×
  • Buscar
Publicidad

Estimulación temprana para bebés de 2 años

Estimulación temprana para bebés de 2 años

A los dos años los niños aprenden muchas cosas y ya son más maduros y conscientes para entender el mundo que les rodea. Como padres es nuestro deber ayudarles en su desarrollo, y para esto existen diversos juegos de estimulación temprana que podemos poner en práctica con nuestros hijos para fortalecer sus capacidades cognitivas y motoras y, además, divertirnos en familia.

Publicidad

No te puedes perder ...

Juguetes apropiados para niños de 3 años

Juguetes apropiados para niños de 3 años

A través del juego el niño se desarrolla. Es fundamental para su crecimiento pues con él estimula sus sentidos y su capacidad de imaginación, aprende a comunicarse, a adquirir habilidades sociales, a entender el entorno donde vive y a entretenerse. Los juguetes, como instrumento para el juego, sin duda contribuyen a estos fines. Elegir el más adecuado para cada niño supone cierta responsabilidad y requiere conocer qué necesitan los más pequeños a cada edad.

Y tambien:

Antes de empezar, es importante recordar que cada niño tiene su ritmo y puede que alguno de los ejercicios propuestos los realizara antes de los dos años y otros tarde más, en cualquier caso, que no se consiga alguno de ellos no significa que haya un problema, sino que debemos trabajar más en esa área, de todas formas, si se tiene alguna duda lo mejor es consultar con su pediatra. Podemos incorporar estos juegos en nuestro día a día para que tengan un impacto positivo en el desarrollo del niño, además de fortalecer el vínculo que tenemos con él.

Para el área del motor grueso, que son los grandes movimientos del cuerpo, como los que se hacen con las piernas y los brazos:

- Hazle subir escaleras alternando los pies. Dale la mano y anímale a que suba colocando un pie en cada peldaño. Después puedes hacer que lo repita, pero agarrándose él solo a la barandilla, y cuando lo consiga, animarle a intentarlo sin ningún apoyo.

- Enséñale a jugar de cuclillas. Ponle en cuclillas en el suelo, agarrado de ambas manos, poco a poco suelta una de sus manos y ofrécele un juguete para que lo coja. Insiste en esto hasta que finalmente pueda mantenerse de cuclillas sin ayuda.

-  Enséñale a montar en triciclo usando los pedales. Enséñale cómo subirse y bajarse de él. Para pedalear, al principio, puedes sujetarle los pies a los pedales con cintas, hasta que los mantenga por él mismo.

- Juega con él a lanzaros la pelota con ambas manos mientras estáis de pie. Poneos uno frente al otro y lanzárosla. Si el niño tiene dificultad en atrapar la pelota, otro adulto puede situarse detrás de él para que le ayude a colocar sus manos y atrapar la pelota. Poco a poco ve retirando la ayuda hasta que lo haga solo.

- Anímale a ponerse de puntillas. Primero hazlo tú para que pueda imitarte. Podéis convertirlo en un juego a través de un baile.

- Enséñale a saltar en un solo lugar y sobre pequeños obstáculos. Para esto puedes crear un pequeño recorrido donde deba sortear y saltar varios juguetes u objetos.

Para el área del motor fino, que se trata de los movimientos precisos de las manos y los dedos:

- Enséñale a dibujar círculos. Este ejercicio se refuerza si escribe sobre una superficie vertical, como por ejemplo una pizarra. Al principio puedes ayudarle moviéndole la mano, hasta que lo consiga por sí mismo.

- Enséñale a construir un puente con tres cubos. Primero constrúyelo delante de él y anímale a imitarlo. Después puedes colocar tú los dos primeros y que él termine de colocar el de arriba; cuando haga esto sin dificultad, anímale a que lo haga él solo desde el principio.

- Enséñale a dibujar una cruz. De la misma manera que el círculo, sobre una pizarra colocada en vertical, traza una cruz y anímale a que lo repita, ayudándole al principio si es necesario. Después puedes probar con dibujos de líneas en forma de uve.

