×
  • Buscar
Publicidad

Estimulación del bebé y fisioterapia

Estimulación del bebé y fisioterapia

El desarrollo de un bebé comienza en el momento en el que sale del vientre de la madre. A partir de entonces una serie de factores heredados y externos serán los que ‘’den forma’’ a la personalidad del pequeño. Estos factores afectan a la inteligencia, la movilidad… y pueden mejorarse a través de la estimulación y técnicas probadas como la fisioterapia.

Publicidad

Índice

 

La importancia de la estimulación en bebés


Que los niños ‘’son esponjas’’, aprenden muy rápido y por imitación es un hecho, pero también lo es el que haya que darles esos pequeños empujoncitos o proponerles retos para que el desarrollo sea mejor y más completo.

Esto se hace a través de la estimulación temprana adaptada a cada edad. Todos los sentidos y extremidades pueden estimularse. Los primeros años durante los cuales tiene lugar el desarrollo del cerebro del bebé son particularmente sensibles y muestran una notable capacidad de absorción de información y adaptación al entorno.

Un desarrollo temprano del bebé en esta etapa es clave para un buen futuro académico, así como para aumentar la productividad y capacidad social en la edad adulta.

Además de mantener a nuestro bebé en un entorno con estímulos, debemos preocuparnos de añadir ciertas actividades que lo complementen, como puede ser la fisioterapia.
 

¿Cómo ayuda la fisioterapia al desarrollo?

No te puedes perder ...

Cómo cuidar a un bebé de 10 meses

Cómo cuidar a un bebé de 10 meses

Con 10 meses la mayoría de los bebés ya puede gatear, ponerse de pie solos y dar algunos pasitos cogido de la mano de sus papás. Su motricidad mejora día a día, lo que le permite explorar y conocer el mundo. Además, cada vez son más los alimentos que puede ingerir, por lo que es importante que sepas cómo cuidar y estimular a tu bebé en esta etapa de cambios constantes.

Y tambien:


La fisioterapia ayuda en el desarrollo, la rehabilitación y la mejora de las habilidades de movimiento y el rendimiento. El fisioterapeuta trabaja con las habilidades motoras gruesas como sentarse, pararse y caminar, además de con la flexibilidad, la fuerza y ​​la resistencia.

Desde el nacimiento comienza un viaje de hitos del desarrollo. Cada bebé es diferente, no todos los bebés se desarrollan al mismo tiempo. Los padres también pueden ayudar a sus bebés a alcanzar ciertos hitos del desarrollo motor incorporando ejercicios planificados por el fisioterapeuta bajo la guía del pediatra de su hijo.

Además de acelerando y ampliando las capacidades de un bebé nacido en condiciones normales, la fisioterapia también ayuda a corregir ciertas anomalías.

- Problemas respiratorios: cuando un bebé o un niño tiene una infección respiratoria en la que se acumula moco y las áreas de los pulmones no funcionan correctamente es muy angustioso tanto para el niño como para los padres. La fisioterapia torácica y los ejercicios respiratorios aflojan y eliminan las secreciones excesivas y ayudan al peque a respirar mejor.

- Retrasos del desarrollo: los bebés prematuros y los bebés que nacen con problemas leves o graves a menudo no alcanzan sus hitos de desarrollo. Cada bebé sigue sus propios tiempos, por supuesto, pero hay un intervalo de tiempo "normal" en el que los bebés deben adquirir habilidades físicas como: rodar o gatear, sentarse solos, alcanzar y agarrar juguetes, decir palabras fáciles como mamá o papá, así como desarrollar la capacidad para caminar y otras habilidades de coordinación y motricidad.

Si hay algún retraso en alcanzar los hitos o si te preocupa la forma en la que tu bebé se está moviendo es recomendable consultarlo con un fisioterapeuta. Cuanto antes lo hagas, antes comprenderás lo que está sucediendo y cómo puedes ayudarlo.

- Cirugía correctiva: en algunos casos, la solución definitiva será la cirugía ortopédica correctiva. Muchos fisioterapeutas trabajan en equipo con los cirujanos para lograr el mejor resultado, preparando al bebé para la cirugía y ayudándolo a rehabilitarse desde el primer día.

-  Problemas neurológicos: algunos bebés nacen con problemas que afectan el funcionamiento de su sistema nervioso central. Los bebés prematuros, por ejemplo, pueden sufrir de bajo tono muscular o restricciones en el rango de sus movimientos. Otras afecciones también pueden afectar a bebés y niños, como lesiones en la médula espinal o la cabeza, lesiones nerviosas y parálisis, parálisis cerebral, síndrome de Down, distrofias musculares y espina bífida.

Los fisioterapeutas han estudiado el tratamiento y tienen habilidades especiales y comprensión de lo que está sucediendo en la conexión entre el sistema nervioso central y periférico y todos los sistemas y funciones del cuerpo, y podrán ayudar al bebé a lograr mejor control de su postura, movimiento y participación general en el juego y en la vida.
 

Fisioterapeutas especializados en pediatría, ¿qué hacen en una sesión?


Si te decides a ir con tu bebé a una sesión de fisioterapia seguro que no te arrepientes.

El fisioterapeuta puede utilizar técnicas de juego y actividades terapéuticas ajustadas a la edad del bebé. A través de juegos evaluará las destrezas del pequeño, para determinar qué tipo de tratamiento se ajusta a sus necesidades.

Como experto, utiliza movilización manual, espinal, de tejidos blandos o articulares, diversas técnicas de ejercicio, corrección postural y estrategias de facilitación del movimiento, así como otras técnicas de fisioterapia estándar, que incluyen métodos para fomentar el aprendizaje motor.

También puede asesorarte sobre cómo adaptar las actividades diarias y el entorno del hogar para trabajar con las necesidades específicas del bebé y, si fuera necesario, para ajustar y usar varias herramientas de asistencia, prótesis y tecnologías para ayudar a tu hijo a adaptarse y prosperar.

Los fisioterapeutas también pueden diagnosticar lesiones y remitir a los pacientes para exámenes radiológicos según sea necesario.
 

Signos de que el bebé necesita fisioterapia


Como padres, todos estamos ansiosos de ver cómo nuestro bebé prospera: cómo empieza a gatear, a agarrar objetos, a ponerse de pie…

Aunque las comparaciones sean odiosas, en ocasiones, comparar las acciones de dos bebés de la misma edad puede ser una pista de que uno de ellos no está alcanzando los hitos de desarrollo a una velocidad normal.

Para no alarmarse sin razón hay que tener claros los hitos de desarrollo aproximados a cada edad. Aún así, puede que llegue un momento de preocupación en el que decidas consultarlo con un experto.

Algunas señales de que algo no anda bien son:

- El bebé prefiere girar la cabeza solo hacia un lado

- El bebé no soporta peso en las piernas a los 6 meses

- El bebé no se sienta a los 8 meses

- El bebé no gatea a los 12 meses

- Aún no ha dado sus primeros pasos a los 18 meses

- El niño solo camina de puntillas durante más de 6 meses

Si tu bebé está experimentando alguno de los anteriores, puede deberse a un retraso en el desarrollo o podría deberse a algún otro defecto.


Fuente:

Villacieros, Paloma (2009), Masaje infantil: Guía ilustrada para dar los mejores cuidados a tu bebé, Barcelona, Timun Mas

Fecha de actualización: 16-09-2020

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.