15 consejos para que tu bebé vaya al baño

15 consejos para que tu bebé vaya al baño
comparte

Ha llegado la hora de quitarle el pañal a tu hijo, pero se resiste a ir al baño o a usar el orinal. ¿Qué hacer? Con estos consejos podrás ayudarle a dar este paso, aunque recuerda que nunca hay que forzar al niño ya que cada uno tiene su momento.

¿Le quito ya el pañal?


Para que este proceso resulte un éxito y no sea traumático para ti ni para el pequeño, lo mejor es que tengas en cuenta si tu hijo cumple las indicaciones que da la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) a la hora de empezar el entrenamiento para quitar los pañales:


- Anda

- Se sabe vestir y desvestir

- Comprende y responde instrucciones

- Imita a los demás

- Demuestra autonomía


Esto puede pasar con 18 meses o con 30. Lo importante es que no empieces antes de tiempo o luego puede resultar más complicado.


¿Y si no quiere ir al baño ni usar el orinal?


El bebé puede resistirse a ir al baño o a usar el orinal por muchos motivos: no está preparado, le da miedo, se siente presionado, etc.


Por eso, además de averiguar si tu hijo está preparado o no, es convenientes que sigas estos consejos para que vaya al baño solo:


1- Cómprale un orinal para niños, con una forma divertida o colores atractivos. Deja que elija él mismo el orinal que quiere usar. Otra opción, si ya tienes uno en casa, es personalizarlo poniendo su nombre o las pegatinas que él quiera.


2- Deja el orinal en un sitio visible al que el niño pueda acceder sin problemas para que pueda sentarse en él siempre que quiera.


3- Antes de empezar el entrenamiento sin pañal, deja que se siente en el orinal vestido, que juegue con él y que le pierda el “miedo”.


4- Explícale para qué sirve el orinal y dile que ya va a poder usarlo como un mayor, como hacen mamá y papá, sin necesidad de llevar más esos molestos pañales.


5- Una vez se haya acostumbrado al orinal, empieza a sentarle durante algunos periodos sin ropa ni pañal. En cuanto consigas que haga pis una vez dentro, comprenderá mejor el proceso y todo irá más rápido.


6- Si no quiere de ninguna manera sentarse en un orinal, puedes usar un adaptador de váter para que se siente directamente sobre él. Con un banquete podrá subirse él solo a la taza. Es importante que, lo haga donde lo haga, esté cómodo y tenga estabilidad.


7- Puedes crear una rutina. Por ejemplo, poniéndole todos los días después del desayuno un rato. Así se acostumbrará a estar sentado en el orinal o el váter. Eso sí, nunca le obligues ni le fuerces. Si no quiere sentarse, que no se siente. Quizá no está preparado y hay que esperar un poco más. Vuelva a intentarlo en un mes.


8- Los niños imitan a los adultos, así que también puede ayudarle que te vea a ti o a tu pareja haciendo pis en el váter.


9- Si es un niño, será más fácil que empieces enseñándole a hacer pis sentado. Cuando tenga control podrá hacerlo de pie.


10- Asegúrate de que entiende de que puede sentarse en el orinal siempre que quiera o tenga ganas de hacer pis o caca, pero que también te lo puede decir a ti para que le sientes. Lo importante es que aprenda a controlar el esfínter, no cómo lo lleve a cabo. Si de primeras te lo dice a ti, ya llegará el momento en el que sepa ir solo al baño cuando quiera sin decirte nada.


11- No montes un espectáculo en torno a este tema. Tanto si lo consigue pronto como si no, no debes hacer una fiesta ni montar un drama. De esa manera, le quitarás presión.


12- Tómate con buen humor sus deslices y nunca te enfades si se ha hecho pis encima. Los accidentes son inevitables al principio, no debes castigarle ni regañarle. Tómatelo con calma y piensa que su cuerpo tiene que desarrollar esta nueva destreza. Tampoco es conveniente que te pases el día preguntándole si tiene ganas de ir al baño.


13- Premia sus avances y sus logros, por pequeños que sean. Todos los niños responden bien al refuerzo positivo. No hace falta que le compres un juguete cada vez que haga pis, con un abrazo o una pequeña recompensa es suficiente.


14- No te pases el día encima de él. Es un proceso que tiene que lograr solo. Si le obligas a estar sentado puede que se rebele contra tu imposición.


15- En cuanto a la noche, puede llevar más tiempo que aprenda a controlar sus esfínteres mientras duerme, así que asegúrate de que tiene controlado el día antes de intentar quitarle el pañal de noche. Cuando pase 5 noches seguidas sin hacer pis, puedes probar a acostarlo sin nada, pero pon un protector debajo porque es posible que haya escapes. 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×