×
  • Buscar
Publicidad

Estimulación del bebé de 12 meses

Estimulación del bebé de 12 meses

¡Ya está aquí! Sin darte cuenta ha llegado el primer cumpleaños de tu bebé. Este momento se veía lejos hace un año, pero echas la vista atrás y parece que fue ayer. Han pasado muchas cosas: el paso de los líquidos a los sólidos, los primeros pasos, los balbuceos…  Pero lo mejor es que este es solo el principio del recorrido. Tu bebé solo tiene 12 meses y el aprendizaje y la estimulación temprana deben continuar.

Publicidad

Índice

 

El desarrollo de un bebé de 12 meses


Es impresionante cuánto ha crecido tu bebé en tan solo un año. No solo has notado un cambio físico sino también intelectual y de movimiento. Aunque el bebé no sea capaz de hablar, se comunica de otras muchas maneras: señalando, gruñendo, asintiendo con la cabeza, saludando con la mano y, a menudo, también notarás que trata de hablar contigo. Su balbuceo suena más como una conversación y puede decir un par de palabras sencillas que entiende, como "papá" y "mamá".

En los últimos meses, tu bebé ha aprendido a mostrar emociones como felicidad y miedo. También es posible que sea más consciente de sus propias necesidades y pueda hacerte saber lo que quiere.

El juego es importante, ya que es la mejor manera de aprender a esta edad. Tu bebé puede mirar, sacudir, golpear, arrojar, dejar caer y empujar diferentes objetos. Le gusta jugar contigo y podría empezar a mostrarte cosas con las que está jugando, por ejemplo, un juguete o una muñeca.

Tu peque está mejorando su uso de las manos y los dedos y probablemente se alimentará solo con los dedos en la mayoría de las comidas.

Es posible que se levante para ponerse de pie sujetándose de los muebles, o incluso podría mantenerse de pie solito. Por ahora, podría dar sus primeros pasos por su cuenta o incluso podría caminar sin ayuda. Sin embargo, caminar es agotador para él, por lo que a veces puede gatear.

A esta edad, tu bebé también podría realizar otras acciones como moverse al ritmo de una canción, seguir instrucciones como ‘’dame el juguete’’, cooperar más a la hora de ser vestido…

Es importante tener controlado a tu bebé en todo momento, ¡te sorprenderías de lo lejos que puede llegar! Ya sea gateando o andando, puede pasar del sofá, al suelo y a otra habitación casi sin que te des cuenta.
 

Estimulación del bebé de 12 meses

No te puedes perder ...

¿Qué puede comer un niño de 10 meses?

¿Qué puede comer un niño de 10 meses?

La alimentación del niño de 10 meses es similar a la de un niño de 9 meses ya que a esta edad no se introduce ningún alimento nuevo, aunque según haya sido su alimentación hasta ahora puedes probar con verduras o frutas que todavía no hubiera probado. También mejora su coordinación para comer él solito con cubiertos o con las manos.

Y tambien:


Algunas cosas simples que puedes hacer para ayudar al desarrollo de tu pequeño a esta edad:

- Empieza a relacionar las palabras con sus significados; por ejemplo, cuando digas "pelota" o "peluche", es posible que busque estas cosas a su alrededor.

- Desarrolla las habilidades de hablar y comunicarse de tu bebé escuchándolo y respondiéndole. Puedes copiar lo que dice; por ejemplo, si dice "mamá", puedes decir  "Sí, soy tu mamá". Esto fomenta la conversación bidireccional y también hace que tu peque se sienta valorado y amado.

- Jugar es una forma importante para que tu hijo descubra cómo funcionan las cosas. Reserva tiempo para exclusivamente jugar con él, sin distracciones. Puede ser tanto en el interior como en el exterior, y puedes utilizar diferentes juguetes  objetos cotidianos. Deja que sea él quien elija el objeto. Primero puedes ver cómo reacciona ante él, y luego ayudarle a entender su uso, por ejemplo, apilando los bloques o haciendo sonar un juguete interactivo.

- Mostrar cariño y que el bebé se sienta querido forman parte del desarrollo. Dale a tu hijo muchos abrazos y besos: la empatía y la atención positiva son buenas para su desarrollo emocional. Pero recuerda que tu niño todavía está aprendiendo cómo funcionan sus emociones y cómo llevarse bien con los demás.

- Lee mucho con él. Puedes contarle una historia o sentaros juntos a ver un libro con ilustraciones. Esto estimula el habla y la imaginación.

- Fomenta las habilidades cotidianas como usar una cuchara, beber de una taza y quitarse un gorrito. Estas habilidades implican movimientos musculares grandes y pequeños, así como la capacidad de tu niño para pensar en lo que está haciendo.

- Fomenta el movimiento: esto ayuda a tu hijo a desarrollar fuerza muscular, lo cual es importante para movimientos más complejos como caminar y correr. Hacer que el hogar sea seguro significa que tu peque puede moverse de forma activa sin lastimarse.
 

¿Qué me espera los próximos meses?


Durante el primer año el  bebé crece de manera muy rápida y llega a triplicar su peso de nacimiento. Dentro de poco el crecimiento decelerará, seguirá creciendo y cogiendo peso pero de manera más gradual.

Es probable que en las próximas revisiones el pediatra de pregunta sobre si el bebé está alcanzando ciertos hitos acorde a su edad. Hay una serie de acciones que se consideran ‘’normales’’ para cada edad.  Contesta de manera sincera y coméntale otras acciones que tu bebé ya realice.

A partir del año de edad la mayoría de niños ya anda y para los 15 meses casi la mitad avanza sobre sus piernas con seguridad. Lo próximo será correr y caminar hacia atrás, pero todo llegará…

No queda nada para que los primeros dientes empiecen a salir. Para algunos bebés este proceso es molesto y doloroso, por lo que buscan maneras de aliviarse. Puedes notar que se lleva más objetos a la boca, como intentando descubrir que pasa ahí dentro.

Cada vez identifican a más personas y más objetos. Entienden quién es papá y mamá, pero también saben que la cuchara se utiliza para comer y los cojines están en la cama.


Fuente:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 15-09-2020

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.