×
  • Buscar
Publicidad

Cuando un bebé empieza a decir "papá"

Cuando un bebé empieza a decir

La comunicación es algo que los bebés pueden poner en práctica desde el día de su nacimiento. Son capaces de expresarse y de hacer notar sus emociones, aunque la mayor parte del tiempo lo hagan llorando. Al poco tiempo su forma de comunicarse irá desarrollándose y podrá utilizar su cuerpo para hacerse entender y, cuando menos te lo esperes, dirá sus primeras palabras.

Publicidad

El desarrollo del lenguaje, como casi todo en las primeras etapas de la vida, va a un ritmo diferente en cada niño y niña. Algunos consiguen balbucear sus primeras palabras y hablar con más rapidez que otros, pero esto no significa que exista ningún problema si tardan más. Además, a algunos les gustará “conversar” con sus progenitores mientras que a otros son algo más tímidos y les costará más. Con esto se quiere decir que cada pequeño es único y que la rapidez no es sinónimo de una mayor inteligencia.

 

Durante los primeros meses y años de vida de un bebé se le realizarán diversas revisiones médicas para comprobar que está sano y que su desarrollo y crecimiento transcurre adecuadamente. Estas citas con el pediatra ayudarán a descartar si existe algún tipo de retraso o problema en su desarrollo y se evalúa desde que pueda sostener la cabeza por sí solo o quedarse de pie y dar sus primeros pasos hasta que pueda emitir palabras o algunas vocalizaciones. Todos estos parámetros darán al especialista un veredicto para identificar si el menor está saludable y crece con normalidad, pero, como decimos, son medias y no son datos exactos en cada niño.

No te puedes perder ...

¿Cuándo un bebé empieza a ponerse de pie?

¿Cuándo un bebé empieza a ponerse de pie?

Alrededor de los nueve y diez meses el bebé descubre su movilidad, avanza hacia delante gateando y le encanta cambiar de postura. Además, es capaz ya también de girar el tronco con bastante seguridad. Para ayudarle deberías extender tus brazos, llamarle y animarle a que gatee hasta ti. También puedes ofrecerle tus dedos para que se ayude de ellos para levantarse, y luego levántale los pies, de uno en uno, y vuelve a apoyarlos en el suelo.

Y tambien:

 

Existen varios factores como la herencia, la escolarización, la familia y el entorno en el que crece el menor que afectan al desarrollo del lenguaje. De igual forma, la estimulación por parte de la madre y del padre también va a influir en que desarrollen antes el habla y su capacidad expresiva. Algunos de los trucos que se pueden seguir para potenciar a que adquiera y mejore su comunicación verbal son:

 

-Utilizar palabras cortas, de una o dos sílabas, para dirigirse al pequeño de manera clara y exagerada para que su oído se haga con esas palabras y comience a imitar lo que escucha. Poco a poco se podrá ir aumentando su vocabulario.

-Una vez adquirida la capacidad anterior, los padres deberán comunicarse con el menor a través de frases cortas y sencillas para facilitar su entendimiento. Una manera de que el bebé entienda mejor el significado de la frase es mostrando visualmente el contenido de esta. Algunos ejemplos serían “papá baña al bebé” o “mamá alimenta al bebé”.

-Estimular la expresión espontánea del lenguaje hablándole todo el tiempo en cualquier situación cotidiana como haciendo la compra, yendo al parque o haciendo la comida.

-Animarle a pedir con palabras lo que quiere. Esta es una manera de que no den por sentado que los progenitores les entienden con sus gestos y se tengan que esforzar más para pedir algo.

-Ejercitar con movimientos los músculos que intervienen en la fonación. Hay muchos ejercicios que se pueden hacer para que el niño o la niña tomen consciencia de la existencia de esos órganos y como se mueven. Acciones como mandar besos, jugar con expresiones faciales, hacer morritos hacia la derecha, la izquierda y de frente o soplar una flauta o un pito son algunos de estos ejercicios.

 

Por norma general, los bebés comienzan a emitir palabras como “papá”, “mamá” o “agua” como muy tarde a los 18 meses. Durante el primer año es capaz de emitir sus propios sonidos balbuceando vocalizaciones a-e. No es hasta los 9 meses cuando son capaces de unir esos chapurreos y sonidos y decir palabras sencillas como “papá”, aunque no comprenda lo que significa. Entre los 12 y 15 meses los sonidos, balbuceos y palabras que transmite son mayores, tanto en cantidad como en el tiempo que se pasa imitando sonidos y vocablos. A partir de este punto comienza a ser capaz de comprender órdenes sencillas.

 

En cualquier caso, son muchos los padres y las madres que se preocupan innecesariamente al ver que sus hijos no son capaces de hilar dos o tres palabras y que otros niños ya construyen frases sencillas y hablan de manera fluida. Si el médico no ha percibido ningún tipo de retraso en el desarrollo del lenguaje no hay ningún problema. Hasta los 6 años los pequeños no son o no tienen por qué ser capaces de construir frases perfectas y de comunicarse de manera natural y espontánea.

 

Si se diese el caso de que con 18 meses o más el bebé no es capaz de decir palabras fáciles como “papá”, “mamá” o “agua” y, además, tiene problemas para moverse independientemente lo mejor es consultar con un especialista ya que puede tratarse de alguna afección neurológica o de falta de estimulación externa.


Te puede interesar:

TodoPapás ha desarrollado una calculadora para detectar niños con altas capacidades de 3 añosque arroja como resultado qué porcentaje de ajuste muestra a los síntomas típicos que tienen estos niños según su edad.

Fuentes:

Asociación Española de Pediatría

https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/lenguaje-en-nino

Juana Lorente Aledo, logopeda

https://logopedaslacoruna.com/como-estimular-el-lenguaje-verbal-de-los-bebes-logopedas-la-coruna/

 

 

 

Fecha de actualización: 07-08-2019

Redacción: Andrea Rivero

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad