×
  • Buscar
Publicidad

¿Cuándo un bebé debe empezar a hablar?

¿Cuándo un bebé debe empezar a hablar?

En torno a los 6 meses de edad los bebés comienzan a decir sus primeras sílabas, que generalmente son “pa-pa-pa”. A partir de este momento, su capacidad para hablar se va desarrollando para, en torno a los 2 años, ser capaz de hacer frases y tener un vocabulario de unas 200 palabras. 

Publicidad

Desarrollo del lenguaje en los bebés


1 a 3 meses. Primero aprenden a usar su lengua, labios y paladar para hacer sonidos como “oh” y “uh”. También son capaces de distinguir sílabas similares.


4 a 5 meses. Comienzan los balbuceos. A veces incluso te parecerá que dice “mamá” o “papá”, pero realmente con esta edad no relaciona esas palabras contigo, por mucha ilusión que te haga escucharlas de su boca. Lo normal es que encadene sílabas sin sentido, empezando por aquellas que son más fáciles de pronunciar para él como “pa”, “ka” o “ba”.


6 a 9 meses. Comienza a imitarte y sus balbuceos se parecen más a una conversación, aunque aún no tengan sentido. También empezará a variar el tono, como si realmente estuviera diciendo algo. Al final de los 9 meses muchos bebés ya asocian las palabras “mamá” y “papá” con sus padres y las pronuncian muy a menudo.


10 a 12 meses. Es capaz de seguir una conversación y hacer ruiditos en las pausas. Dice muchas palabras que solo tienen sentido para él y sus papás, aunque también empieza a decir otras que todo el mundo puede reconocer, como “pan” o “agua”.

No te puedes perder ...

Y tambien:


12 a 18 meses. Comienza la etapa de 1 palabra, lo que significa que usa solo 1 palabra para referirse a objetos diferentes o para dar a entender expresiones enteras. Su vocabulario se va ampliando y entiende lo que implica la inflexión y la entonación en lo que dice, por lo que es capaz de variarla si quiere pedir algo o preguntar.


18 a 24 meses. A los 18 meses pronuncia sus primeras frases en lenguaje telegráfico, sin pronombres ni determinantes. A los 20 meses ya utiliza verbos y aumenta su nivel de comprensión. Aprende nuevas palabras casi a diario, lo que significa que al final de este segundo año usará entre 100 y 200 palabras, muchas de las cuales son nombres.


Su conciencia de sí mismo aumenta y empieza a hablar de lo que le gusta y lo que no, de lo que quiere hacer, lo que piensa, etc.


2 a 3 años. Ya crea frases completas aunque sean cortas y empieza a usar pronombres como “yo” o “tú”. Es capaz de pronunciar bien casi todos los sonidos, a excepción de “r” o “rr” que es el que más les cuesta. De hecho, hasta los 5 años se considera normal que un niño presente rotacismo, por lo que no te preocupes si no pronuncia bien esta letra.


Hacia los 3 años su vocabulario cuenta con más de 1.000 palabras y su dominio de la gramática es casi parecido al de un adulto. Gradualmente su comunicación se hará más fluida, sus frases más largas y empezará a entender chistes o metáforas.


¿Cómo saber si tiene algún problema en su desarrollo del habla?


Todos los hitos antes descritos son medias, es decir, la edad habitual en la que la mayoría de los niños alcanza esos logros. Pero que tu hijo lo consiga un poco después no implica que tenga ningún problema de desarrollo, simplemente que su ritmo es diferente.


De todas formas, en las revisiones del pediatra te harán una serie de preguntas sobre los hitos que ha alcanzado tu bebé y, ante cualquier desviación seria, se harán una serie de pruebas extra para ver si el bebé tiene algún problema físico o de desarrollo que influya en su lenguaje, como problemas de audición.


Para ello, además, se pueden usar diversas tablas de desarrollo como la Tabla Haizea-Llevant, dividida en cuatro áreas: sociabilidad, lenguaje, manipulación y postural con diferentes pruebas para cada una de ellas. Estas pruebas indican el porcentaje de niños que ejecutan una acción a cada edad en tres porcentajes: 50%, 75% y 95%. Si tu hijo es del 5% que a una edad no ha conseguido alcanzar un hito, no implica necesariamente que tenga algún problema, pero sí que habrá que estudiarlo más a fondo.


Por ejemplo, según esta tabla, el 50% de los niños dice un “pa-pa” inespecífico a los 7,6 meses de edad. El 75% lo dice a los 8,8 meses y el 95% a los 9,6 meses.


En cuanto al "no", a los 17 meses ya lo dice el 50% de los niños, el 75% a los 20 meses, y el 95% a los 24 meses.


Además de seguir las indicaciones de tablas de desarrollo como estas, hay que valorar otros aspectos importantes como si el niño intenta hacerse entender o no aunque no hable (mediante gestos, señales, ruidos…), si emite algún tipo de sonido, si interacciona con otros niños, si es feliz, si le gusta escuchar a los demás, etc. De esta manera se podrá detectar lo más pronto posible problemas de sordera, autismo o tartamudeo.


Te puede interesar:

TodoPapás ha desarrollado una calculadora de estatura final de los niños que arroja como resultado una previsión orientativa de cuánto puede llegar a crecer tomando como base la altura de los padres. Para un resultado más preciso es necesario acudir al pediatra y realizar algunas pruebas médicas, incluyendo radiografías y análisis hormonales.


Fecha de actualización: 26-02-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad