Soluciones naturales de belleza para los pequeños problemas del posparto

Soluciones naturales de belleza para los pequeños problemas del posparto
comparte

Tras dar a luz tu cuerpo necesitará unas semanas (¡o meses!) para recuperarse y volver a su estado anterior. Comienza una etapa de adaptación física, en la que las hormonas aún están en periodo de reajuste y tu belleza ante tanto cambio sufrido puede resentirse: el pelo tiende a caerse más de lo habitual, aparecen varices, manchas, grasa en el rostro…

Lo principal estos días es que descanses para acelerar la recuperación, pero evidentemente sabemos que con el bebé te resultará prácticamente imposible. Así que… ¿por qué no te pones manos a la obra y preparas tus propias fórmulas caseras para acabar con los enemigos de tu belleza? Funcionan y ¡son totalmente naturales!


CARA
  • Ojeras, hinchazón y bolsas en los ojos
1.    Para paliar los signos en tu cara de una noche sin apenas dormir, colócate sobre cada ojo cerrado un disco de desmaquillar empapado en leche muy fría. Permanece así 10 minutos.

2.    Otro remedio para combatir la hinchazón y las bolsas de los ojos debidos al cansancio es cortar rodajas de pepino y ponerlos sobre las cuencas de los ojos durante media hora.

3.    Hierve dos bolsitas de manzanilla y mételas en la nevera. Cuando estén frías colócate una en cada ojo y deja actuar unos 20-30 minutos.

Recomendaciones para evitar las bolsas

-    Reduce el consumo de sal.

-    Procura dormir boca arriba.
 
  • Acné
1.    Acaba con los molestos granos mezclando un chorrito de limón con una cucharadita de canela en polvo. Forma una pasta y aplícala durante 20 minutos sobre las espinillas y luego límpiala con agua tibia. Repite la operación una vez al día durante dos semanas.

2.    Machaca con un tenedor una papaya madura y coloca la pulpa de la fruta sobre los granitos durante 20 minutos. Después retírala con agua.

3.    Hierve un vaso de leche. Exprime el zumo de una lima y añádelo a la leche. Utilízalo para hacerte una limpieza de cutis.

4.    Mezcla a partes iguales agua de rosas y zumo de lima. Empapa un algodón o una gasa y limpia la zona afectada. Deja actuar 20 minutos y lávate con agua fresca.

5.    Aplica sobre las espinillas la pulpa de un tomate y mantenla sobre el rostro al menos una hora. Después lava con abundante agua.

6.   Mezcla en la batidora un pepino, una zanahoria, 4 cucharadas de harina de avena y medio vaso de leche. Cuando hayas conseguido una pasta homogénea aplícate la mascarilla durante 15 minutos. Después retírala con agua.

7.    Fabrica una mascarilla a base de zumo de limón o vinagre de manzana y yogur natural. Úntate la cara dejándolo 20 minutos y lávalo normalmente con  agua. También el zumo de limón solo es un excelente remedio contra las desagradables espinillas. Pon el zumo sobre ellas y pronto se resecarán.

Recomendaciones básicas para prevenir la aparición de espinillas

-    Lávate bien la cara una o dos veces al día con un jabón neutro.

-    Limita el uso de maquillaje o elige uno libre de grasa.

-    Evita reventar las espinillas o toquetearte la cara, especialmente con las manos sucias.

-    Huye de las comidas ricas en grasas, como embutidos, frituras, chocolates, natas, etc. Y abusa, por el contrario, de la fruta, la verdura y los alimentos que contengan fibra.

-    Procura no sobrexponerte en exceso a la radiación solar o al calor.
 
  • Grasa

No te puedes perder ...

Cardiopatías congénitas: la lucha de los corazones con cicatrices

Cardiopatías congénitas: la lucha de los corazones con cicatrices

Las cardiopatías congénitas son una asignatura pendiente para la sociedad. Apenas se conocen ni se oye hablar de ellas, pero los datos nos hablan de una media de ocho niños afectados por cada mil nacidos vivos. Y, aunque hoy en día gracias a los avances médicos los porcentajes de supervivencia rozan el 95%, sigue siendo imprescindible el apoyo social y el desarrollo de cauces que mejoren la situación de los niños enfermos y de sus familiares.

>Mascarillas para pieles grasas


1.    Mezcla en una batidora medio pepino, una clara de huevo, un chorrito de zumo de limón y media manzana roja, hasta lograr una pasta homogénea. Lávate bien la cara con agua y jabón y aplícate la mascarilla en la cara y cuello salvando ojos y orificios nasales. Déjala actuar 20 minutos. Después retírala con agua tibia.

2.    Remueve en un bol una cucharada de leche en polvo y media de miel. Bate una clara de huevo y añádela a la mezcla anterior. Extiende la mascarilla en la cara y deja 15 minutos. Pasado el tiempo enjuaga con agua tibia.

3.    En un recipiente añade un vaso de harina de avena y vierte lentamente medio vaso de leche. Remueve bien hasta conseguir una pasta uniforme. Póntela sobre el rostro durante 15 minutos y lavar con agua fresca.

4.    Mezcla en una batidora 1 cucharada de yogur natural, 1 cucharada del zumo de limón, una cucharada de zumo de naranja, y otra de zumo de zanahoria. Aplica la mascarilla sobre la cara durante al menos 15 minutos. Retírala luego con agua fría. 

5.    Tritura 4 fresas maduras. Bate una clara de huevo a punto de nieve y añade lentamente las fresas, una cucharadita de leche y una pizca de bicarbonato. Remueve bien hasta obtener una mezcla homogénea. Úntatela por la cara y mantenla 20 minutos. Para retirarla, lávate el rostro con agua tibia y después fría.
 
  • Manchas
1.    El berro es un extraordinario remedio contra las manchas. Licua en la batidora 100 g de berros y añade media cucharada de agua o de aceite de oliva o de miel. Aplícatelo en la zona de las manchas 2 veces al día y déjalo reposar 30 minutos. Puedes cambiar el berro por perejil y proceder de la misma forma. Después retira con agua.

2.    Exprime un limón y frota suavemente las manchas con su zumo antes de acostarte.

3.   Bate un huevo y añade una cucharada de zumo de zanahoria. Después de mezclarlo bien aplícatelo sobre la piel manchada, dejándolo actuar 15 minutos.

4.   Diluye dos cucharadas de leche en el zumo de un limón. Empapa un algodón o una gasa en la mezcla y aplícatelo en las manchas. Deja secar. A continuación extiende pulpa triturada de aloe vera y cubre la zona con una gasa. Emplea esparadrapo si fuera necesario. Déjalo actuar toda la noche. Por la mañana límpialo y aplícate crema hidratante con factor de protección solar.


PIERNAS
  • Varices
1.    Bebe cada mañana un zumo natural hecho con una zanahoria, 200 g de espinacas y un vaso de agua.

2.    Prepara una infusión de romero o de avellana y aplícala sobre la zona afectada, mientras masajeas las piernas de forma ascendente.

3.    Humedece una gasa o una venda con vinagre de manzana y colócatelo sobre las varices durante 30 minutos, mientras reposas con los pies elevados.

4.    Tómate una infusión hecha a base de una cucharada de miel, dos de vinagre y dos vasos de agua tibia.

5.    Hierve 5 cucharaditas de cola de caballo (de venta en herbolarios) en un vaso de agua. Deja que se enfríe y aplícatelo con una gasa en la zona.

6.    Corta un tallo de aloe vera y frota suavemente la parte afectada.

Recomendaciones

-    Haz ejercicio que favorezca la circulación de las piernas, como la natación o caminar.

-    Evita masajear fuerte y directamente las varices.

-   Mantén las piernas levantadas siempre que puedas, descansa con los pies apoyados en una silla mientras lees o ves la tele y duerme con los pies elevados.

-   Procura no permanecer mucho tiempo de pie o sentada. Si tuvieras que estar en la misma postura durante un periodo largo de tiempo, por ejemplo en la oficina o viajando en avión o en tren, trata de dar ligeros paseos para estirar las piernas cada media hora. En el caso de tener que estar de pie, cambia frecuentemente el peso de una pierna a otra y realiza giros a menudo rotando los tobillos en ambas direcciones.

-    Evita la ropa ceñida.

-    Decántate por una alimentación equilibrada y mantén tu peso a raya.
 
  • Celulitis
1.    Mezcla en la batidora media tacita de vinagre de manzana, medio vaso de zumo de uva y dos vasos de zumo de manzana y bebe un vaso del preparado a diario.

2.    Toma té verde a diario.

3.    Emplea granos de café molidos para masajearte la zona durante 15 minutos.

Recomendaciones para evitar la aparición de celulitis

-    Haz ejercicio regular al menos 30 minutos 5 veces a la semana.
-    Bebe como mínimo 8 vasos de agua diarios.
-    Evita los alimentos procesados, la cafeína, el alcohol y el tabaco.
 

MANOS
  • Uñas débiles y quebradizas
1.    Es habitual que tras el parto las uñas se vuelvan más frágiles. Para fortalecerlas frota un limón sobre ellas y deja secar. Puedes hacer lo mismo con un diente de ajo cortado por la mitad.

2.    El ajo combinado con el aceite también puede servir. Machaca en el mortero dos dientes de ajo y un chorrito de aceite y deja macerar 24 horas. Unta las uñas con el preparado cada noche. Fortalecerás las uñas a la vez que estimulas su crecimiento.

Para blanquearlas:

-Mete las uñas en el zumo de un limón de 5 a 10 minutos. Después enjuaga con agua e introdúcelas en leche durante otros 5 minutos más. Repite la operación cada día hasta que se blanqueen.


CABELLO
  • Pelo graso
>Champús antigrasa naturales
 
1.    Hierve durante 5 minutos medio vaso de agua y 2 cucharadas de manzanilla. Pasado el tiempo, apaga el fuego, pasa el agua por un colador o un filtro y añade el zumo de un limón, dos cucharadas de vinagre de manzana y otras dos cucharadas de jabón neutro en pastilla rallado. Remueve hasta que se derrita. Ponlo al fuego de nuevo si fuera necesario. Deja enfriar y viértelo en un bote para conservarlo.

2.    Lleva a ebullición un vaso de agua y añade 15 g de romero. Hierve durante 10 minutos. Cuela la infusión y añade dos cucharadas de jabón neutro rallado y remueve hasta que se disuelva y se enfríe. Añade el zumo de un limón.

Utiliza estos preparados como tu champú habitual y enjuaga después con agua fría.

>Champú seco antigrasa

Si estás en un apuro y no puedes lavarte el pelo, aquí tienes una solución de urgencia en la que no hace falta el agua: Ponte sobre el pelo un poco de maicena, deja actuar unos segundos y cepilla a lo largo del cabello para retirar la harina por completo. Ésta habrá absorbido la grasa y la suciedad acumulada.

Recomendaciones

-    No abuses del agua caliente para lavarte el pelo, ya que el calor estimula la producción de grasa del cuero cabelludo.

-    Si tienes el pelo graso, no te lo cepilles en exceso, pues también favorece la aparición de grasa.
  • Caída de cabello
1.    Es normal que tras el parto, debido a los cambios hormonales, el pelo se empiece a caer. Puedes poner remedio desde el interior con una dieta basada en alimentos ricos en vitaminas B (cereales, pollo, pescado, etc.) y vitaminas A y C, hierro, calcio y yodo, que actúan como reconstituyentes capilares.

2.    Corta un trozo de aloe vera y saca la pulpa interna. Mézclalo con un poco de agua caliente y masajea el cuero cabelludo durante alrededor de 5-10 minutos. Después deja actuar una hora y lávalo.

3.    Hierve en agua unas hojas de ortiga y una vez enfriada aplícatela sobre la cabeza tras el champú masajeando durante al menos 5 minutos. No lo aclares.

4.    Fabrica un champú casero anticaída con berro. Para ello, pon 200 g de esta verdura en la licuadora o batidora. Añade agua si fuera necesario. Aplica la loción sobre el cuero cabelludo masajeando. Déjalo actuar hasta que se seque. A continuación retíralo con un lavado normal.

Recomendaciones para evitar la caída del cabello y estimular su crecimiento

-    Existen algunos alimentos que ayudan a combatir la caída del cabello como son la levadura de cerveza, las semillas de girasol, las de sésamo negro, los cereales integrales, el germen de trigo, el marisco…

-    Evita la exposición directa del sol en la cabeza.

-    Reduce el uso de horquillas, gomas y pasadores que dejen el pelo muy tirante.

-    Utiliza siempre cepillos de cerdas naturales.

-   Estimula la circulación capilar cepillándote el pelo con movimientos uniformes desde la raíz hasta las puntas, al menos 50 pasadas.

-    Utiliza el secador con el aire natural, es decir si calentar.

-    Masajea el cuero cabelludo con las yemas de los dedos.
 
 

 


Te puede interesar:
La aventura del embarazo, para algunas mujeres, empieza cuando afirman "creo que estoy embarazada" ante los primeros síntomas de la gestación. Una vez que se confirma la noticia la multitud de cambios se multiplican hasta hacerse casi diarios.


Fuente:

Smulders, Beatrijs (2010), Posparto seguro y los primeros meses tras el parto, Ed. Medici.

Fecha de actualización: 15-10-2008

Redacción: Lola García-Amado

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>