¿Cuándo un bebé aplaude?

¿Cuándo un bebé aplaude?
comparte

Aplaudir, es decir, chocar repetidamente las palmas de las manos una contra la otra como muestra de alegría o aprobación, es uno de los hitos de desarrollo de los bebés relacionados con la motricidad fina. Para los bebés, es un juego maravilloso que consiguen hacer en torno a los 11 meses y, una vez aprendan, no querrán parar.

Son muchos los hitos de desarrollo que van alcanzando los bebés conforme van creciendo, sobre todo en su primer año de vida, cuando pasan de no poder hacer apenas nada, a gatear, caminar agarrados o solos, coger cosas con las manos, apilar, llevarse la comida a la boca, sujetar un lápiz, balbucear unas cuantas palabras, etc.

Por lo tanto, el primer año es muy importante en el desarrollo de un bebé y ayuda a comprobar que no hay ningún problema en el desarrollo del pequeño, por eso el pediatra te hará tantas preguntas en cada revisión sobre sus logros, aunque siempre hay que tener en cuenta que el ritmo de cada niño varía y puede haber una desviación de meses sin que eso suponga ningún problema. Asimismo, si el bebé nació antes de tiempo, siempre habrá que tener en cuenta la edad corregida, es decir, los meses que tendría el bebé si hubiera nacido a término.

En cuanto a la motricidad fina, estos son algunos de los logros que alcanza entre los 8 y los 12 meses:

- Tirar objetos

No te puedes perder ...

- Soltar un juguete para coger otro

- Comerse solo un trozo de pan o una galleta

- Coger cosas entre el dedo índice y el pulgar

- Dar objetos a otras personas

- Golpear objetos

- Beber solo de una taza

- Hacer el movimiento de pinza con la punta del índice y el pulgar

- Sacar y meter objetos de una caja

- Apuntar con el índice

- Meter los dedos en orificios

- Lanzar una pelota

- Meter objetos en una caja

- Coger la cuchara por el mango

- Aplaudir

- Encajar objetos

- Quitarse los calcetines

Estos hitos están ordenados en base a la edad a la que alcanza cada uno, lo que significa que hacia los 8 meses consigue hacer los primeros y, en torno al año, los últimos. No obstante, como decíamos, cada niño tiene un ritmo de desarrollo distinto, por lo que habrá niños que con 8 meses cojan la cuchara por el mango, mientras que otros no lo lograrán hasta los 13 meses.

No debes preocuparte porque tu hijo alcance un poco más tarde algunos hitos siempre que veas que avanza y va logrando más cosas poco a poco.

En cuanto a aplaudir, como decíamos, lo consiguen hacia los 11 meses, aunque igualmente hay niños que ya saben aplaudir con 9 meses y otros que no lo logran hasta los 13.

Aplaudir es un juego muy divertido para los niños y pronto descubren que sirve para mostrar alegría, por lo que no dudará en dar palmas en cuanto se sienta feliz o para mostrar que un juego o un cuento le gustan. Por eso, es una buena manera de comunicarnos con nuestro hijo y saber si algo le agrada o no, por lo que se aconseja ayudar al niño a aprender a aplaudir.

Consejos para desarrollar su motricidad fina

Aunque es cierto que cada niño tiene su propio ritmo de desarrollo y que hay que darles libertad y nunca forzarles a hacer nada para lo que no estén preparados, sí es conveniente que realices con él desde bebé diversos juegos y actividades que le pueden ayudar a mejorar sus habilidad y potenciar capacidades y destrezas como la motricidad fina.

Estos son algunos juegos y actividades que puedes hacer con él para potenciar su motricidad fina en general, y la capacidad de aplaudir en particular:

1- Ofrécele objetos para que los coja con sus manos.

2- Déjale objetos cerca para que intente alcanzarlos.

3-  Cuando tenga un juguete en una mano, ofrécele otro para que sea capaz de tirarlo y coger ese otro y, más tarde, de pasárselos de una mano a otra.

4- El juego de los “5 lobitos” es uno de los mejores para enseñarle a conocer y mover sus manos. Recuerda que la imitación es la forma de aprender de los niños, por lo que debes cantarle la canción y mostrarle cómo se mueve tu mano muchas veces antes de conseguir que él lo imite.

5- Coloca al niño sentado frente a ti en su trona o su sillita, o en el suelo con unos cojines, y enséñale a aplaudir y a jugar a palmas palmitas. Al principio no será capaz de hacer bien esos movimientos, pero pronto irá aprendiéndolo a fuerza de verte.

6- Ofrécele objetos pequeños fáciles de agarrar, y seguros, para que aprenda a hacer el movimiento de pinza. Nunca le dejes solo con cosas pequeñas con las que pueda atragantarse, ya que se llevan todo a la boca. 


Puedes estar interesado en:
Las tablas de percentiles de peso y talla del bebé son elaboradas por la OMS para facilitar al máximo el control del desarrollo de un bebé dado en relación a otros bebés de su misma edad.


Fuentes:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>