- Enséñale a enhebrar un cordón. Meter un cordón en una bola grande, por ejemplo, ayuda a su coordinación visomanual y a fortalecer los movimientos simultáneos de ambas manos. Podéis empezar con un cordón semirrígido, y cuando lo logre con facilidad, pasar a cordones más flexibles. Y, de la misma manera, ir empequeñeciendo el agujero de la bola.

- Enséñale a doblar una hoja de papel por la mitad. Al igual que el juego anterior, este requiere mucha concentración y precisión.

- Ofrécele frutas y caramelos para que los pele o desenvuelva.

- Jugad juntos a clasificar objetos por color, tamaño o forma. Puede ayudarte a ordenar la ropa, colocando las camisas en una pila, los pantalones en otra y la ropa interior en otro lado. Otra idea puede ser organizar los juguetes en cajas, así además aprenderá a tenerlos en orden y recoger por él mismo.

Para el desarrollo del lenguaje, que es la capacidad de comunicarse y hablar:

- Enséñale a nombrarse. Pregúntale con frecuencia “¿Cómo te llamas?” e insiste hasta que responda, reforzando los intentos.

- Enséñale a decir el pronombre “yo” y su uso. Hazle preguntas como “¿Quién es ..(su nombre)?” para que diga “yo”. Si no lo hace, dale tú la respuesta diciendo “Di yo”. Insiste hasta que responda correctamente y refuerza sus intentos.

- Enséñale a decir el pronombre “tú” y su uso. De la misma manera que el anterior, hazle preguntas como “¿Quién es mamá?” para que responda “Tú”.

- Léele cotidianamente historias infantiles cortas. Hazle preguntas sobre lo leído y trata de que repita parte de la historia. Dramatiza el cuento haciendo muecas y gestos. Haz la voz de los personajes o los sonidos de animales.

- Enséñale los plurales. Para hacerlo, puedes mostrarle una caja que contenga una pelota y preguntarle “¿Qué es?” para que responda “Una pelota”. Y después mostrarle otra caja con muchas pelotas para preguntarle “¿Qué son?” y que responda “Pelotas”.

- Enséñale canciones para niños. Busca además canciones que le dejen un mensaje o le enseñen algo, como por ejemplo canciones que ayuden a aprender los números, colores, y otros.

- Insístele para que forme frases de tres palabras. En lugar de decir “agua”, enséñale a que cuando tenga sed diga “Mamá, dame agua”. Primero dilo tú y pídele que lo repita, después responde solo cuando lo haga correctamente.

En el ámbito socio-afectivo, que es la capacidad de relacionarse con los demás, expresar sentimientos y emociones.

-  Enséñale a que se vista solo, puedes enseñarle a abrochar y desabrochar botones, ponerse él solo los zapatos y calcetines, hasta que poco a poco pueda vestirse por él mismo. De esta manera se refuerza su autonomía.

- Ayúdale a entender qué cosas son suyas y cuáles no debe coger. Debes explicarle la razón por la cual puede o no cogerlas, para que sea responsable y conozca las consecuencias.

- Enséñale a expresar sus sentimientos y describirlos, pregúntale constantemente cómo se siente.

- Enséñale hábitos de limpieza como lavarse las manos antes de comer.

- Enséñale a respetar su turno en los juegos con amigos. Cuando juegue con hermanos o amigos, puedes proponer un juego que, por ejemplo, trate de construir una torre de cubos por turno, poniendo uno cada vez, e indicarles cuál es el turno de cada uno para ponerlos; poco a poco lo entenderán por ellos mismos y no necesitarán que se lo indiques.


Fuente:

- Ejercicios de estimulación temprana. Por Unicef. http://files.unicef.org/mexico/spanish/ejercicioestimulaciontemprana.pdf

Fecha de actualización: 06-02-2019

Redacción: Cristina Rodríguez

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.