Beneficios de gatear

Beneficios de gatear
comparte

A pesar de que cada vez son más los niños que se saltan la fase del gateo y comienzan directamente a andar, hay que procurar que el bebé gatee ya que esta actividad presenta múltiples beneficios para su desarrollo motriz, sensorial y mental.

La mayoría de los bebés, en torno a los 8 meses, comienza a arrastrarse por el suelo y a gatear, su primera forma de moverse de manera independiente previa a dar sus primeros pasos. No obstante, algunos bebés, por diversos motivos, pasan directamente de estar sentados sin moverse a andar, y es una pena porque el gateo es muy beneficioso para el desarrollo del bebé en todos los ámbitos:


1- Gatear ayuda a conectar los dos hemisferios cerebrales y a crear rutas de información importantes para el desarrollo de diversas funciones cognitivas.


2- Desarrolla el sistema vestibular y el sistema propioceptivo que mejora la percepción de organismo y las partes del cuerpo.


3- Ayuda a establecer la lateralización del cerebro (es decir, a definir qué hemisferio es el dominante y si el niño es zurdo o diestro).


4- Fortalece los músculos y las articulaciones de brazos, piernas, cuello y espalda, lo que ayudará al niño a ponerse de pie y andar cuando llegue el momento. Además, favorece la correcta formación de las caderas, lo que permitirá que estas soporten mejor el peso del niño al ponerse de pie.


5- Mejora el equilibrio y la coordinación del niño.


6- Mejora la coordinación ojo-mano, lo que influirá en las destrezas manuales. Asimismo, cuando el niño gatea se establece entre ambos una distancia similar a la que más adelante habrá entre ojo y mano al leer o escribir, por lo que el gateo favorecerá el posterior aprendizaje de la escritura.


7- Fomenta el desarrollo visual ya que, al tener que mirar al suelo para ver dónde colocar la mano o la rodilla, el niño enfoca los dos ojos en un mismo punto a corta distancia, un estupendo ejercicio para los ojos que ayuda a evitar el estrabismo.


8- Ayuda a comprender conceptos de distancia y espacio y a medir el mundo que le rodea ya que la distancia que hay entre los ojos y la palma de la mano es una medida universal, la braza.


9- Fortalece la autonomía y la independencia del niño al permitirle moverse por sí mismo y tomar sus propias decisiones.


10- Fomenta la curiosidad y las ganas de aprender del pequeño.


11- Mejora todos los sentidos del niño, la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto al permitirle tocar, ver, explorar y descubrir.


¿Y si no gatea?


Aunque por supuesto es mejor que el niño gatee por todos los beneficios antes mencionados, por supuesto nunca hay que forzarle y si tu hijo no gatea por mucho que lo intentes y directamente echa a andar, no te preocupes, eso no significa que vaya a tener problemas de coordinación, aprendizaje o cualquier otro.


No obstante, sí es importante que sea capaz de moverse autónomamente antes de los 12 meses, ya sea gateando, andando o arrastrándose. Por eso, es conveniente que le estimules con una serie de ejercicios y actividades divertidas que podéis hacer juntos:


- Ponle boca abajo en una superficie blanda y colócate a su lado a cuatro patas. Cuando te mire, gatea para que aprenda cómo se hace y anímale a hacer lo mismo.


- Coloca cerca de él juguetes u objetos llamativos, pero no tanto como para que pueda alcanzarlos sin moverse.


- Si tiene hermanos mayores, podéis hacer carreras de gateo para que vea cómo os divertís e intente imitaros.


- Es fundamental que tenga mucho espacio para moverse con libertad y explorar el mundo y sus posibilidades, así que intenta que pase la mayor parte del tiempo jugando en el suelo de la habitación, no sentado en su carro o encerrado en el parque de juegos.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar