×
  • Buscar
Publicidad

¿A qué edad salen las muelas?

¿A qué edad salen las muelas?

La salida de los dientes de leche es un proceso que varía según el niño: a algunos les empiezan a salir muy pronto mientras que otros tardan más. No obstante, lo normal es que las muelas comiencen a salir en torno a los 12 meses

Publicidad

Los dientes de leche empiezan a salir hacia los 5 meses y, normalmente, los primeros en aparecer son los incisivos superiores e inferiores.

En cuanto a las muelas, los primeros molares superiores e inferiores comienzan su erupción hacia los 12 meses, y lo habitual es que a los 18 ya hayan salido todas. Más tarde, alrededor de los 2 años, saldrán los segundos molares superiores e inferiores.

De esta forma, la mayoría de los niños tienen sus 20 dientes de leche al cumplir los 3 años. Si no fuera así, consulta con tu pediatra ya que la falta de alguno de los dientes puede dificultar la masticación y el habla.

Estos dientes de transición comenzarán a caerse a los 5 años y medio o 6 años. A partir de ese momento irán cayéndose todos y saliendo los 32 definitivos. El orden es el mismo que cuando salieron los dientes de leche: los primeros en caerse son los que primero aparecieron. Por eso, las primeras y segundas muelas no se caen hasta los 10-11 años. Y a los 13 años, generalmente, han desaparecido todos los dientes de leche.

No te puedes perder ...

Y tambien:

En cuanto a las muelas del juicio, aunque no todas las personas las presentan, suelen aparecer en torno a los 18 años.

La salud de la boca es muy importante, no solo por estética, sino para evitar enfermedades e infecciones que pueden llegar a ser muy molestas y serias. Enseña a tu hijo a lavarse los dientes después de cada comida desde muy pequeño y a acudir con regularidad al dentista para atajar cualquier problema que pudiera surgir cuanto antes.


Fecha de actualización: 08-04-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.