• Buscar
Publicidad

¿La leche de fórmula causa cólicos?

¿La leche de fórmula causa cólicos?

No cabe duda de que el llanto es la única forma que tienen los bebés recién nacidos para comunicarse. Sin embargo, un llanto excesivo es un motivo de consulta con el pediatra porque, aunque es cierto que el hambre, el sueño o la incomodidad son algunas de las causas frecuentes en los bebés, un llanto excesivo en bebés de pocos meses podría estar indicando cólicos. Pero ¿qué son los cólicos del lactante? ¿Por qué aparecen? ¿Qué es lo que los causa?

Publicidad

Índice

 

¿Qué es el cólico del lactante?

Para identificar qué es exactamente el cólico del lactante hay que tener presente algunas de sus características más comunes:

- llanto inconsolable durante unas tres horas al día, varios días a la semana y durante varias semanas

Articulo relacionado: ¿La leche de fórmula caduca?

- los cólicos son por las tardes y después de las tomas

- los bebés tienden a encogerse y a estirar las piernas, y cierran los puños

- el llanto se acompaña de enrojecimiento de la cara, aunque a veces el bebé tiene la tripita algo hinchada y expulsa gases

- no aparecen al nacer sino más bien sobre la segunda semana de vida del pequeño

Además, el cólico del lactante podría definirse como una de las vivencias más desesperantes y estresantes para los papás y las mamás al menos durante los primeros meses de vida de sus hijos. Los cólicos del lactante van a afectar más o menos a uno de cada cuatro lactantes, y suelen iniciarse entre la tercera y la sexta semana de vida prolongándose incluso hasta los cuatro meses. Los cólicos del lactante se caracterizan como ya veíamos también por un llanto prolongado del bebé, pero se debe tener en cuenta que se trata de un trastorno normal. Además, el bebé succiona con normalidad, tiene buen apetito, crece a buen ritmo y tiene una apariencia saludable.

Y, aunque no está demasiado claro el origen de este trastorno, la tendencia mayoritaria sí lo asocia a problemas en el tránsito de la leche a través del aparato digestivo. Además, los cólicos del lactante podrán deberse a:

- alergias a las proteínas de la leche de vaca. Lo primero que se debe tener en cuenta en este supuesto es que las leches adaptadas para bebés se elaboran a partir de la leche de vaca. Además, no está demostrado que sea este el motivo pues los cólicos también se dan en bebés que toman el pecho. Sin embargo, es cierto que en algunos casos sí podría ser la causa. En casos excepcionales las proteínas de la leche de vaca ingeridas por la madre pueden pasar a la leche materna y causar esos cólicos.

- gases en la tripa del bebé. No es la principal causa que puede causar los cólicos del lactante, pero sí podría ser en algunos casos el motivo que los provoca. Al llorar tragan aire y empeoran los síntomas.

- ansiedad o estrés familiar. No, no es la causa del cólico, pero sí puede empeorarlo. Hay que tener en cuenta que la tranquilidad, los movimientos suaves y el tono amigable van a tranquilizar y mucho al bebé.

Es importante también, ante el cólico de un lactante, que los padres tengan paciencia y contar con algunos remedios paliativos. Coger al niño en brazos, por ejemplo, y mecerlo con cuidado podría ejercer en los más pequeños un efecto bastante tranquilizante. También los masajes suaves en la barriga y en la espalda suelen ser bastante reconfortantes a la hora de aliviar o calmar al bebé.


¿Qué actitud deben tomar los padres ante el cólico del bebé?

En primer lugar, lo que debe hacer el progenitor es asegurarse de que el bebé no llora por otro motivo, es decir que, aunque ya esté diagnosticado de cólico, en un momento dado pueda llorar por otra causa como pueda ser hambre o frío, por ejemplo. Y, en segundo lugar, comprobar las pautas de alimentación. En el caso de la lactancia materna la mujer debe pensar en si toma algún excitante que pueda pasar a la leche y luego al niño, comprobar que agarra bien el pecho y no suspender la lactancia materna por cólicos del bebé. Para evitarlos en la medida de lo posible también sería bueno:

- mecer al bebé boca abajo con una mano en el abdomen, y hacerlo en vaivén.

- hacerle suaves masajes en el abdomen.

- pasearle en su sillita.

- hacer que escuche sonidos monótonos (o ruido blanco) como el del secador de pelo.

- darle una vuelta en el coche.


Pero ¿y si le damos el biberón? ¿La leche de fórmula podría estar causando esos cólicos del lactante?

Cuando el bebé toma biberón es fundamental evitar que trague mucho aire. Para ello habrá que utilizar tetinas anticólicos y colocar el biberón semivertical en todo momento con el fin de que la tetina esté siempre llena de leche. Y no, hay que tener en cuenta que, como tal, la leche de fórmula no va a causar los cólicos. Además, esta posee una serie de nutrientes necesarios para el desarrollo y el crecimiento óptimo del niño en caso de que se le esté alimentando a través de lactancia artificial.

Sin embargo, lo cierto es que por una alimentación excesiva sí podrían causarse los cólicos del lactante o bien porque, como ya veíamos, el bebé no va a poder tolerar determinados alimentos o proteínas que existen tanto en la leche materna como en la de fórmula.


Fuentes:

Silveira, Dr. Manuel (2011), 50 cosas que debes saber sobre un recién nacido, Barcelona, Libros Cúpula.

Nieto, Marianela; Hernández, Manuela (2009), Ya estoy en casa. Preguntas y respuestas clave para el cuidado del bebé. Eduforma.

Medline plus, https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000753.htm

Fecha de actualización: 13-05-2021

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×