Beneficios de la leche materna en recién nacidos de muy bajo peso

Beneficios de la leche materna en recién nacidos de muy bajo peso
comparte

Un estudio reciente muestra cómo la leche materna es el mejor alimento para los Recién Nacido de muy Bajo Peso (RNMBP) que se encuentra ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales ya que reduce el riesgo de que el bebé desarrolle una infección o Enterocolitis Necrosante Neonatal.

Este estudio ha sido liderado por la profesora Paula Meier, directora de Investigación Clínica y Lactancia de la UCIN del Rush University Medical Center (Chicago). En él se estudia la relación directa entre la lactancia materna y la salud de los bebés prematuros.

 

Los bebés muy prematuros o con muy bajo peso al nacer tienen más riesgo de padecer ciertas infecciones y sepsis que pueden acarrearles graves consecuencias o incluso la muerte. Cada vez son más los bebés que nacen antes de tiempo. En España, por ejemplo, en torno al 1% de los bebés nacidos en España están por debajo de 1.500 gramos. Y a pesar de que el número total de nacimientos ha descendido un 3,67% respecto al año anterior, la proporción del número de nacimientos de bebés con muy bajo peso al nacer ha aumentado más de un 1,1%.

 

Por eso este tipo de investigaciones son muy importantes, ya que mejoran las posibilidades de supervivencia de estos pequeños nacidos antes de tiempo.

 

Beneficios de la lactancia materna

 

La investigación y la evidencia práctica han demostrado que alimentar a los RNMBP con leche materna es una estrategia segura, efectiva, fácilmente disponible y barata para evitar complicaciones en la salud de los prematuros.

 

Durante 5 años, y como parte de un estudio del National Institute of Health estadounidense, la profesora Meier analizó a 430 parejas de madres y niños prematuros con muy bajo peso al nacer en el Rush University Medical Center. De este modo, mostró que por cada 10 ml adicionales de leche materna que recibía un bebé con muy bajo peso en sus primeros 28 días de vida, se reducía el riesgo de desarrollar una sepsis en un 19%. Asimismo, el riesgo de desarrollar una Enterocolitis Necrosante Neonatal (ENN), la patología digestiva adquirida más frecuente y grave en el periodo neonatal, es tres veces inferior si el bebé prematuro es alimentado exclusivamente con leche materna durante los primeros 14 días de vida.

 

También se ha constatado que, además de los beneficios que supone para la salud del bebé, tiene un claro impacto económico. Al aumentar la dosis media diaria de leche materna entre los días 1 y 28 de vida del neonato de 25 ml a 50 ml, se reducen los costes de la UCIN en 23.000 euros por bebé. El incremento que supone el coste derivado de este tipo de infección bacteriana se atribuye a distintos factores: los bebés con sepsis tienen que estar ingresados en la UCIN una media de 28 días más que los neonatos que no se ven afectados por esta patología, el tratamiento de la sepsis es intensivo en recursos, y se aumenta el riesgo de padecer problemas de salud y de desarrollo neuronal a largo plazo. El estudio ha demostrado que el coste de las UCIN derivado del tratamiento fue el más bajo en RNMBP al nacer que recibieron la dosis media mayor de leche materna durante los 28 primeros días de vida. El ahorro que se obtiene permite compensar los costes derivados de la obtención y el suministro de la leche materna que soportan las madres y las instituciones.

 

También tiene un impacto económico sobre las familias ya que las diversas complicaciones asociadas a los bebés prematuros, como la ENN, enfermedades respiratorias crónicas, escaso crecimiento, retraso neurocognitivo y una re-hospitalización tras haber abandonado la UCIN son muy costosas. Aunque la recogida de la leche materna conlleva unos costes –alquiler de sacaleches, disponer de un kit específico o el almacenamiento del producto en condiciones óptimas de calidad alimentaria– la investigación ha demostrado que permitir a las madres extraer leche materna es menos oneroso que adquirir la misma cantidad de leche proveniente de donaciones o de leche de fórmula.

 

Las madres solo necesitan extraer una cantidad mínima de unos 100 ml cada día durante un tiempo suficiente (entre 4-19 días).


Fuente: Medela


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×