¿Con cuántos meses puede volar un bebé?

¿Con cuántos meses puede volar un bebé?
comparte

¿Tu hijo acaba de nacer y ya tenéis que coger un avión? ¿Te da miedo si es muy pequeño para volar? ¿Le puede afectar el viaje?

Un bebé sano puede volar desde el primer día que le dan el alta del hospital. No obstante, es mejor esperar a que tenga al menos un mes para que el pequeño se haya hecho a su nueva vida fuera del útero y vosotros a su ritmo: que sepáis cuándo come, cómo dormirle, sus diferentes tipos de llanto… Así os será más sencillo descubrir si le pasa algo durante el vuelo o si está nervioso.


Eso siempre que hablemos de viajes cortos, de unas 2 horas de duración como máximo. Si el vuelo es más largo, te aconsejamos que esperes un poco más, hasta que tenga unos 5-6 meses.


No obstante, esto son solo recomendaciones, si fuera sea necesario, y si tu bebé está sano, puede volar en cualquier momento.


Consejos para un vuelo agradable


- Prepara con antelación todo lo que puedas necesitar durante el vuelo y llévalo en la bolsa de mano: pañales, toallitas, chupetes (varios por si se mancha alguno), mantita por si hace frío, biberón y leche si no le das el pecho, algún juguetito que le guste…

¿Con cuántos meses puede comer melón un bebé?

¿Con cuántos meses puede comer melón un bebé?

Las frutas serán los primeros alimentos en darle al bebé una vez se abandone la lactancia exclusiva, pero no todas son igual de fáciles de digerir, en el caso del melón, lo mejor es esperar hasta los 7 u 8 meses


- Si tiene más de 4-5 meses y ya bebe agua, llévale también un biberón con agua y dáselo mientras aterrizáis y despegáis para evitar que el cambio de presión le afecte a los oídos.


- Los menores de 2 años no pagan billete, pero tampoco tienen asiento, así que deberá ir todo el rato en tu regazo.


- Algunas compañías permiten colocar una cunita en la primera fila de asientos para que vaya el bebé tumbado. Consulta en la tuya y solicítalo si es posible, el pequeño irá mucho más cómodo.


- Vístele con ropa cómoda y lleva varias prendas por si se mancha o hace frío.


- No te pongas nerviosa, el bebé lo notará si estás tensa y le transmitirás esos nervios, pudiendo hacer el viaje más problemático.


- No te preocupes si llora, es normal en un bebé, el resto de pasajeros tendrán que aguantarse un poco. Eso sí, procura calmarle en cuanto sea posible.


- Recuerda que la silla o coche de paseo se puede llevar hasta la entrada del avión, donde los auxiliares de vuelo lo guardarán en la bodega y te lo devolverán al llegar para que puedas llevar al bebé en su coche casi hasta el último momento.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×