×
  • Buscar
Publicidad

Estoy amamantando, ¿es normal que se me caiga el pelo?

Estoy amamantando, ¿es normal que se me caiga el pelo?

Después del parto muchas cosas van a regresar a la normalidad poco a poco, pero incluso en esta etapa sigue habiendo algunos cambios en tu pelo. ¿Sabes por qué se te está cayendo el pelo más de lo normal?

Publicidad

No te puedes perder ...

Y tambien:

Índice

 

Cambios en el embarazo

Durante el embarazo las mujeres experimentan muchos cambios en su vida, desde sentir nuevas emociones hasta ver su cuerpo de distinta forma, aunque muchas se preparen para afrontar cada cambio en esta etapa siempre hay algo nuevo que las hace entrar en confusión.

Los cambios en el cuerpo de una mujer en gestación son bastante notorios y conocidos, pero hay unos más famosos que otros, como la forma que toma la barriga de la futura madre debido a que ahí se aloja el bebé.

Este último signo del embarazo es uno de los que tiene una explicación bastante razonable y fácil de explicar por la lógica que implica, sin embargo, hay algunos cambios que simplemente parecen extraños de ocurrir hasta que se indaga un poco más sobre el tema.

Usualmente los problemas que pueden generar mayor confusión en una mujer en gestación son los que puedan parecer un problema de salud o los estéticos.

Varios de los síntomas del embarazo que pueden preocuparte por suceder en esta etapa pueden ser las náuseas, el estreñimiento, las hemorroides, los dolores, la salivación excesiva o tener la presión baja.

De cualquier forma, se sabe que los malestares que hemos mencionado anteriormente están relacionados con los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo, entonces no debería de causar mayor preocupación el experimentar uno de ellos mientras estén controlados y no impidan un buen desarrollo.

Los cambios estéticos a veces son un poco más difíciles de lidiar, puesto que después de mucho tiempo de verte de una forma vas a ver cómo cambia tu cuerpo en tan poco tiempo. Pero este tipo de cambios no deben suponer un problema para ti ni deben hacer que te sientas menos bella, pues son cambios totalmente naturales que tu cuerpo hace por una buena razón.

¿Es normal que se me caiga el pelo en la lactancia?

Después de que nace el bebé sigue un momento muy especial que crea un enlace importante entre tu hijo y tú, la lactancia.

Durante esta etapa el bebé va a seguir desarrollándose gracias al alimento que le aportas de tu pecho, pero también tu cuerpo va a seguir cambiando y regresando a la normalidad poco a poco, así que no te presiones por verte como antes en cuanto se haya acabado el embarazo.

Por supuesto que el embarazo ha terminado, pero tu cuerpo sigue teniendo ciertos niveles de hormonas elevadas que deben ir volviendo gradualmente a la normalidad, por lo que es normal que algunos cambios continúen durante un tiempo.

La caída de pelo durante la lactancia puede malinterpretarse, pensado que se debe al hecho de alimentar a tu bebé del pecho, o incluso pensar que te vas a quedar calva del todo.

Este problema tiene su origen en el embarazo ya que el incremento de hormonas de esta etapa hace que el pelo no se te caiga como normalmente, además de darle un tono brillante que seguramente notaste. Pero al terminar el embarazo y disminuir el nivel hormonal que tenías, tu pelo va a comenzar a caer de la manera en que no se cayó durante estos, para que después pueda volver al proceso normal que existe en el crecimiento del mismo.

Lo que te recomendamos es que sigas cuidando de tu alimentación y que le des preferencia a las frutas y verduras, además de comer alimentos ricos en vitamina B, omega 3 y minerales como el calcio, el hierro, el yodo y el zinc.

Trucos para evitar la caída del pelo tras el parto



- El pelo limpio es más voluminoso y con mejor aspecto. Si te lavas todos los días, mezcla en tu mano un poco de champú mezclado con agua. Esta cantidad es suficiente para lavar el cabello y no lo agredirás demasiado. Además utiliza champús lo más naturales posible.

- Para estimular y dinamizar la circulación sanguínea masajea el cuero cabelludo durante 2 o 3 minutos. Si tienes el pelo seco hazlo con la yema de los dedos; si lo tienes graso hazte el masaje con las palma de la mano para no excitar las glándulas sebáceas.

- Un remedio natural para frenar la caída: hierve 250 gramos de raíces de ortiga con 50 cl de vinagre durante unos minutos. Cuando esté listo, déjalo enfriar. Filtra la mezcla y fricciona el cuero cabelludo con esta loción. Otra opción es mezclar hojas de ortiga frescas y aplicártelas en cataplasma durante una hora.

- Para nutrir y fortificar el cabello seco: en un recipiente, bate 3 yemas de huevo con 2 cucharadas soperas de aceite de oliva y una cuchara de vinagre. Aplica esta mezcla vigorizante en el pelo con un pincel. Envuelve la cabeza con una toalla caliente y deja que actúe durante 30 minutos. Después de dejarla actuar lávate el pelo con champú.

- Toma un suplemento de hierro: después del parto para recuperarte o prevenir la anemia. Esto es una recomendación que al menos se debe seguir en el primer mes. Consulta con la matrona o con tu médico cuánto deber prolongarlo en tu caso.

- No abuses del secador o de la plancha del pelo en la fase de mayor caída y evita los tratamientos agresivos para el pelo (como la permanente). Tampoco debes cepillarte de forma brusca ni utilizar cepillos ásperos.

- Existen multitud de terapias y de tratamientos de bioestimulación capilar y de láser capilar que pueden ayudarte a recuperar tu cabello de forma más rápida.

Piensa que esto es una situación normal y, sobre todo, pasajera, aunque a veces pueda llegarte a desesperar. Lo ideal es que estés tranquila ya que esto le pasa a la mayoría de las mujeres, a partir de los 4 meses tu melena volverá a la normalidad. Si no es así y sigues teniendo una caída de pelo importante, debes consultar con un especialista para que descarte que tengas algún otro problema.


Fuentes:

AEPED: https://www.aeped.es/foros/dudas-sobre-lactancia-materna-profesionales/caida-pelo-y-lactancia

Fecha de actualización: 04-02-2020

Redacción: Genaro Aguilar

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.