Consejos para comprar un cojín de lactancia

Consejos para comprar un cojín de lactancia
comparte

El cojín de lactancia es un artículo de puericultura muy útil, especialmente para las mamás primerizas que encuentran dificultades a la hora de dar el pecho. Asimismo, la mayoría de cojines de lactancia tienen otros muchos usos. Escoge el más beneficioso para ti.

No te puedes perder ...

Consejos para comprar un cojín de lactancia

Consejos para comprar un cojín de lactancia

El cojín de lactancia es un artículo de puericultura muy útil, especialmente para las mamás primerizas que encuentran dificultades a la hora de dar el pecho. Asimismo, la mayoría de cojines de lactancia tienen otros muchos usos. Escoge el más beneficioso para ti.

Los cojines de lactancia suelen tener forma de media luna. Los hay más grandes y más pequeños, según los usos que tengan. Los más grandes sirven también durante la gestación para ayudar a la embarazada a conseguir una postura cómoda en la cama o sentada en el sofá.

Después, una vez nacido el bebé, sirven para obtener una postura cómoda y correcta a la hora de dar el pecho, además de poder colocar encima al bebé mientras dura el proceso para no tener que cargar con él mientras se da de mamar y así evitar dolores en la espalda y los brazos. La almohada caga con todo el peso. Y gracias al cojín, el bebé se agarra perfectamente y se evitan problemas.

Y cuando el bebé tiene 4 o 5 meses, sirve para dejarle sentado reclinado en el cojín, para que no se mueva hacia los lados ni se caiga.

Según el tamaño y los materiales el cojín puede ser más o menos caro. Elige aquel que se ajuste más a tus necesidades. Es un regalo perfecto para pedir a tus familiares y amigos.


Te puede interesar:
Las dosis de biberón para un bebé de 1 mes deben ser definidas por el propio bebé tal y como se hace con la lactancia materna, que es a demanda. De esta manera, el bebé se regula en función de las necesidades de cada momento.


Fecha de actualización: 28-08-2013

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>