se rompe durante la etapa crítica del bebé, el resultado podría ser perjudicial para ese niño y su futuro.

Así se puede comprobar en un experimento muy criticado realizado por el psicólogo Harry Harlow en 1958, experimento que hoy sería impensable dada la crueldad que mostró con los animales. Harlow separó a un grupo de monos Rhesus bebé de sus madres y los separó en dos grupos. La mitad fueron puestos en una jaula con una madre de tela que se asemejaba a la suya, mientras que la otra mitad fue colocada con una madre hecha de alambre pero que tenía un proveedor de leche para que se alimentaran. Los monos que estaban con la primera “madre” enseguida corrieron hacia ella cuando se sintieron asustados, mientras que los otros no.

Otros experimentos demostraron que la falta de conexiones maternas cercanas da lugar a problemas emocionales y sociales cuando se les intentó relacionar con otros monos.

 

Beneficios de la crianza con apego

Los niños criados usando la crianza con apego tienen mayor autoestima y son más resilientes en situaciones de estrés. Otros efectos secundarios positivos son:

- Te hace mejor persona.  Dar amor y cuidado a un bebé es recompensado con sonrisas, risitas y amor.

- Refuerza tus habilidades de instinto paternal.  Al prestar mucha atención a tu hijo, entiendes mejor sus señales no verbales y puedes atenderle mejor.

- Ayuda a tus hijos a ser más confiado y seguros.  Proporcionar un ambiente cercano y seguro ayudará al niño a afrontar mejor sus miedos.

- El niño desarrollará mejor el lenguaje.  Estar a tu lado, observando y escuchando, hará que aprenda más rápido a hablar.

- Mejora la inteligencia y la independencia. Cuando todas las necesidades son satisfechas, puede centrar sus recursos en explorar y  observar su mundo.

- Refuerza los vínculos padre-hijo. La conexión entre ambos es mayor y se puede crear una relación más cercana.

- Es más fácil lograr que el niño obedezca. Una simple mirada puede transmitir decepción y un movimiento de cabeza disuadir al niño de hacer algo poco aconsejable.


El lado negativo de la crianza con apego

Como con todo en esta vida, la crianza con apego también tiene sus contras:

- Es demasiado exigente para los padres. Responder al momento a cada grito puede ser agotador y la alimentación a demanda por la noche a veces no permite descansar ni dormir.

- No es factible cuando los padres trabajan. Desafortunadamente, la sociedad no siempre nos permite mantener a nuestros bebés pegados a nuestros cuerpos mucho tiempo. El vínculo debe romperse cuando se acaba la baja maternal y los bebés son dejados en guarderías durante esas horas donde, si bien los cuidarán lo mejor posible, nunca será igual que con su mamá.

- El bebé no aprende a calmarse. A veces, si cogemos al bebé al primer atisbo de llanto, no le dejamos que desarrolle sus propias técnicas para calmarse y dormirse solo. Esto no significa que haya que dejarle llorar, sino que a veces es bueno darle un segundo para ver qué hace él mismo.

- Anteponer las necesidades del niño frente a los padres puede conducir a un futuro de servidumbre. Los críticos de la crianza con apego argumentan que al servir al niño por encima de sí mismo, se está iniciando una vida de servidumbre.
 

En el medio está la virtud

Con el estilo de vida actual la crianza con apego total es prácticamente imposible. Por eso los expertos recomiendan elegir un término medio en la crianza de los hijos y adaptarla a lo que mejor funcione para vosotros y vuestros hijos. Hacer lo que te parezca mejor y más natural en cada momento. No dejarse influir por opiniones externas y promover una relación cercana basada en el amor.

Es importante pasar el mayor tiempo posible con el bebé, ofrecerle la lactancia materna a demanda todo el tiempo posible, no dejarle llorar y llevarle siempre que se pueda en un fular o portabebé para que sienta nuestra cercanía.

Cógele siempre que te apetezca, dale muchos besos y mimos, habla con él y consuélalo cuando esté alterado. Los bebés saben cuando no reciben el amor que necesitan, no permitas que tu hijo experimente esa sensación.

Lo más importante para crear un vínculo estrecho entre ambos y que el niño se desarrolle con normalidad es criarle con amor y cercanía. No necesitan nada más.

La infancia es sólo un breve período, pero su impacto en el niño puede ser para siempre.


Fecha de actualización: 04-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.