×
  • Buscar
Publicidad

Estimulación del bebé de 16 meses

Estimulación del bebé de 16 meses

Tu bebé solo crece, crece y crece. Es un pequeño explorador, y ahora que ya puede andar con más seguridad no dudará en recorrerse la casa en busca de nuevos objetos. A los 16 meses la estimulación temprana del bebé es esencial para que aprenda a desenvolverse en futuras situaciones.

Publicidad

Índice

 

¿De qué es capaz mi bebé de 16 meses?


Un bebé de 16 meses puede llegar a pensar que el mundo gira en torno a él y, en cierta forma lo hace, ya que con sus nuevos avances es el centro de todas las miradas. Anda, intenta comunicarse, reacciona a estímulos, y todo ello lo convierte en un pequeño hombrecito.

Cada bebé se desarrolla a su propio ritmo, dependiendo de muchas circunstancias. Pero alrededor de los 16 meses, estos son algunos de los hitos del desarrollo que puede alcanzar:

- Experimentar ansiedad por separación. Hace tiempo que tu bebé reconoce quién es cada persona y, como es obvio, ha desarrollado un mayor apego a aquellas personas con las que pasa más tiempo o lo cuidan más. Puede ser difícil para tu niño separarse de ti en esta época, especialmente cuando está cansado, enfermo o asustado. Puede que se queje o llore cuando no estás cerca, como cuando estás en el trabajo, o puede despertarse en medio de la noche y llamarte. Anímate y recuérdale que estás ahí para él cuando te necesite y que volverás. Eventualmente se sentirá más seguro y comprenderá que no desaparecerás para siempre. Las separaciones breves son realmente algo bueno, ya que pueden ayudar a tu hijo a volverse más independiente con el tiempo.

- Volverse más sociable y egocéntrico. Incluso a medida que el bebé desarrolla sus habilidades sociales, volviéndose más sociable con los demás, incluidos niños y adultos, cree que el mundo gira en torno a él. Todavía no puede comprender que otras personas tienen sentimientos y pensamientos que podrían ser diferentes a los suyos. Cuando hay otros niños cerca, por ejemplo, él puede intentar agarrar sus juguetes como si fueran suyos. Al mismo tiempo, es posible que tu bebé se sienta intrigado por otros niños, especialmente si son un poco mayores, y trate de imitarlos. Es normal también que sea bastante físico con otros niños y puede golpear o morder cuando se enfada. Para minimizar estos incidentes, cuando un amiguito venga a casa, asegúrate de ofrecerles juguetes para los dos y esconde cualquiera de los juguetes favoritos que sepas que pueden inspirar una batalla.

- Mejorar las habilidades de resolución de problemas. La resolución de problemas es algo que verás aparecer en la forma en que tu niño pequeño se acerca al juego. Quiere saber cómo funcionan las cosas y podría sentirse atraído por los juguetes mecánicos, interruptores, botones... Por ejemplo, en un ascensor, él siempre querrá presionar el botón. Es una buena idea proporcionarle una variedad de juguetes y actividades que sean desafiantes para él, pero no tan difíciles como para frustrarlo. La imitación también puede influir en las habilidades de resolución de problemas del niño. Por ejemplo, es posible que te haya visto tirar basura en una papelera, por lo que ahora sabe dónde va la basura.
 

Estimulación a los 16 meses

No te puedes perder ...

Cómo cuidar a un bebé de 10 meses

Cómo cuidar a un bebé de 10 meses

Con 10 meses la mayoría de los bebés ya puede gatear, ponerse de pie solos y dar algunos pasitos cogido de la mano de sus papás. Su motricidad mejora día a día, lo que le permite explorar y conocer el mundo. Además, cada vez son más los alimentos que puede ingerir, por lo que es importante que sepas cómo cuidar y estimular a tu bebé en esta etapa de cambios constantes.

Y tambien:


La estimulación temprana tiene muchos beneficios:

- Ayuda a prevenir cambios en la estructura del cerebro y las vías neurológicas causados ​​por situaciones estresantes.

- Establece una relación saludable con tu bebé.

- La estimulación a través del juego ayuda al bebé a utilizar su cuerpo y sus sentidos y desarrolla su pensamiento e inteligencia.

- La estimulación que se lleva a cabo hablando cara a cara con el bebé ayuda en el desarrollo de sus sentidos auditivos y visuales.

- Aumenta las habilidades de preparación escolar del bebé, lo que lo preparará mucho más para la lectura y las matemáticas formales durante los años escolares y también mejorará sus habilidades sociales.

¿Qué actividades y juegos estimulantes ayudarán en el desarrollo de mi bebé? No hace falta que te compliques la vida y gastando mucho dinero en juguetes nuevos cada poco tiempo. Continúa involucrándolo en las actividades diarias, charlando sobre lo que estás haciendo: mientras planchas, dale un calcetín, dile lo que es, señala su pie y dile que se coloca ahí, deja que lo toque y luego que lo meta en el cajón. Puede parecer una tontería, pero con esta simple acción está desarrollando la identificación de muchos objetos de la casa.

Refuerza sus intentos de hablar incluso si están a mitad de camino, por ejemplo, cuando señalan algo y dicen un monosílabo, como ‘’ca’’, respóndele alegremente con  el nombre de lo que sea: "¡Sí, es un gato!"

Dale bolas y bloques de construcción de todas las formas y tamaños para que jueguen y mejoren sus habilidades motoras finas y el desarrollo de los músculos pequeños.

Es hora de que les muestres como sujetar una tiza o pintura, y con tu ayuda empiecen a hacer garabatos de colores en un papel.
 

¿Cuánto tiene que comer y dormir mi bebé de 16 meses?


Tu bebé sigue creciendo, pero este mes no notarás grandes cambios en sus hábitos de comer y dormir.

No hay cambios en la rutina de sueño de tu hijo de 16 meses: todavía necesita alrededor de 14 horas al día. Durante la noche dormirá de 11 a 12 horas, y durante el día se echará una o dos siestas cortas. 

En cuanto a su alimentación, continúa con el patrón de tres comidas al día más un par de snacks saludables y aproximadamente 400 ml de leche. La leche se puede beber, cocinar en comidas como el arroz con leche, verter sobre cereales o cualquier combinación de estas. Si está amamantando, la regla de los 400 ml no es rígida: las mamás pueden continuar amamantando y extrayendo leche y la ingesta de tu hijo se adaptará naturalmente a lo que necesitan.

Continúa ofreciendo nuevos alimentos y trata de no hacer que sea un gran problema si frunce el ceño al probar algo nuevo. Un niño pequeño quisquilloso puede necesitar que le presenten alimentos al menos 15 veces antes de probarlos.

La mayoría de los niños de 16 meses están lo suficientemente alerta como para darse cuenta de lo que comen los demás, por lo que pueden sentirse más tentados a probar nuevos alimentos si observan que sus padres y otros niños ingieren algo saludable. Por supuesto que funciona en ambos sentidos: si te das el gusto de comer un trozo de bizcocho y a él le das algo que le guste menos, puede que estire los brazos o te mire, pidiendo que le des un poco.


Fecha de actualización: 10-10-2020

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.